EL CIERRE DE LA GIRA PAPAL

Papa se disculpa con las víctimas de abusos sexuales

Reconoció que la palabra “prueba” hirió a muchos, pero argumentó que tiene que “buscar evidencias”.

Francsico: en Perú tuvo un recibimiento más multitudinario que en Chile. Foto. AFP
Video. Foto: AFP

El papa Francisco regresó al Vaticano luego de una de sus giras más duras de su gestión al frente de la Iglesia Católica. La última muestra de lo difícil que fue la dio ayer, a bordo del avión que lo llevó de Lima a Roma: tuvo que disculparse con las víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes luego de haber exigido "pruebas" contra un obispo chileno.

Este sexto viaje a América Latina del papa tuvo contrastes. Fervor exaltado por parte de los peruanos, y una acogida más apagada en Chile, donde los escándalos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes empañan la imagen de la Iglesia.

"Este ha sido un viaje, como se dice en español, pasteurizado, como la leche, pasando del frío al calor y del calor al frío", resumió ayer lunes ya en el avión.

En su diálogo con los periodistas, el papa pidió "disculpas" a las víctimas de abusos sexuales, tras el escándalo provocado en Chile por su apoyo al obispo Juan Barros.

A Barros se le acusa de proteger a su antiguo mentor, el sacerdote Fernando Karadima, quien en 2011 fue hallado culpable en una investigación del Vaticano de abusar de adolescentes durante muchos años. Barros fue uno de los religiosos entrenados por Karadima hace unos 20 años. Él y otros tres se convirtieron en obispos. Un laico chileno, Juan Carlos Cruz, ha dicho que Barros vio como Karadima abusó de él.

"El día que me aporten una prueba contra el obispo Juan Barros, lo hablaré con ustedes. No hay una sola prueba contra él. Todo es calumnia. ¿Está claro?", había dicho el jueves pasado ante periodistas chilenos.

Pero ayer tuvo que aclarar sus dichos. Algo esencial "es lo que sienten las víctimas de abusos. Y debo pedir disculpas, porque la palabra prueba ha herido a muchas víctimas. Pero yo tengo que buscar la evidencia. Y pido disculpas. Es una herida (hecha) sin quererlo", reconoció Francisco.

En Chile, el papa ganó puntos al expresar su "vergüenza", y recibir a dos víctimas de abusos, con las que "rezó y lloró", según el Vaticano. "El caso de Barros se estudió, se reestudió, y no hay pruebas. Es lo que quise decir. No tengo pruebas para condenarlo. Y si yo condenara sin prueba o sin certeza moral, cometería yo un delito de mal juez", dijo Francisco.

La etapa chilena también estuvo marcada por incendios de iglesias fomentados por una minoría reivindicativa de los indígenas mapuches, cuyos derechos sin embargo el papa defendió.

Más allá de estas polémicas, en Chile vivió momentos fuertes, como la visita a una cárcel de mujeres con muchos niños, en Santiago. "Estuve muy emocionado durante este encuentro, una de las cosas más bellas de este viaje", confió Francisco, con los ojos empañados ante los testimonios desgarradores de las presas.

Otro momento fuerte fue el aterrizaje en plena selva amazónica en Perú, afectada por el cambio climático. "Es evidente que este acontecimiento ha sido una señal al mundo", juzgó. En Perú, sintió "la calidez de la gente", "un pueblo que sale para expresar su alegría y su fe", como demostró en una misa, el domingo, a la cual asistieron 1,3 millones de personas a pesar de un sol de justicia.

Mensaje a Davos.

En otro orden, el papa Francisco llamó este lunes a los participantes en el Foro de Davos a asumir la "responsabilidad" ante la pobreza y las desigualdades crecientes en el mundo.

"Es un imperativo moral, una responsabilidad que nos concierne a todos, de crear las condiciones apropiadas para que todos vivan de manera digna", escribió el papa en un mensaje leído en la inauguración de este foro, el gran encuentro anual de la élite política y económica del planeta.

"No podemos quedarnos en silencio ante el sufrimiento de millones de personas cuya dignidad está herida, no podemos continuar más hacia adelante haciendo como que la pobreza y la injusticia crecientes no tienen una causa", añade el papa.

En 2014, Francisco había llamado a la élite política y económica mundial a demostrar "determinación" para luchar contra la exclusión social.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º