Los cuadernos de las coimas en Argentina

Otros empresarios piden colaborar en el caso de coimas K

De Vido negó recibir dinero en “bolsas o bolsitas” y consideró “descabellado” que él fuera el jefe.

Claudio Bonadio: el juez de la causa de los cuadernos de las coimas citó a Cristina Kirchner para el lunes. Foto: La Nación / GDA
Claudio Bonadio: el juez de la causa de los cuadernos de las coimas citó a Cristina Kirchner para el lunes. Foto: La Nación / GDA

Ayer fue un viernes a puro vértigo en el juzgado que lleva la causa de los "cuadernos de las coimas" durante los gobiernos kirchneristas. Uno de los personajes centrales de las tramas de corrupción denunciadas en Argentina en los últimos años, el exministro de Planificación Julio de Vido, presentó su testimonio ante el juez Claudio Bonadio. También declaró el empresario Carlos Wagner, que se sumó a la lista de "arrepentidos" que ofrecen colaborar con investigación, y hasta un sobrino del también empresario Eduardo Eurnekian, se presentó para admitir que había entregado dinero a Roberto Baratta, el número dos de De Vido en el Ministerio de Planificación.

En su testimonio, De Vido se centró en descalificar las denuncias. "Niego total, categórica y absolutamente los hechos que se me atribuyen", dijo el exministro de Planificación y pidió su sobreseimiento inmediato en la causa por los "cuadernos de las coimas".

De Vido presentó un escrito ante el juez Bonadio en el que aseguró que es "descabellada" la idea de que él sea el jefe de una asociación ilícita, y negó por completo haber recibido fondos ilegales en "bolsas, bolsitas, sobres o cajas". En el escrito de unas 15 carillas, el exministro no mencionó a Roberto Baratta, cuyo chofer escribió los cuadernos que desataron un escándalo.

"Niego haberme beneficiado de fondos ilegales", agregó De Vido, que fue trasladado a primera hora de la mañana desde la cárcel donde cumple una condena por otro caso de corrupción. Subió al despacho del juez Bonadio después de las 9:30, entregó un escrito y se negó a responder preguntas.

Otro arrepentido.

Por su lado, el empresario Carlos Wagner, de 76 años, expresidente de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) y de la constructora Esuco, llegó a un acuerdo con el fiscal Carlos Stornelli para convertirse en imputado colaborador y quedar en libertad. Ahora, el juez Bonadio debe leer su declaración indagatoria para definir si homologa su acuerdo y si puede ser excarcelado. Wagner puede aportar datos sobre la distribución de las obras públicas del kirchnerismo entre los consorcios empresarios.

"Wagner hizo un aporte importantísimo a la causa, el más importante de todos", señaló una fuente con acceso a la investigación. Wagner mencionó a Roberto Baratta y al exsecretario de Obras Públicas José López como brazos ejecutores de la recaudación de dinero y dijo que respondían a Julio de Vido.

Por el mismo caso, se presentó ayer en los tribunales federales uno de los herederos de Eduardo Eurnekian para admitir que entregó dinero al menos en dos ocasiones a Baratta , por un total de US$ 200.000.

Hugo Eurnekian, quedó bajo la mira de la Justicia a partir de los cuadernos del exchofer del Ministerio de Planificación devenido "arrepentido", Oscar Centeno , quien jamás mencionó su apellido, pero sí anotó la dirección de múltiples empresas de Corporación América.

"No era mío".

José López ganó fama en 2016 cuando fue descubierto intentando ocultar bolsos con casi 9 millones de dólares en un convento de Buenos Aires. Desde entonces está preso. Ayer declaró no por la causa de los cuadernos, sino en el juicio por enriquecimiento ilícito que se le sigue. Dijo que el dinero que intentó ocular no era suyo sino "de personas vinculadas a la política, de las cuales no puedo hablar. No es una persona, sino varias, y yo mismo no sé bien quiénes son todos ni quiero saberlo".

Además dijo que su "intervención en el traslado al convento fue forzada".

"Quiero declarar porque quiero que se demuestre que no me enriquecí ilícitamente en la función pública", aseguró. Y agregó: "Voy a declarar siempre que no ponga en riesgo la seguridad de mi familia y la mía propia". López sostuvo que anteriormente estuvo "condicionado" en sus declaraciones.

Había expectativa de que López se sumarse a la ola de arrepentidos que figuran en los "cuadernos" y que admitieron la entrega de dinero a los Kirchner. Está en la causa y es probable que sea citado por el juez. EN BASE A LA NACIÓN, GDA

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º