CRISIS EN VENEZUELA

"Operación Libertad", el plan de Juan Guaidó para derrocar a Nicolás Maduro

EE.UU. admite diálogo con México y Noruega para el exilio del mandatario venezolano.

Guaidó volvió a dejar abierta la posibilidad de una intervención militar en Venezuela. Foto: AFP
Guaidó volvió a dejar abierta la posibilidad de una intervención militar en Venezuela. Foto: AFP

El líder opositor Juan Guaidó está decidido a apurar la caída del régimen de Nicolás Maduro. Ayer miércoles anunció para el sábado 6 de abril el primer simulado del plan Operación Libertad, con el que piensa tomar el palacio de Miraflores, sede del gobierno. Pero antes, para este sábado 30, Guaidó convocó movilizaciones para protestar por los apagones masivos que esta semana volvieron a golpear la frágil economía venezolana.

En un acto en el oeste de Caracas, que sirvió de rueda de prensa, Guaidó volvió a dejar abierta la posibilidad de una intervención militar en Venezuela, en momentos en que Estados Unidos reconoce que está negociando con otros países, como México y Noruega, un eventual exilio de Maduro.

El fuerte apoyo de Estados Unidos al líder opositor quedó reflejado una vez más ayer miércoles, cuando el presidente Donald Trump recibió en la Casa Blanca a la esposa de Guaidó, y envió un firme mensaje a Rusia para que retire a los militares que tiene en Venezuela.

Marchas.

"Convocamos este sábado en todo el territorio nacional a rechazar que se fue la luz", dijo Guaidó en alusión al apagón que comenzó el lunes y que el régimen de Maduro atribuye a atentados "terroristas".

"Cada vez que a usted le falte la luz, el agua, el gas, el transporte, no es momento de acostumbrarse, es momento de exigir nuestros derechos", afirmó Guaidó, al llamar a sus partidarios a no permanecer "pasivos".

Guaidó pidió a los venezolanos incluir en los reclamos del sábado el "cese de la usurpación".

El líder opositor anunció que el 6 de abril se realizará "un primer simulacro" de la Operación Libertad, el nombre con que espera "llenar de contenido" su objetivo de sacar a Maduro de la Presidencia.

Para ese primer sábado de abril, explicó, los ciudadanos deberán organizarse en "comités de ayuda y libertad" de civiles, militares, y empleados públicos "con determinación y sentido de urgencia" para "salir pronto de esta tragedia en que nos ha sumido este régimen".

Los apagones están dando un golpe demoledor a la hundida economía de Venezuela. Foto: AFP
Los apagones están dando un golpe demoledor a la hundida economía de Venezuela. Foto: AFP

Guaidó pidió a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), los cuerpos policiales e instituciones públicas, todas controladas por el régimen, que se rebelen pues, sostuvo, "llegó el momento de agitar en todos los estados, en todas las comunidades".

Para ello, remarcó, es necesario que la FANB "se ponga del lado de la constitución" y rechace las órdenes de Maduro, y que las fuerzas de orden público protejan a los manifestantes y actúen contra los cuerpos de civiles armados que son fieles al régimen.

Guaidó reiteró que "todas las opciones están sobre la mesa", en referencia a una eventual intervención militar, y que cuenta con el apoyo mayoritario de la comunidad internacional. "Estamos construyendo la salida más rápida posible de este régimen y de esta tragedia que oprime al país", afirmó.

Rusia y China, principales acreedores de la deuda externa de Venezuela (estimada en 150.000 millones de dólares), se han convertido en los grandes aliados de Maduro.

¿Exilio de Maduro?.

En Washington el secretario de Estado de Trump, Mike Pompeo, confirmó ayer miércoles contactos con México y Noruega para analizar el futuro de Maduro. En una audiencia en el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Pompeo reconoció conversaciones para encontrar un camino para que Maduro se vaya al exilio.

El legislador cubano-estadounidense Albio Sires, un demócrata que representa al estado de Nueva Jersey, le preguntó a Pompeo si había hablado con México y Noruega, que se han ofrecido a negociar el fin de la crisis venezolana, para encontrar una manera de sacar a Maduro del país.

"Sí, personalmente he estado en conversaciones con esos dos gobiernos", respondió Pompeo, sin dar más detalles.

Pompeo reiteró que Estados Unidos descarta dialogar con Maduro como forma de superar el impasse político.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. Foto: EFE
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. Foto: EFE

"Debo decir que no hay pruebas de que valga la pena hablar con Maduro en este momento. Le llegó la hora, se le acabó el tiempo, es hora de que se vaya", dijo.

Chile anunció el martes que busca ser el puente para una solución pacífica en Venezuela y para eso se reunirá hoy jueves en Quito con el Grupo de Contacto Internacional (GCI), creado en febrero.

"La idea es buscar espacios de convergencia"", dijo el canciller Roberto Ampuero.

El GCI se lanzó el 7 de febrero en Montevideo, con un plazo de 90 días para intentar lograr una salida pacífica a la crisis en Venezuela. Está conformado por la UE y ocho países europeos (Alemania, España, Francia, Holanda, Italia, Portugal, Reino Unido y Suecia), además de Bolivia, Costa Rica, Ecuador y Uruguay.

Trump: "Militares rusos tienen que salir"
Trump junto a Fabiana Rosales, esposa de Juan Guaidó, en la Casa Blanca. Foto: Reuters

El presidente Donald Trump instó ayer miércoles a Rusia a sacar a sus militares de Venezuela, durante una reunión con Fabiana Rosales, esposa del líder opositor Juan Guaidó.

El mensaje de Trump llegó tres días después de que dos aviones rusos aterrizaran en el principal aeropuerto de Venezuela, el de Maiquetía, cerca de Caracas, con unos 100 militares a bordo, según medios locales.

"Rusia tiene que salir", sentenció Trump. Cuando le preguntaron si ha hablado con el gobierno ruso, respondió: "Ellos ya lo saben. Lo saben muy bien".

John Bolton, el asesor de seguridad nacional de Trump, dijo después a los periodistas que la frase "clara y sucinta" del presidente era un mensaje "directo" a su homólogo ruso, Vladímir Putin.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, ya advirtió el lunes a su homólogo ruso, Sérgei Lavrov, que Estados Unidos no se quedará "de brazos cruzados" ante la presencia rusa en Venezuela. Pero Rusia ha defendido su cooperación militar con el régimen de Nicolás Maduro.

Trump también insinuó que Estados Unidos no puede aumentar mucho más la presión sobre Maduro si no es mediante la vía castrense. "Fuera de lo militar, no se puede alcanzar más presión de la que ya tienen", señaló.

OEA pide por la vida del jefe de gabinete

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió ayer miércoles al régimen venezolano que adopte las medidas necesarias para proteger la vida e integridad personal de Roberto Marrero, el jefe de despacho del líder opositor Juan Guaidó, detenido el pasado jueves.

La CIDH, órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), también pidió por el diputado Sergio Vergara, cuya vivienda fue registrada el mismo día en que fue arrestado Marrero. En su notificación, el organismo considera que Marrero y Vergara "se encuentran en una situación de gravedad y urgencia, toda vez que sus derechos enfrentan un riesgo de daño irreparable". Por eso, solicitó al Estado de Venezuela que adopte "las medidas necesarias" para garantizar la seguridad de Marrero y Vergara, así como para proteger su vida e integridad personal.

Además, pide que se garantice el "acceso a visitas" de abogados y familiares de Marrero, que no han podido visitarle desde su arresto el pasado jueves. En ese sentido, la CIDH expresó especial preocupación por el hecho de que "durante un tiempo" se desconociera el paradero de Marrero, que, según sus abogados, podría estar en el Servicio de Inteligencia.

Almagro responde a las críticas de Rusia

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, respondió ayer miércoles al gobierno ruso, y afirmó que tiene competencia para posicionarse sobre Venezuela porque su misión es "velar por la paz y la seguridad".

Almagro rechazó los "desinformados comentarios" de portavoces de la Cancillería rusa, que el martes consideraron que la OEA es un "órgano técnico" y, por tanto, no es quién para posicionarse sobre la cooperación entre Venezuela y Rusia.

Luis Almagro se refirió a la situación de Venezuela. Foto: EFE.
Luis Almagro se refirió a la situación de Venezuela. Foto: EFE.

El secretario general de la OEA recordó al Kremlin que su "competencia fundamental es velar por la paz y la seguridad en la región" y, por tanto, "evitar el armamentismo, venga de donde venga, es propósito esencial de la organización".

El lunes, la Secretaría General tachó de "inadmisible" la llegada de tropas rusas a Venezuela y ayer miércoles volvió a reiterar su "rechazo inequívoco" a la presencia de militares rusos en territorio venezolano por carecer de la autorización del Parlamento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)