CORONAVIRUS

Ómicron es más transmisible, pero más leve que la variante Delta

La Organización Mundial de la Salud, Pfizer y el científico estadounidense Anthony Fauci coinciden en que no hay evidencias de casos graves.

Pruebas de coronavirus. Foto: AFP.
Pruebas de coronavirus. Foto: AFP.

Después del revuelo que causó la aparición de la variante Ómicron, las aguas parecen que vuelven a su cauce. Ayer martes el principal asesor del gobierno de Estados Unidos, Anthony Fauci, la farmacéutica Pfizer y hasta la OMS le quitaron dramatismo a la nueva variante y anunciaron que no creen que pueda causar casos breves de covid, aunque Ómicron se transmite más rápido.

El director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, aseguró que los síntomas causados por la variante Ómicron parecen más leves que los provocados por otras mutaciones, pero advirtió que se transmite más rápido.

“No creo que sea una buena noticia tener algo que se propague rápidamente”, dijo Bourla en un foro organizado por el diario The Wall Street Journal, antes de subrayar: “Que se propague rápido significa que estará en miles de millones de personas y que puede que venga otra mutación. Nadie quiere eso”.

Bourla apuntó que Pfizer está investigando si su vacuna contra el covid ofrece una protección menor contra esta variante y aseguró que espera tener más información en las próximas semanas, aunque no ofreció una fecha concreta.

Asimismo, el ejecutivo de Pfizer se mostró esperanzado en que la Administración de Fármacos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos apruebe este mes el uso de las pastillas Paxlovid, que aspiran a convertirse en el primer tratamiento oral para los pacientes con COVID-19 en el país.

Menos grave

Por su parte, científico estadounidense Anthony Fauci dijo que aunque llevará semanas determinar la severidad de la Ómicron, los primeros indicios señalan que no es peor que las variantes previas y posiblemente sea más leve.

En declaraciones a la AFP, el asesor médico en jefe de la Casa Blanca dijo que la nueva variante es “claramente muy transmisible” respecto a la Delta, la cepa actualmente dominante en el mundo.

En cuanto a la severidad, “es casi seguro que no es más grave que Delta”, aclaró Fauci.

“Existe algún indicio de que hasta podría ser menos grave, porque cuando se observan algunas de las cohortes que se están siguiendo en Sudáfrica, la proporción entre el número de infectados y el número de hospitalizados parece ser menor que con la Delta”, afirmó.

Volvieron las prevenciones en varios países a raíz de la variante ómicron. Foto: AFP.
Volvieron las prevenciones en varios países a raíz de la variante ómicron. Foto: AFP.

Datos epidemiológicos de todo el mundo también indican que las posibilidades de reinfección son mayores con Ómicron.

Según Fauci, los resultados de los experimentos de laboratorio sobre la potencia de los anticuerpos de las vacunas actuales contra ómicron deberían llegar desde “los próximos días a una semana”.

“Mientras tengamos más infecciones en el resto del mundo, podría llevarnos más tiempo determinar su nivel de severidad”, puntualizó.

Fauci dijo que un virus más transmisible que no genera enfermedades más graves ni más hospitalizaciones ni muertes es “el mejor escenario”.

“El peor escenario es aquel en el que el virus no solo es altamente transmisible, sino que también causa una enfermedad grave y luego tienes otra ola de infecciones que no necesariamente se ven mitigadas por la vacuna o por infecciones previas de las personas”, agregó.

“No creo que se produzca el peor de los escenarios, pero nunca se sabe”, sentenció.

Finalmente, para la Organización Mundial de la Salud (OMS) tampoco hay pruebas de que Ómicron provoque una enfermedad más grave que las anteriores variantes de covid, y “no hay ninguna razón para dudar” de la eficacia de las vacunas contra la nueva variante.

“Tenemos vacunas muy eficaces que han demostrado su poder contra todas las variantes hasta ahora, en términos de gravedad de la enfermedad y de hospitalización, y no hay ninguna razón para pensar que no vaya a ser así” con Ómicron, explicó el director de emergencias de la OMS, Michael Ryan.

El director de emergencias señaló también que los estudios aún están en una fase temprana, ya que la variante se detectó apenas el 24 de noviembre. Desde esa fecha se ha identificado en unos 40 países. (Con información de AFP y EFE).

Prevención.

La aparición de la variante Ómicron obligó a varios países a reimponer restricciones o a suspender vueltos a países del sur de África, donde se detectaron los primeros casos. También le dio un impulso al llamado “pasaporte sanitario”, el certificado que indica que una persona ha recibido el esquema de vacunación completo y que le permite asistir a eventos o locales comerciales.

Brasil: El menor promedio de muertes por covid en 20 meses

Brasil registró en las últimas 24 horas 274 nuevas muertes por COVID-19, con lo que el promedio de óbitos en una semana cayó a 191 por día, su menor nivel en casi 20 meses.

La media de muertes por covid en una semana en Brasil no era tan baja desde el 22 de abril del año pasado, cuando, en las primeras semanas de la pandemia, se registró un promedio de 167 víctimas por día.

Según los datos divulgados ayer martes por el Consejo Nacional de Secretarías de Salud (Conass), Brasil también registró en las últimas 24 horas 10.250 nuevos contagios de covid, con lo que el promedio de casos cayó este martes hasta los 9.038 por día, igualmente uno de los menores desde mayo del año pasado.

De acuerdo con las cifras de la Conass, desde el inicio de la pandemia, en febrero del año pasado, Brasil acumula 616.018 muertes por covid, que lo convierten en el segundo país del mundo en número de víctimas, tras Estados Unidos. Pero la pandemia viene perdiendo fuerza desde junio y las cifras diarias de óbitos e infecciones están bajando.

Una mayor inmunidad con dosis de refuerzo

Una dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 distinta a la recibida en las primeras inyecciones puede provocar, en algunos casos, una mayor respuesta inmunitaria, según indicaron ayer martes las autoridades sanitarias europeas.

Los mejores resultados se obtuvieron usando primero una vacuna de vector viral como la de AstraZeneca o la de Johnson & Johnson, seguida de una inyección de una vacuna de ARN mensajero (ARNm) como la de Pfizer y Moderna.

La combinación “puede ser usada tanto para las inyecciones iniciales como para los refuerzos”, según un comunicado común de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC).

También permite a los países ser más flexibles cuando se enfrentan a un pico de contagios, especialmente si se agotan las existencias de una vacuna concreta, continuaron.

Varios países europeos han empezado a administrar dosis de refuerzo, seis meses después de las inyecciones iniciales contra el COVID-19, debido a la disminución de la inmunidad.

“Los resultados de estudios de vacunación heteróloga sugieren que la combinación de vacunas de vector viral y ARNm produce buenos niveles de anticuerpos (...) y una mayor respuesta de células T que el uso de la misma vacuna”, explicaron las autoridades sanitarias europeas.

Los anticuerpos son solo una parte de la respuesta inmunitaria, en la que también intervienen unas células denominadas células T. Aunque es más difícil de medir, esta “inmunidad celular” desempeña un papel muy importante, especialmente contra las formas graves de la enfermedad.

Algunos estudios sugieren que los efectos secundarios como el dolor, la fiebre, los dolores de cabeza y el cansancio son más altos tras una combinación de vacunas distintas, pero los resultados no son “uniformes”, agregaron la EMA y el ECDC.

Hasta ahora, el regulador europeo ha aprobado cuatro vacunas para adultos en la UE: Pfizer-BioNTech, Moderna, AstraZeneca y Johnson & Johnson.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados