PRIMERA MEDIDA

Nuevo presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, asume con una oferta a Kim Jong-un

Le pidió que renuncie a su arsenal nuclear a cambio de incentivos económicos.

Yoon Suk-yeol, nuevo presidente de Corea del Sur. Foto: AFP.
Yoon Suk-yeol, nuevo presidente de Corea del Sur. Foto: AFP.

El nuevo presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, asumió ayer martes con un llamado a que Corea del Norte renuncie a su arsenal nuclear a cambio de incentivos económicos.

Yoon, un político conservador de 61 años, llegó al poder en un momento en el cual Corea del Norte está en una postura cada vez más beligerante y ha realizado una quincena de pruebas militares desde comienzos de año, dos de ellas la semana pasada.

El nuevo presidente subcoreano celebró su primera reunión con los más altos responsables del Estado Mayor en un búnker subterráneo en la sede de la presidencia.

En su discurso inaugural en la Asamblea Nacional de Seúl, Yoon pidió a su vecino del norte que se desprenda de todo su arsenal nuclear, al que describió como una amenaza para la seguridad global.

Si Corea del Norte “se embarca genuinamente en un proceso para la desnuclearización completa”, Yoon afirmó estar dispuesto a presentar “un plan audaz” para reimpulsar la empobrecida economía de su vecino.

Para Park Won-gon, profesor de la Universidad Ewha, la oferta de Yoon de ayudar económicamente a Corea del Sur es una estrategia “anticuada”.

“Desde 2009, Corea del Norte dijo que no renunciará a sus armas nucleares a cambio de incentivos económicos”, explicó Park a la AFP.

El nuevo presidente ha prometido una diplomacia más agresiva tras los fracasados intentos de acercamiento con Corea del Norte de su predecesor Moon Jae-in.

Tras su victoria, Yoon dijo que iba a “tratar con severidad” la amenaza que representa el régimen de Kim Jong-un.

Yoon también señaló que busca una relación más sólida con Estados Unidos, su principal aliado. El presidente Joe Biden tiene previsto visitar el país asiático a finales de mayo.

En el plano interno, la frustración creciente de la opinión pública hacia el gobierno liberal de Moon Jae-in parece estar en el origen de la victoria de Yoon.

Yoon no tendrá un mandato fácil y asume el poder con una tasa de popularidad del 41%, una de las más bajas de la historia democrática de Corea del Sur para un inicio de mandato, según Gallup.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados