Publicidad

Niños desnutridos, el rostro más desgarrador de la crisis venezolana

Niños desnutridos en Venezuela. Foto: AFP

Una lata de leche para recién nacidos cuesta el equivalente a 21 dólares, casi cuatro salarios mínimos.

","

Mayerlin Díaz, madre de siete hijos, uno de ellos con síndrome de Down, pedía limosna y rebuscaba sobras entre la basura. De esa vida la sacó Kapüy.

"Mis hijos comen tres veces al día gracias a ellos, tengo mi trabajo aquí", afirma Díaz, quien recibe un bono mensual del gobierno que -dice- no le alcanza "ni para un kilo de arroz".

Kapüy también dona en hospitales fórmulas lácteas, pañales y ropa que suministran migrantes venezolanos gracias a su cuenta de Instagram @fundacionkapuy.

"Los quisiera ayudar a todos, pero no se puede. Necesitamos la ayuda humanitaria a como sea, los niños se están muriendo", dice llorosa Daniela, hija de médicos que emigraron por la crisis, como lo hicieron 2,3 millones de venezolanos desde 2015, según la ONU.

Publicidad

Publicidad