EN CHIAPAS

Migrantes se movilizan en México; piden salvoconductos hacia la frontera de EE.UU.

El documento, que los migrantes buscan conseguir en localidades vecinas del estado de Chiapas, tiene vigencia de un mes y les permite atravesar México sin ser detenidos o deportados.

Caravana de migrantes. Foto: EFE.
Caravana de migrantes. Foto: EFE.

Unos 2.000 migrantes, en su mayoría venezolanos, emprendieron ayer viernes una movilización en el sur de México para presionar por la entrega de salvoconductos que les permitan avanzar hacia la frontera con Estados Unidos.

Los migrantes, entre quienes también se cuentan centroamericanos, partieron en la madrugada desde la ciudad de Tapachula (fronteriza con Guatemala), donde la obtención de ese permiso migratorio tarda meses por la enorme demanda.

El documento, que los migrantes buscan conseguir en localidades vecinas del estado de Chiapas, tiene vigencia de un mes y les permite atravesar México sin ser detenidos o deportados.

“Esta caminata que estamos haciendo es por la necesidad; en mi país hay hambre, no hay trabajo, y en Tapachula no nos quieren atender, tenemos tres semanas y vamos a ver si Migración nos dan el carné”, dijo a la prensa el venezolano Ismael Pérez, quien salió de su natal Maracaibo junto con 14 primos.

“No perdemos la fe (...), vamos por un mejor futuro”, añadió otro venezolano.

Estas movilizaciones se han vuelto rutinarias, pues en el camino los migrantes obtienen los salvoconductos, aunque algunos denuncian que en el norte de México se les impide seguir su recorrido en autobús hasta la frontera.

Esta caravana parte en la misma semana de la tragedia registrada en San Antonio, Texas, donde el pasado lunes fueron encontrados 53 migrantes muertos por asfixia al interior y en los alrededores de un tráiler.

Algunos de los viajeros confían en que serán acogidos en Estados Unidos, luego de que el jueves la Corte Suprema de Justicia autorizó al gobierno de ese país a poner fin a una restrictiva política migratoria.

Conocida como “Quédate en México”, esa medida obliga a los migrantes a esperar en el país vecino la resolución de sus solicitudes de asilo. “Ahí salió en la noticia ayer que (el presidente estadounidense Joe) Biden dio paso libre, que no va regresar a ningún inmigrante”, comentó la venezolana Doris Perdomo, que avanza con dos hijos pequeños.

Según la ONU, desde 2015 más de seis millones de venezolanos han salido de su país por la grave crisis económica y política.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados