COVID-19

Macron a franceses: prepárense para vivir con el virus al menos hasta mediados de 2021

Francia superó el viernes el umbral de un millón de casos de COVID-19 desde el inicio de la epidemia.

El presidente francés Emmanuel Macron habla a los medios este viernes tras una visita a un hospital en Pontoise. Foto: AFP
El presidente francés Emmanuel Macron habla a los medios este viernes tras una visita a un hospital en Pontoise. Foto: AFP

Francia tendrá que vivir con el coronavirus al menos hasta el próximo verano boreal, dijo el presidente del país, Emmanuel Macron, el viernes.

Macron, que habló durante una visita a un hospital en Pointoise, cerca de París, dijo no solo que no hay planes en este momento para reducir los toques de queda que buscan impedir la propagación del virus, sino que podrían extenderse incluso.

"Cuando escucho a los científicos veo que las proyecciones son hasta el próximo verano (boreal) como muy pronto", afirmó, agregando que es muy pronto aún para decir si Francia se encamina a nuevos confinamientos totales o parciales.

El coronavirus se está extendiendo por Francia más rápido que durante el pico de la primera ola la pasada primavera boreal, dijo un asesor científico del gobierno más temprano el viernes.

El país anunció planes para extender un toque de queda a 38 departamentos administrativos más a partir de la medianoche del viernes. En total, dos tercios de los 67 millones de habitantes de Francia quedarán confinados cada noche desde las 21 a las 6 horas hasta principios de diciembre.

Francia superó el viernes el umbral de un millón de casos de COVID-19 desde el inicio de la epidemia, y la situación sigue degradándose con más de 40.000 nuevos casos registrados en 24 horas, según la agencia de salud pública.

En total, 42.032 nuevos casos fueron registrados el viernes, 410 más que el día anterior, un récord desde la generalización de los test a gran escala, para alcanzar en total 1.041.075 casos, según las cifras publicadas por la agencia.

El número de muertos también aumentó, con 298 nuevos fallecidos en 24 horas, para un total de al menos 34.508 muertos desde el comienzo de la epidemia.

La tasa de test positivos sigue aumentando, hasta el 15,1% frente al 14,3% del día anterior, comparado con el 4,5% de principios de setiembre.

Se hospitalizaron 2.091 nuevos pacientes (por un total de 15.008) e ingresaron 299 nuevos casos graves (+37) en cuidados intensivos, lo que eleva a 2.441 el número de enfermos graves en las unidades de cuidados intensivos, 122 más en 24 horas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error