Publicidad

Kiev fue blanco del mayor ataque de drones rusos desde el comienzo de la invasión

Más de 70 de estos aparatos fueron lanzados sobre la capital ucraniana en el día de la conmemoración del Holodomor, la gran hambruna de la década de los años 1930.

Compartir esta noticia
Recogen trozos de vidrios rotos
Habitantes de la capital ucaniana recogen vidrios resultantes de la explosión de un dron ruso en el patio de edificios residenciales.
Foto: AFP.

Con información de AFP y EFE
La capital de Ucrania, Kiev, fue blanco la madrugada de ayer del mayor ataque ruso con drones desde el comienzo de la invasión, en febrero de 2022, que dejó cinco heridos y decenas de edificios sin electricidad.

El bombardeo se produce el día de la conmemoración en Ucrania del Holodomor, la gran hambruna de la década de los años 1930, durante la era soviética, un “genocidio” orquestado según Kiev por Joseph Stalin y que provocó la muerte de millones de ucranianos.

Ayer por la mañana la fuerza aérea de Ucrania afirmó haber derribado 71 drones de ataque Shahed de fabricación iraní lanzados durante la noche por Rusia. “La mayoría de ellos fueron destruidos en la región de Kiev”, afirmó. Cinco personas, incluido un niño de 11 años, resultaron heridas, dijeron las autoridades locales, asegurando que fue el “ataque más masivo desde el comienzo de la invasión” de Ucrania.

La alerta aérea en la capital duró seis horas y la caída de escombros de drones provocó incendios y daños en varios edificios, agregó el alcalde de Kiev, Vitali Klitschko. “El enemigo sigue sembrando el terror”, lamentó. El ataque también provocó cortes de energía a gran escala en la capital tras la ruptura de “una línea de alimentación eléctrica”, según el ministerio de Energía del país, donde hay temperaturas bajo cero.

Periodistas de la AFP vieron a residentes limpiando cristales en el distrito Dniprovsky, donde también se veían ambulancias.

A medida que se acerca el invierno, Kiev teme una nueva campaña masiva de bombardeos rusos contra sus infraestructuras energéticas, una situación similar a la del invierno de 2022, cuando millones de personas se vieron privadas de electricidad en medio de una ola de frío.

Según las autoridades ucranianas, Rusia tomó la decisión “simbólica” de lanzar este gran ataque ayer porque Ucrania conmemoraba el Holodomor.

Según Moscú esa hambruna causó víctimas no solo ucranianas, sino también rusas, kazajas y de otras nacionalidades, en un contexto de colectivización de las tierras.

“Más de 70 [drones] Shahed durante la noche de la conmemoración del Holodomor (...) Los líderes rusos están orgullosos de su capacidad para matar”, dijo el presidente ucraniano Volodimir Zelenski.

En un comunicado, el jefe de Estado consideró más tarde “imposible olvidar, comprender y sobre todo perdonar los horribles crímenes de genocidio que sufrieron los ucranianos en el siglo XX” durante el Holodomor. “Intentaron someternos, matarnos, exterminarnos”, dijo también. “Fallaron”.

Avdivka

El Ejército ruso persiste en su empeño de tomar el bastión de Avdivka, escenario de los combates más cruentos desde 2014, pese a la resistencia de sus defensores ucranianos y a la caída del invierno, que ralentiza las operaciones.

El Estado Mayor General ucraniano admitió que las tropas rusas solo en la pasada jornada lanzaron un total de 20 ataques contra Avdivka, una pequeña ciudad reducida a ruinas que está a escasos kilómetros de Donetsk, la capital de la región homónima, que Rusia controla desde hace una década.

Según los militares ucranianos, el Ejército ruso no ha podido avanzar por los flancos para cercar Avdivka, por que lo insiste ahora en ataques frontales, con el consiguiente incremento de bajas en sus filas.

Las tropas rusas también intensificaron sus acciones ofensivas en los sectores de Bajmut, Márinka y Kúpiansk, todo ellos en el frente oriental y nororiental, donde las fuerzas ucranianas han pasado a la defensiva en las últimas semanas.

Expertos ucranianos y opositores rusos en el exilio coinciden en que el presidente Putin, está ansioso por exhibir una victoria antes de la convocatoria de las elecciones presidenciales rusas de marzo de 2024, que se producirá a mediados de diciembre.

Bruselas aporta para reparar los puertos

La Comisión Europea pondrá a disposición de Ucrania 50 millones de euros (unos US$55 millones) en fondos para la reparación y renovación de sus puertos para facilitar la exportación de cereal desde el país tras la retirada de Rusia del Acuerdo del Grano, dijo ayer la presidenta de la institución, Ursula von der Leyen.

“La mejora de la capacidad de los puertos acelerará la exportación de alimentos y otros bienes que Ucrania suministra a los mercados globales. Con el tiempo nuestra inversión debería permitir que los puertos ucranianos vuelvan a exportar cantidades que había antes de la guerra”, escribió en una carta dirigida al presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, y publicada en su perfil de la red social X (antes Twitter).

Von der Leyen, que hizo el anuncio coincidiendo con la celebración en Kiev de la Segunda Cumbre Internacional por la Seguridad Alimentaria convocada por Zelenski, destacó que a pesar del ataque ruso Ucrania ha seguido suministrando productos agrícolas al resto del mundo, en particular a través de su iniciativa Grain from Ukraine (Grano de Ucrania), que ha hecho llegar “docenas de miles de toneladas” a África y Oriente Medio.

Reiteró la “preocupación” por la retirada de Moscú de la Iniciativa del Grano del Mar Negro y por los “continuos ataques” rusos a puertos ucranianos en el Danubio y en el Mar Negro, y alabó que Ucrania haya abierto un corredor humanitario en este mar para seguir con las exportaciones.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Guerra entre Rusia y Ucrania

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad