EL CANDIDATO EN SU BRETE

Juez ordena cierre de frontera para Lula; temen que pida asilo

Esta madrugada iba a viajar a Etiopía; ayer el PT oficializó que postulará su candidatura.

Lula llegó a la, sede de la asamblea del PT, acompañado por Dilma Rousseff. Foto: Reuters
Video. Foto: Reuters

Luiz Inacio Lula da Silva recibió anoche otro revés judicial. A la confirmación de la condena por corrupción y lavado de dinero del miércoles, que puso en jaque su candidatura presidencial para las elecciones de octubre, anoche un juez federal en Brasilia ordenó el cierre de frontera para el expresidente y la retención de su pasaporte.

Lula había anunciado ayer de tarde que anoche mismo iba a viajar a Etiopía a un foro de la FAO sobre el hambre en África. Esto encendió las alarmas y despertó las sospechas de que pudiera pedir asilo político.

"No es un viaje fácil, son 14 horas para ir, 14 para volver y 14 para estar allá", había dicho Lula durante el lanzamiento de su precandidatura presidencial por parte del Partido de los Trabajadores ayer en San Pablo.

La orden de cierre de frontera, comunicada de inmediato a la Policía Federal que es la responsable del control en las aduanas de los aeropuertos, llegó cuando los abogados de Lula insistían en que no había ningún impedimento legal para que el expresidente saliera del país.

El foro de la FAO en Etiopía se realizará mañana sábado y según los abogados de Lula el regreso estaba programado para el domingo.

"No hay ningún obstáculo legal para que el expresidente Lula viaje al exterior", indicó uno de los abogados de Lula, Cristiano Zanin Martins, antes de conocerse la orden judicial de retención del pasaporte.

"Ya habíamos informado a la Justicia, antes del juicio de ayer (por el miércoles), de su participación en ese encuentro de líderes políticos internacionales", agregó, destacando que la Constitución le garantiza a Lula "el derecho de ir y venir" mientras no se hayan agotado todos los recursos contra su condena.

El ministro de Justicia, Torquato Jardim, le pidió al director de la Policía Federal, Fernando Segovia, que comunique a Lula la decisión en su residencia para evitarle situaciones embarazosas.

La orden de cierre de frontera fue dictada por el juez federal de Brasilia, Ricardo Leite, en un proceso diferente al que concluyó el miércoles con la condena de Lula. Se trata de una investigación por supuesto tráfico de influencias en el proceso de compra de 36 caza- bombarderos a la empresa sueca Saab. Lula fue imputado en este proceso en diciembre de 2016 luego de que el juez considerara como procedentes las acusaciones de que intervino en la elección del vencedor de la millonaria licitación en su condición de expresidente y gracias a la influencia que tenía en el gobierno de su sucesora, Dilma Rousseff.

Este es uno de los siete procesos judiciales que afronta Lula ante la Justicia.

El miércoles, los tres jueces que integran la octava sala del Tribunal Regional Federal de la 4 Región de Porto Alegre decidieron por unanimidad confirmar la condena de Lula en primera instancia por corrupción y lavado de dinero y elevar su pena a doce años y un mes de prisión, frente a los nueve años y medio a que había sido condenado en primera instancia. Según los jueces, Lula era propietario de hecho de un apartamento tríplex en el balneario de Guarujá (San Pablo) recibido de la constructora OAS a cambio de su mediación para obtener contratos en Petrobras.

Esta condena, aunque es apelable, complica las opciones de Lula para disputar las elecciones presidenciales de octubre próximo ya que, según la legislación brasileña, los condenados en segunda instancia no pueden ser postulados.

No obstante, la última palabra sobre la candidatura de Lula, que lidera todos los sondeos de opinión, estará en manos de la Justicia Electoral.

Proclamación

Pese a la decisión judicial, la dirección ejecutiva nacional del PT anunció ayer de forma unánime la decisión de postular a Lula como su candidato en las presidenciales de octubre.

"Estamos aquí para reafirmar la candidatura de Luiz Inácio Lula da Silva. Será nuestro candidato", dijo la senadora Gleisi Hoffmann, presidenta del partido.

"La decisión de ayer (por el miércoles) fue política. Obviamente que no estoy feliz. Pero dudo que quienes me juzgaron tengan la conciencia tranquila", afirmó Lula. "Sin arrogancia, quiero decirles que quiero ser candidato, para ganar las elecciones. ¡Nada de bajar la cabeza!", agregó.

La candidatura de Lula es por el momento simbólica, ya que las leyes electorales solo habilitan a los partidos a inscribir a sus candidatos a partir del 20 de julio y hasta el 15 de agosto. Y pese a disponer de varios recursos para apelar la sentencia, su condena en segunda instancia puede bloquear su candidatura. El PT ya dijo que no tiene un "plan B" en caso de que Lula no pueda ser candidato en octubre.

"Guerrero"

Lula llegó al edificio de la Central Única de Trabajadores (CUT) de San Pablo, sede de la asamblea del PT, acompañado por Dilma Rousseff. Un afiche gigante en la puerta definía el tono de la reunión: "En defensa de la democracia y de Lula". Adentro, los partidarios se apiñaban y cantaban "Lula guerrero, del pueblo brasileño".

"Lo que se ve es una gran división"

Para el sociólogo Alberto Almeida, del Instituto Análise, de San Pablo, las urgencias del PT por promover la candidatura de Lula proyectan una polarización de los votantes. "Lo que viene ahora es una gran división en el país, porque hay muchas personas que quieren que Lula sea condenado y no consiga ser candidato, aunque al mismo tiempo está primero en la intención de voto. Vamos a ver mucha polarización y una gran incertidumbre", dijo a la AFP. Algunos medios brasileños prácticamente dan por sepultada la aspiración presidencial de Lula. "Tribunal saca a Lula del juego electoral", señaló el diario Valor. La candidatura de Lula "recibió un tiro en el pecho", subraya el editorialista Lauro Jardim, de O Globo. Almeida ve posibilidades de que la izquierda se aglutine en un bloque de oposición que contraste con las fuerzas de centro derecha. "Lula tiene capacidad de transferir sus votos para otro candidato de izquierda", dijo. Almeida cree que habrá segunda vuelta entre el PT, cualquiera que sea su candidato, y el PSDB, partido de centro derecha del expresidente Fernando Henrique Cardoso.

El apoyo del bloque progresista

Lula recibió ayer el respaldo de líderes del llamado "bloque progresista" latinoamericano. El venezolano Nicolás Maduro escribió en Twitter "de esta injusticia miserable saldrás más fuerte" y el boliviano Evo Morales habló de "una conspiración que busca impedir que sea candidato", en un tono similar al adoptado por la cancillería cubana. La argentina Cristina Fernández de Kirchner publicó una foto de Lula en dramático blanco y negro junto a la frase "acompañamos a Lula y al pueblo de Brasil". Todos fueron reproducidos esta tarde en la cuenta oficial "LulapeloBrasil". También José Mujica sumó su voz a favor de Lula. El expresidente dijo que no cree en la "objetividad" de la Justicia brasileña. "Me parece que esto estaba bastante amañado ya", defendió Mujica, aunque señaló que esperaba que se diese este resultado contrario a Lula. Mujica anunció que "en algún momento" se reunirá con Lula en la frontera de Brasil y Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)