Una nación golpeada

Los japoneses reconstruyen: el tifón arrasa vidas y bienes

Vientos de 210 km/h causan 11 muertos, 300 heridos y cuantiosos daños

VEA LA FOTOGALERÍA. Imágenes: AFP
El tifón Jebi dejó al menos 11 muertos, 300 heridos y cuantiosos daños materiales. Foto: AFP
El tifón Jebi dejó al menos 11 muertos, 300 heridos y cuantiosos daños materiales. Foto: AFP
El tifón Jebi dejó al menos 11 muertos, 300 heridos y cuantiosos daños materiales. Foto: AFP
El tifón Jebi dejó al menos 11 muertos, 300 heridos y cuantiosos daños materiales. Foto: AFP
El tifón Jebi dejó al menos 11 muertos, 300 heridos y cuantiosos daños materiales. Foto: AFP
El tifón Jebi dejó al menos 11 muertos, 300 heridos y cuantiosos daños materiales. Foto: AFP

Japón intenta reponerse de los estragos que ha causado el poderoso tifón Jebi, que dejó al menos 11 muertos, 300 heridos y cuantiosos daños materiales como infraestructuras clave anegadas, fachadas y tejados destruidos y vehículos volcados.

Hacía 25 años que un tifón tan potente no golpeaba el archipiélago nipón y ha sido la primera vez que la Agencia Meteorológica de Japón lo ha catalogado como "muy fuerte".

Los vientos huracanados alcanzaron 210 kilómetros por hora, y las lluvias torrenciales y los desbordamientos de ríos ocurrieron en la parte occidental del país dejando considerables destrozos a su paso.

Las mismas ráfagas de viento fueron la principal causa de las víctimas mortales y heridos, según las cifras del gobierno y las autoridades locales, ya que la mayoría sufrieron caídas o se golpearon con objetos proyectados por el vendaval.

En las redes sociales circularon impactantes imágenes recogidas por ciudadanos donde se podían ver techos desprendidos de edificios que volaban hasta chocar con tendidos eléctricos, otros fragmentos de inmuebles arrancados por el viento y vehículos arrastrados, volcados o incluso incendiados.

Miles de pasajeros fueron evacuados del aeropuerto de Kansai. Foto: AFP
Miles de pasajeros fueron evacuados del aeropuerto de Kansai. Foto: AFP

Decenas de barcos quedaron a la deriva tras perder su anclaje en la Bahía de Osaka —una de las zonas más castigadas—, y uno de ellos, el buque cisterna Houn Maru de 2.591 toneladas, quedó incrustado en el puente del aeropuerto de Kansai, bloqueando la única vía terrestre que conecta con el aeródromo.

Las aerolíneas niponas tuvieron que cancelar casi 800 vuelos, y el aeropuerto más afectado fue el de Kansai (Osaka), que resultó inundado dejando atrapadas a 5.000 personas que fueron evacuadas ayer en 25 autobuses y un ferri movilizado por los bomberos y la Guardia Costera. Permanecerá cerrado hasta que se pueda dar seguridad a los vuelos,

El primer ministro japonés, Shinzo Abe indicó que se han desplegado todos lo servicios de emergencia para realizar la tarea de recuperación.

El vigésimo primer tifón que atraviesa Japón esta temporada dejó sin electricidad a 2,4 millones de hogares, la mayoría en Osaka y zonas limítrofes, por lo que las compañías eléctricas trabajaron toda la noche para restablecer el suministro, aunque todavía hoy quedan 510.000 viviendas sin luz, según datos de la TV pública NHK.

Varias compañías con instalaciones en el oeste de Japón suspendieron sus operaciones, entre ellas el gigante automovilístico Toyota Motor, que detuvo el trabajo en 14 de sus plantas del país, su subsidiaria Daihatsu Motor o la tecnológica Panasonic, que también cerraron temporalmente varias de sus fábricas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)