CAMBIO CLIMÁTICO

La temperatura en Australia llegó a 47 grados: hay incendios y 11 muertos

Sídney está asfixiada por el humo de los incendios que arden al norte, al sur y al oeste y el primer ministro aceptó que lo ocurrido es causa del calentamiento global, entre otros factores.

Incendio en Australia. Foto: Reuters
Incendio en Australia. Foto: Reuters

Los incendios forestales que arden en Australia se cobraron un nuevo muerto y dejaron a 23 bomberos heridos en el sur del país, donde para hoy se prevén condiciones "catastróficas" en la periferia de Sídney con temperaturas de hasta 47 grados centígrados.

El fuego en Australia devastó al menos tres millones de hectáreas desde septiembre, el equivalente de la superficie de Bélgica, mientras que la región de Sídney luchaba el sábado contra unos incendios fuera de control.

La costa oriental del país se ha visto asolada por una ola de calor abrumadora, procedente del oeste, que provocó centenares de incendios en su camino.

Sídney, la ciudad más grande del estado y del país, con 5,2 millones de habitantes, está asfixiada por el humo de los incendios que arden al norte, al sur y al oeste.

Las condiciones alrededor de la ciudad han empeorado y son "catastróficas, lo que significa que cualquier fuego activo puede convertirse rápidamente en muy peligroso", advirtió la primera ministra de Nueva Gales del Sur, Gladys Berejiklian.

"Hoy ha sido un día horrible", declaró el sábado por la tarde el comisario de incendios de Nueva Gales del Sur, Shane Fitzsimmons. "No lograremos detener las llamas hasta que no haya lluvias", avisó. Unos 3.000 bomberos luchan frente a un viento cambiante en "condiciones peligrosas, difíciles e inestables", explicó.

Lo que dejó el incendio en Australia. Foto: REUTERS
Lo que dejó el incendio en Australia. Foto: REUTERS

Las temperaturas podrían subir hasta 47 °C en algunas partes del estado.

Más de 460.000 hectáreas fueron arrasadas por las llamas al norte de Sídney. Estas se avivaron aún más el sábado, especialmente en la región de las Montañas Azules, al oeste de la ciudad, donde un número indeterminado de viviendas quedaron destruidas.

Hasta la fecha, 11 personas han muerto en el país a causa de los incendios.

Australia está acostumbrada a los incendios forestales, pero el hecho de que este año llegaran antes de lo previsto y su violencia, junto con temperaturas récord, no han hecho más que aumentar la preocupación por el calentamiento global.

Cambio climático

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, admitió hoy el nexo entre los centenares de incendios que arden en Australia, en una de las peores oleadas del siglo, y el cambio climático, aunque reafirmó su política frente al calentamiento global.

Incendio en Australia. Foto: AFP
Incendio en Australia. Foto: AFP

"Nuestro Gobierno y yo siempre hemos reconocido la conexión entre los episodios meteorológicos y los incendios con el impacto del cambio climático global", dijo Morrison tras visitar el cuartel del Servicio Rural del Bomberos del estado de Nueva Gales del Sur en Sídney.

Sin embargo, el mandatario recalcó que el cambio climático es solo uno de los factores que han causado los incendios junto a la sequía, las quemas preventivas y los fuegos intencionados, y rechazó las demandas para que su Gobierno modifique sus políticas.

Morrison aseguró que Australia "asume su carga" en la lucha contra el calentamiento del planeta y que su Gobierno cumplirá el compromiso de reducir las emisiones de gases contaminantes un 26 por ciento en 2030 con respecto a 2005.

"Pero lo que no haremos es actuar de forma precipitada o en modo de crisis o pánico. Un enfoque y respuesta basada en el pánico no ayuda. Pone a la gente en peligro", aseveró en rueda de prensa.

Morrison lo dijo tras suspender sus vacaciones en Hawaii ante las críticas por su ausencia en medio de una crisis que esta semana ha causado cuatro muertos y que el sábado puso a Sídney y sus alrededores en condiciones "catastróficas", el máximo nivel de alerta por incendios en el país.

El primer ministro, que regresó a Australia el sábado por la noche, aceptó las críticas y pidió disculpas por haber causado "una gran ansiedad" con su ausencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error