CRISIS

Las FAES, el “escuadrón de la muerte” que usa Maduro

La ONU responsabiliza a esta unidad de miles de ejecuciones extrajudiciales.

Fuerzas de Acciones Especiales (FAES). Foto: AFP.
Fuerzas de Acciones Especiales (FAES). Foto: AFP.

El informe que presentó esta semana la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, la expresidenta socialista de Chile Michelle Bachelet, pone especial atención en la actuación de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), una de las tantas unidades que integran el aparato represivo del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela. Las FAES están acusadas de actuar como un “escuadrón de la muerte”, y algunos hasta las llaman la “Gestapo venezolana”.

Dependientes de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), las FAES fueron creadas por Maduro en 2017 para combatir “el crimen y el terrorismo” como una fuerza de elite.

Pero pasaron a desarrollar operaciones represivas contra la oposición. Por ejemplo, cumplieron un papel clave en febrero pasado en la frontera con Colombia para bloquear el ingreso a Venezuela de la ayuda humanitaria. También participaron en la muerte de Óscar Pérez, el piloto que desde un helicóptero abrió fuego en 2017 contra edificios del gobierno mientras desplegaba una pancarta llamando a la rebelión contra de Maduro.

En su informe, Bachelet propone la disolución de las FAES por estar involucrada en la muerte de al menos 7.000 personas por medio de ejecuciones extrajudiciales. La alta comisionada detalla que las FAES intervinieron en la mayoría de las 5.287 muertes extrajudiciales, supuestamente por “resistencia a la autoridad”, registradas en 2018, y otras 1.569 entre el 1° de enero y el 19 de mayo pasado.

También son conocidas sus operaciones de intimidación, como la que llevaron a cabo en enero pasado en el domicilio del líder opositor Juan Guaidó: se presentaron sabiendo que el presidente de la Asamblea Nacional estaba en un acto político y preguntaron por su esposa.

No se conocen los nombres de sus comandantes y tampoco cuántos efectivos tienen. Se estima que son unos 1.500.

Sus uniformes y chalecos antibalas son completamente negro, tienen una calavera como distintivo, usan pasamontañas para cubrir sus rostros, se trasladas en camionetas o motos también negros sin placas, y portan rifles de asalto.

“Se cubren la cara porque quieren la impunidad”, dijo Luis Izquiel, criminólogo que da clases en la Universidad Central de Venezuela. “Saben que violan los derechos humanos”, dijo al diario The New York Times.

Los integrantes de las FAES son entrenados en la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad, una institución fundada por Hugo Chávez. Izquiel dijo que los agentes reciben solo seis meses de entrenamiento impartido por profesores de corte ideológico que únicamente promueven que haya lealtad al régimen de Maduro, recordó ayer el diario La Nación.

Pero, cómo es que opera esta fuerza de represión, que el general retirado Carlos Peñaloza Zambrano definió como la “Gestapo venezolana”.

Según el informe de Bachelet, en Venezuela el régimen de Maduro desplegó una estrategia “orientada a neutralizar, reprimir y criminalizar a la oposición política y a quienes critican al Gobierno”. Y cita 20 testimonios que víctimas de las FAES, que relatan cómo operan estos hombres enmascarados y vestidos de negro cuando irrumpen en sus casas, toman sus pertenencias, agreden a mujeres y niñas, a veces desnudándolas.

“Las FAES separan a los hombres jóvenes de otros miembros de la familia antes de dispararles”, relata el informe. “En cada caso, las personas testigos reportaron cómo las FAES manipularon la escena del crimen y las pruebas. Habrían plantado armas y drogas y habrían disparado sus armas contra las paredes o en el aire para insinuar un enfrentamiento y demostrar que la víctima se habría ‘resistido a la autoridad’”, añade.

Además de las FAES, el organigrama del aparato represivo del régimen de Maduro tiene otras unidades igual de temibles.

Entre ellos destacan los “colectivos”, grupos paramilitares creados en 2002 por Chávez como una unidad de “defensa armada de la revolución”. Suelen disparar a los manifestantes desde sus motos y participan en el control de los planes sociales. Se estima que son unos 100.000.

También están la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB), que son las principales fuerzas que enfrentan a los manifestantes en las calles. La GNB pasó a ser una rama de las Fuerzas Armadas en 2007.

Tal vez el más temible de los organismos de represión en Venezuela será el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). Según la oposición, está controlado por el servicio de inteligencia cubano y su misión es perseguir a políticos opositores. Por sus calabozos han pasado varios de los líderes políticos venezolanos.

Y finalmente está la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), que persigue a los uniformados que se rebelan contra Maduro

(Con información de AFP, EFE, Reuters y La Nación).

MÁS

El régimen libera a 22 presos políticos

El régimen de Venezuela liberó a 22 presos políticos esta semana, entre ellos la jueza María Lourdes Afiuni y el periodista Braulio Jatar. El fallo del Tribunal Supremo de Justicia que liberó a la jueza sólo elimina el requisito de presentarse ante los tribunales porque se mantiene la prohibición de salida del país e, incluso, de declarar a los medios. También entre las personas puestas en libertad el jueves hay 20 estudiantes, anunció ayer en Ginebra Michelle Bachelet. “La bienvenida liberación de 62 detenidos entonces (en junio), junto a 22 más -incluido el periodista Braulio Jatar y la jueza Lourdes Afiuni- liberados ayer (por el jueves), y la aceptación de las autoridades de dos funcionarios de derechos humanos en el país, significan el inicio de un compromiso positivo del país con sus numerosos asuntos de derechos humanos”, comentó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)