Publicidad

Mirá el video: colocó una cámara oculta y descubrió que un vecino llevaba meses intoxicándolos

Cada miembro de la familia se enfermó, incluida su bebé recién nacida. Las sospechas iniciaron cuando comenzaron a percibir un fuerte olor químico de procedencia desconocida.

Compartir esta noticia

LA NACIÓN / GDA
Puede que parezca la escena de una película de ficción, pero no lo es. Un estudiante de química de (Estados Unidos) fue captado por una cámara oculta cuando inyectaba un “agente químico” opioide debajo de la puerta de entrada del departamento de un vecino, lo que habría provocado que la familia que allí vive, incluido un bebé, se enfermaran, de acuerdo con la Policía.

En junio del año pasado, Umar Abdullah y su esposa embarazada se mudaron a un nuevo edificio en Tampa y algunos de los vecinos les dieron la bienvenida. Sin embargo, poco tiempo después de establecerse en su nuevo hogar, el hombre comenzó a recibir mensajes de texto de su vecino del piso de abajo, Xuming Li.

En los mensajes, el vecino se quejaba de los ruidos que, supuestamente, Abdullah hacía en la madrugada, como por ejemplo, mover el asiento del inodoro, y que provocaban que el joven no pudiera conciliar el sueño, según consignó el canal de televisión WFLA.

Después de varios meses en que Li sostuvo el reclamo, Abdullah y su familia comenzaron a sentirse aturdidos, con náuseas y vómitos. “Miraba a mi hija y tenía los ojos llenos de lágrimas. No lloraba, pero tenía los ojos llenos de lágrimas”, expresó el hombre durante una entrevista con el medio.

Las sospechas de que algo extraño estaba sucediendo, y que no era normal que todos estuviesen enfermos al mismo tiempo, comenzaron cuando un amigo de Abdullah fue a su casa a levantar un paquete mientras el grupo familiar estaba de vacaciones. El hombre notó que en entrada de la casa olía a químicos, pero no supo identificar de qué se trataba.

Cuando la familia regresó de viaje, Abdullah sintió que había un olor “muy desagradable”, peor que el del quitaesmalte. De inmediato pensó que podría tratarse del aire acondicionado y llamó a la empresa encargada del asunto, pero no encontraron ningún problema.

Como el olor persistía, decidió llamar a un plomero, pero este tampoco encontró ningún desperfecto en el calefón de agua del que parecía que emanaba el desagradable aroma. No obstante, reemplazó el calefón e incluso hizo que limpiaran los conductos de aire y las rejillas de ventilación, pero nada cambió.

En una oportunidad, el hombre llamó a los bomberos, pero no hubo pruebas que revelaran que sucedía algo fuera de lo normal. “Pensé que estaba imaginando todo”, dijo al medio.

Sin embargo, todavía percibía que algo pasaba, aunque no podía identificar la fuente. Luego de revisar su casa en detalle, notó que en el piso de la puerta de la entrada había una pequeña grieta. Sospechando que su vecino Li capaz estaba implicado en los extraños síntomas que presentaba toda la familia, decidió instalar una cámara de seguridad oculta que apuntara hacia la puerta.

Cuando la hija de Abdullah volvió a enfermarse, revisó las imágenes, que mostraban a Li agachado frente a la puerta, aunque no estaba claro qué hacía. Preocupado, ajustó el ángulo de la cámara y finalmente pudo descubrir que su vecino sacaba una jeringa, la llenaba con un líquido y luego lo inyectaba en la grieta del marco de la puerta.

Tras llamar a la policía, Li fue arrestado y acusado de varios delitos graves, incluida posesión de una sustancia peligrosa controlada y robo. Una prueba de materiales peligrosos reveló que el “agente químico líquido” contenía una combinación de metadona e hidrocodona, ambos analgésicos opioides.

Li figura como estudiante de doctorado en química en la Universidad del Sur de Florida, pero la escuela le dijo al medio citado que no se matriculó luego de que terminó el semestre de verano (boreal) de 2023.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Estados Unidosdrogas

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad