COREA DEL NORTE

Enfermo y en cuarentena, el misterio de Kim Jong-un

Los servicios de inteligencia de Estados Unidos, China y Corea del Sur revisan todo lo que pueden encontrar en los medios oficiales norcoreanos que dé una pista sobre la salud del dictador.

Imágenes de archivo del dictador en la TV de Corea del Sur. Foto: AFP
Imágenes de archivo del dictador en la TV de Corea del Sur. Foto: AFP

El misterio sobre el estado de salud del dictador de Corea del Norte, Kim Jong-un, se mantenía anoche. Los servicios de inteligencia de Estados Unidos, China y Corea del Sur revisan todo lo que pueden encontrar en los medios oficiales norcoreanos que dé una pista sobre la salud de Kim y que confirme o descarte que el dictador esté enfermo.

El 15 de abril Corea de Norte conmemoró el aniversario del nacimiento del fundador del régimen, Kim Il-sung, abuelo del actual dictador, pero a pesar de ser la fecha más importante del calendario político, Kim no aparece en ninguna de las fotografías difundidas por la prensa oficial. Esto abonó los rumores.

La última aparición pública de Kim de la que se tiene constancia gracias a las fotos oficiales remonta al 11 de abril, cuando presidió una reunión durante la cual había pedido medidas más severas contra el nuevo coronavirus. Corea del Norte, que cerró sus fronteras, afirma que no ha registrado ningún caso de COVID-19.

El Daily NK, un sitio web de dirigido por desertores norcoreanos, reportó la tarde el lunes que Kim se estaba recuperando luego de someterse a una operación cardiovascular el 12 de abril. Se cree que el líder norcoreano tiene 36 años.

El diario dijo que la salud de Kim se había deteriorado desde agosto de 2019 debido al tabaquismo, la obesidad y el exceso de trabajo.

“Estamos observando muy de cerca estos reportes. No sabemos en qué condición se encuentra”, dijo el asesor nacional del presidente estadounidense Donald Trump, Robert O’Brien, a la cadena Fox News.

En tanto, funcionarios del gobierno de Corea del Sur rechazaron un reporte de CNN que indicó que una fuente no identificada en Washington estaba “examinando datos de inteligencia” que afirman que Kim está grave tras la cirugía, y el palacio presidencial surcoreano dijo que no había prácticas inusuales en su hermético vecino del norte.

En Corea del Norte, país que tiene arsenal nuclear, todo gira en torno a Kim y no existe un sucesor claro, por lo cual cualquier inestabilidad en el país podría representar un enorme riesgo para la comunidad internacional. La agencia de noticias norcoreana KNCA no ha dado indicios sobre el paradero o los eventos rutinarios de Kim ayer martes, pero dijo que el líder envió regalos de cumpleaños a ciudadanos ejemplares.

Un funcionario del Departamento de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de China, que trata con Corea del Norte, dijo a Reuters que su fuente no creía que Kim estuviera gravemente enfermo.

China es el único gran aliado de Corea del Norte.

"Nadie sabe".

No es la primera vez que la ausencia de Kim despierta todo tipo de especulaciones. En 2014, no fue visto durante seis semanas y posteriormente reapareció con un bastón. Los servicios de inteligencia surcoreanos dijeron entonces que fue operado para extirparle un quiste en un tobillo.

“Nadie sabe qué pasa en Corea del Norte”, resume Martyn Williams, del instituto 38 North, consagrado a analizar los movimientos políticos de ese país.

“Kim Jong-il (padre del actual dirigente) murió varios días antes de que fuera anunciado oficialmente”, recordó en un tuit. “Kim Jong-un ha sido declarado ‘desaparecido’, pero siempre reapareció. Aunque es verdad que su ausencia esta semana es más que notable”.

La mayoría de los expertos apelan por tanto a la prudencia. “Por ahora no hay confirmación y es demasiado pronto para sacar conclusiones sobre su estado de salud”, estimó Ahn Chan-il, un desertor norcoreano que se convirtió en investigador en Seúl.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados