EL ENVIADO DE TRUMP

EE.UU. procura un frente común contra Venezuela

Primera gira latinoamericana de Tillerson entre los aliados a Washington.

Maduro devaluó el bolivar para que Pdvsa tenga caja para la campaña. Foto: EFE
El embajador español deja hoy Venezuela tras ser declarado "persona no grata". Foto: EFE

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Rex Tillerson, realizará mañana jueves su primera gran gira por América Latina y el Caribe, donde buscará consolidar un frente unido contra la Venezuela de Nicolás Maduro.

El secretario de Estado expondrá en Texas la visión del gobierno de Donald Trump sobre las relaciones con sus vecinos del sur, antes de partir a México, Argentina, Perú, Colombia y también Jamaica, en un periplo de siete días que estará marcado por la crisis venezolana.

"Con nuestros aliados planeamos continuar presionando al corrupto régimen de Maduro para que regrese al orden democrático", dijo un funcionario del Departamento de Estado.

Con excepción de Jamaica, todos los países que visitará Tillerson integran el Grupo de Lima que, al igual que Estados Unidos, reclama a Venezuela respetar los derechos humanos, liberar a los presos políticos y permitir que organizaciones extranjeras brinden asistencia humanitaria a la población. Uruguay no integra el Grupo de Lima.

El Departamento de Estado se sumó la semana pasada al rechazo del Grupo de Lima al llamado a elecciones anticipadas en Venezuela. Para muchos, adelantar los comicios es una estrategia de Maduro, que aspira a la reelección, para consolidarse en el poder.

Washington, que tilda el régimen de Maduro de "dictadura", considera "extremadamente efectiva" su "campaña de presión" sobre Venezuela, que desde que Donald Trump asumió incluye sanciones a más de 50 funcionarios, así como medidas económicas que afectan al gobierno y a la petrolera estatal Pdvsa, que forzaron un default selectivo.

"Tillerson tratará de coordinar esfuerzos con la región con miras a que se impongan sanciones como las de Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea. La idea de Washington es cerrar más el cerco sobre Venezuela", explicó a AFP Juan Carlos Hidalgo, analista del Cato Institute.

Maduro reaccionó a esta ofensiva del gobierno de Trump antes de que Tillerson pisara tierra latinoamericana. El presidente venezolano aseguró ayer martes que Estados Unidos presiona a la oposición para que rechace un acuerdo en el diálogo que mantiene con su gobierno en República Dominicana y así "sabotear" las elecciones presidenciales. Durante una reunión con su consejo de ministros, transmitida por cadena de radio y televisión, Maduro recalcó que esas "presiones" de Washington buscan "destruir los diálogos de paz".

Delegados del régimen y de la oposición retomaron ayer martes las negociaciones en Santo Domingo, que comenzaron el 1º de diciembre para intentar superar la crisis política y económica de Venezuela, con grave escasez de alimentos y medicinas y una hiperinflación proyectada para 13.000% este año, según el FMI.

Los negociadores de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) exigen "garantías" para las elecciones presidenciales que deben celebrarse antes del 30 de abril, por orden de la oficialista Asamblea Constituyente, que rige el país con poderes absolutos.

Maduro, por su parte, busca que se reconozca a la Constituyente, considerada ilegítima por la oposición y varios países de la región, y también que se repudien las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos contra Venezuela.

Esta quinta ronda de negociaciones tiene como facilitadores al presidente de República Dominicana, Danilo Medina; al expresidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, y delegados de Chile, Bolivia y Nicaragua. México, invitado por la oposición a las conversaciones, se retiró en rechazo al adelanto de las presidenciales, que tradicionalmente se hacen en diciembre. La fecha de los comicios era uno de los puntos centrales en la mesa.

Devaluación.

El Banco Central de Venezuela (BCV) dispuso ayer la eliminación de un convenio cambiario en el que se establecía un tipo de cambio "protegido" de 10 bolívares por dólar que era usado para la adquisición de alimentos y medicinas, una devaluación de la que se ha informado de forma muy discreta.

En Venezuela hay 39 convenios cambiarios desde que entró en vigencia el control de cambio en 2003 y la mayoría de los economistas coinciden en que es este sistema —por el que se han establecido hasta tres tipos de cambio sin contar con el paralelo ilegal— es uno de los principales causantes de la crisis económica actual.

Según dijo a la emisora Unión Radio el economista y diputado opositor José Guerra, el anuncio del BCV implica una devaluación significativa porque casi 70% de las importaciones se realizaron a tasa de 10 bolívares por dólar aunque los productos finalmente no se vendieran a ese monto.

El parlamentario indicó que "esto es una devaluación a la medida de Pdvsa para tratar de mejorar el flujo de caja de la empresa para tener dinero para la campaña electoral".

Expulsión del embajador.

El embajador de España en Venezuela, Jesús Silva Fernández, salió el lunes de Caracas expulsado por el régimen de Nicolás Maduro. Ayer al llegar a Madrid dijo que su expulsión "no está justificada" porque el gobierno español "no ha hecho en ningún momento ningún tipo de injerencia en los asuntos internos de Venezuela". Esta fue la justificación de Maduro para declarar a Silva "persona non grata" el pasado jueves y darle 72 horas para salir del país. En la foto, el embajador español en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Caracas escoltado por agentes de los servicios de inteligencia del régimen. España reaccionó el viernes declarando "persona non grata" al embajador de Venezuela en Madrid e invitándole a abandonar el país también en un plazo de 72 horas. EFE

Del "carnet de la patria" a la "billetera digital" de Maduro.

Nicolás Maduro anunció ayer que todas las personas que tengan el llamado "carnet de la patria", un instrumento por el que el régimen ofrece ayudas sociales, también cuentan con una "billetera digital" en la que serán depositados bonos a los venezolanos.

La billetera móvil servirá para "que todos los venezolanos que tengan el Carnet de la Patria (...) puedan ir a cualquier Banco del Estado o privado a recargar dinero en su Carnet, sin importar si están o no bancarizados", dice el régimen venezolano en la página web de este instrumento, que también tiene una cuenta de Twitter.

En esa misma página se explica que la billetera funciona a través del código QR del Carnet de la Patria, convirtiéndole en una tarjeta de pago que se puede recargar. En ese sentido, Maduro dijo, en transmisión obligatoria de radio y televisión, que el bono a las embarazadas de 700.000 bolívares (209 dólares a la tasa de cambio oficial), anunciado a principios de mes, será depositado "a través del sistema de monedero digital, monedero patrio que es una billetera digital".

"Deben saber ustedes que todos los partícipes en el carnet de la patria, tienen, todos, todos tenemos un monedero digital", dijo Maduro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)