ESTADOS UNIDOS

¿Qué se celebra el 4 de julio en Estados Unidos?

Se trata de uno de los 11 feriados federales que celebran los estadounidenses; se conmemora la proclamación de la declaración de independencia de Gran Bretaña.

4 de julio en Florida, Estados Unidos. Foto: EFE
4 de julio en Florida, Estados Unidos. Foto: EFE

En la cultura de los Estados Unidos, el 4 de julio marca un acontecimiento especial. Se trata de un día de reunión familiar y desfiles que animan uno de los 11 feriados federales que detienen al país. Tal vez sea el más importante, ya que conmemora la promulgación de la declaración de independencia que fundamentó las bases de la separación de las colonias americanas del Imperio Británico, un 4 de julio de 1776.

Un año antes, la guerra revolucionaria (Revolutionary War) había comenzado en las trece colonias británicas que formaron el primer Congreso de Representantes de lo que más tarde sería Estados Unidos: Massachusetts, Nuevo Hampshire, Rhode Island y las Plantaciones de Providence, Connecticut, Nueva York, Pensilvania, Nueva Jersey, Delaware, Maryland, Virginia, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia.

Los motivos iniciales del conflicto estaban emparentados con las asfixiantes condiciones económicas que los británicos, en una delicada situación financiera después de la Guerra de los Siete Años (1756-1763), imponían a su colonia para mantener frescas las arcas del imperio.

Sin embargo, lo que comenzó como un conflicto por una mejor calidad de vida dentro del mandato británico se volvió una guerra independentista. Esto se notaba en hechos, como la primera bandera estadounidense, que fue ondeada por George Washington en 1776, y en ideas como las del panfleto El Sentido Común (Common Sense), de Thomas Paine, donde el joven autor argumentaba que la independencia del Reino Unido era el único remedio y que solo eso haría posible la unión del naciente país.

Temiendo lo que pudiera ser visto como una rebelión sin causa, algunos miembros de su incipiente Congreso de Representantes se propusieron redactar una declaración de independencia. En este documento, buscaban probar cómo el mal gobierno del rey Jorge III los había “conducido” a la guerra independentista.

El documento fue redactado por un comité de cinco miembros del flamante Congreso estadounidense en el que Thomas Jefferson tenía la máxima autoridad. Buscando conjugar los valores que querían imprimir a la nueva nación, redactaron la toma de posición, que fue firmada por representantes de las 13 colonias, llamados padres fundadores (Founding Fathers) y desde entonces define la base filosófica de los Estados Unidos.

“Sostenemos como evidentes estas verdades: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre estos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad; que para garantizar estos derechos se instituyen entre los hombres los gobiernos, que derivan sus poderes legítimos del consentimiento de los gobernados; que cuando quiera que una forma de gobierno se haga destructora de estos principios, el pueblo tiene el derecho a reformarla o abolirla e instituir un nuevo gobierno que se funde en dichos principios, y a organizar sus poderes en la forma que a su juicio ofrecerá las mayores probabilidades de alcanzar su seguridad y felicidad”.

La declaración fue firmada el 2 de julio y promulgada el 4. Desde entonces, la guerra continuaría hasta el tratado de paz de 1783, pero las palabras ya habían sido dichas. Desde su independencia hasta hoy, Estados Unidos ha proclamado ese documento como su manifiesto fundacional pero también como un resumen de lo que llaman el estilo de vida americano (American way of life), que exaltan y celebran los 4 de julio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados