JORNADA ELECTORAL

Brasil: debacle del PT de Lula y fracaso de los candidatos de Bolsoanro

El PT tuvo una debacle en estas elecciones municipales y perdió espacio en la izquierda. De los 13 candidatos apoyados por Bolsonaro, sólo dos resultaron electos y otros dos disputarán un balotaje.

Al igual que el PT, el revés más notorio para Bolsonaro fue en San Pablo. Foto: Reuters
Al igual que el PT, el revés más notorio para Bolsonaro fue en San Pablo. Foto: Reuters

Las elecciones municipales del domingo en Brasil no dejaron bien parado al presidente Jair Bolsonaro y al exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva. Ambos pueden considerarse como los grandes perdedores, mientras que los partidos de centro o de la derecha moderada fueron los que más avanzaron en el electorado.

“Los discursos radicales antipolíticos, una de las principales señas de las elecciones de 2018, no tuvieron una fuerza relevante en el país en 2020. La histeria que llenó a los candidatos exitosos hace dos años se ha eclipsado ahora”, dijo ayer el diario OGlobo.

Veamos. El Partido de los Trabajadores (PT) de Lula, que gobernó Brasil entre 2003 y 2016, tuvo una debacle en estas municipales y perdió espacio en la izquierda frente a otros partido menores, como el Partido Socialismo y Libertad (PSOL).

Por primera vez desde 1985, el PT no ha logrado imponerse en una sola de esas grandes ciudades en la primera vuelta y sólo ha pasado a la segunda en dos: Recife y Vitoria, capitales respectivamente de los estados de Pernambuco y Espíritu Santo.

Pero la derrota más sonada la sufrió en San Pablo, donde el candidato del PT, Jilmar Tatto, impuesto a dedo por Lula, obtuvo apenas un 8,6%.

Elecciones de alcaldes y concejales en Brasil. Foto: AFP.
Elecciones de alcaldes y concejales en Brasil. Foto: AFP.

La alcaldía de San Pablo se definirá en una segunda vuelta entre Bruno Covas, actual alcalde, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB, centroderecha), y el emergente PSOL, que postuló a Guilherme Boulos, líder de los sin techo y muy conectado con los movimientos sociales de los que el PT se alejó en los últimos años. Covas sumó en la primera vuelta el 32,8% de los sufragios, en tanto que Boulos obtuvo un 20,2%, en la mejor votación lograda por el PSOL en sus 16 años de historia.

El PSOL también irá a la segunda vuelta en la ciudad amazónica de Belem con Edmilson Rodrigues, quien obtuvo este domingo un 34% y disputará la alcaldía frente al conservador Everaldo Eguchi, quien tiene apoyo explícito de Bolsonaro y logró un 23%.

De esa manera, la nueva izquierda disputará en segunda vuelta dos capitales, igual que el PT, que con su rígida disciplina, que muchos califican de stalinista, fue responsable directo del nacimiento del PSOL. Este partido surgió en 2004 producto de una purga promovida en el PT por Lula, que estaba en ese momento en la Presidencia y ordenó la expulsión sumaria de cuatro diputados que se opusieron a una reforma de las jubilaciones que promovía su Gobierno.

Esta elección “muestra la fuerza que el centro volvió a tener en el proceso político”, afirmó el politólogo de la Universidad Federal de Minas Gerais, Felipe Nunes. En la izquierda, Nunes destacó que partidos como el PSOL y el Partido Comunista de Brasil (PCdoB), que disputarán segundas vueltas en capitales estatales, surgen como posibles alternativas y minan la hegemonía del PT.

Bolsonaro en baja.

En el otro extremo de la política brasileña, las municipales de este domingo también dejaron una sensación de derrota. De los 13 candidatos apoyados por Bolsonaro para alcaldías, sólo dos resultaron electos y otros dos disputarán un balotaje el 29 de noviembre.

Al igual que el PT, el revés más notorio para Bolsonaro fue en San Pablo, donde su protegido Celso Russomano quedó en cuarto lugar (10,5%). Y en Río de Janeiro, el alcalde saliente Marcelo Crivella (21,9%), un exobispo evangélico apoyado por Bolsonaro, pasó al balotaje, pero pica con más de 15 puntos debajo de Eduardo Paes (DEM, derecha, 37%).

Bolsonaro, sin partido desde que rompió el año pasado con el PSL, participó de forma ligera en el comienzo de la campaña, pero en la recta final, y ante los sondeos desfavorables para sus aliados, inició transmisiones en vivo diarias en sus redes sociales que fueron cuestionadas por contravenir las reglas de hacer campaña.

De los 45 concejales que Bolsonaro apoyó nominalmente, sólo 9 fueron electos (20%). Su hijo, el concejal de Río de Janeiro Carlos Bolsonaro, fue reelegido pero perdió el puesto de más votado ante Tarcísio Motta, del PSOL.

Bolsonaro se desmarca de candidatos perdedores

El presidente Jair Bolsonaro intentó tomar distancia ayer lunes del pésimo desempeño de sus candidatos en las municipales del domingo y prefirió destacar el persistente debilitamiento de la izquierda. “La izquierda sufrió una histórica derrota en estas elecciones, en una clara señal de que la ola conservadora en 2018 llegó para mantenerse”, tuiteó el mandatario. “Mi ayuda a unos pocos candidatos a alcalde se resumió a cuatro lives de un total de 3 horas”, agregó. Movimiento Democrático Brasileño (MDB) sigue siendo el partido más grande del país, pero con menos fuerza que antes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados