El voto internacional

Bofetada europea a Maduro

Guaidó organiza la llegada de ayuda; teme que militares roben alimentos y medicinas.

Maduro y la cúpula militar en los festejos por los 27 años del intento de golpe de Estado que encabezó Hugo Chávez. Foto: Reuters
Maduro y la cúpula militar en los festejos por los 27 años del intento de golpe de Estado que encabezó Hugo Chávez. Foto: Reuters

Si se tratara de una competencia de adhesiones, Juan Guaidó le va ganando por goleada a Nicolás Maduro. Al menos entre las democracias del mundo que le están dando la espalda al régimen chavista y reconociendo al líder opositor como el presidente legítimo de Venezuela. Esto quedó patente ayer lunes, cuando 19 países europeos, entre ellos los pesos pesados —Alemania, Francia, Reino Unido, España— expresaron un fuerte espaldarazo a Guaidó, una vez vencido el domingo el ultimátum que le habían dado a Maduro para que llamara a elecciones libres. El bloque europeo se sumó así a Estados Unidos, Canadá y una docena de países latinoamericanos que ya habían reconocido a Guaidó, además de Israel y Australia.

"Es el reconocimiento a los venezolanos que nunca han dejado de luchar por recuperar la democracia", expresó Guaidó, al agradecer los apoyos. Y dijo esperar que se sume Italia, cuyo gobierno bloqueó una declaración conjunta de la Unión Europea (UE), lo que hubiera significado una bofetada aún mayor para Maduro.

De todos modos, la UE está evaluando la imposición de sanciones contra el régimen de Maduro, pero no ha discutido un embargo petrolero.

Injerencia "directa e indirecta"

Rusia acusó a países europeos que reconocieron a Juan Guaidó de injerencia "directa e indirecta" en asuntos internos de Venezuela. "Los intentos de imponer una solución o legitimar el intento de usurpar el poder (del presidente, Nicolás Maduro) son, en nuestra opinión, una interferencia directa e indirecta en los asuntos de Venezuela", dijo en su rueda de prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Además de agradecer el apoyo europeo, Guaidó denunció una maniobra del régimen de Maduro para trasladar hacia Uruguay 1.200 millones de dólares en oro.

Maduro reaccionó con el libreto de siempre: insistió en que es víctima de un "plan golpista" orquestado por el gobierno de Donald Trump y lanzó insultos contra el presidente español, el socialista Pedro Sánchez, al que trató de "pelele que se puso al servicio de la política guerrerista" de Washington.

Rusia y China, con el apoyo de Turquía e Irán, son las dos potencias que sostienen al régimen de Maduro, que en la región tiene como aliados a Bolivia, Cuba y Nicaragua.

Ayuda humanitaria.

En medio de esta crispación, los cancilleres del Grupo de Lima se reunieron ayer en Ottawa para ratificar su apoyo a Guaidó y evaluar nuevas presiones contra Maduro.

Guaidó, presidente del Parlamento de mayoría opositora, prepara la llegada de ayuda humanitaria a Venezuela. Canadá anunció ayer lunes una ayuda de 40 millones de dólares, que se suman a los 20 millones ofrecidos antes por Estados Unidos.

El plan, según Guaidó, es reunir medicinas y alimentos en Colombia y Brasil y en una isla caribeña. También anunció una marcha para el 12 de febrero a fin de exigir a los militares que dejen entrar esa ayuda. Guaidó dijo tener informes de que militares planean "robar" o "secuestrar" la ayuda para distribuirla a través de un programa gubernamental de entrega de alimentos subsidiados.

Venezuela vive este conflicto político en medio de la peor crisis económica de su historia moderna, que provocó el éxodo de unos 2,3 millones de personas desde 2015, según la ONU.

La petrolera Pdvsa está en default y su producción en caída libre, estrangulada ahora por sanciones de Estados Unidos que embargarán la compra de petróleo venezolano a partir del 28 de abril.

La representación de Guaidó en Estados Unidos anunció una conferencia internacional sobre ayuda humanitaria el 14 de febrero en la sede de la OEA en Washington.

Por su lado, la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) pidió ayer lunes al régimen de Maduro que permita el ingreso de la ayuda humanitaria. En un comunicado, los obispos solicitan "sean concedidos los permisos necesarios para disponer de la ayuda humanitaria como un medio para mitigar el impacto de la crisis sobre la gente más vulnerable".

Los obispos aseguran que en Venezuela se vive "una dolorosa situación de injusticia y sufrimiento por la carencia de lo necesario para una vida digna y productiva, y la indefensión ante la justicia".

Por ello, urgió a la Fiscalía y a la Defensoría del Pueblo a actuar para que se "acaben los abusos de poder", entre ellos las detenciones de menores de edad registradas que fueron cerca de un centenar el mes pasado en medio de protestas antigubernamentales.

"Es moralmente inaceptable la creciente represión por motivos políticos, la violación de los Derechos Humanos y las detenciones arbitrarias y selectivas. Como ciudadanos y servidores de las comunidades, les exigimos a los organismos de seguridad del Estado que no sigan reprimiendo a sus hermanos venezolanos", reza el escrito.

El aliento de EE.UU. para Juan Guaidó

El secretario de Estados, Mike Pompeo, instó a otros países a seguir los pasos de las principales potencias europeas y reconocer a Juan Guaidó. "Alentamos a todos los países, incluidos otros estados miembros de la UE, a apoyar al pueblo venezolano reconociendo al presidente interino Guaidó y apoyando los esfuerzos de la Asamblea Nacional para el retorno de la democracia constitucional a Venezuela", dijo Pompeo.

"Falso diálogo".

En un intento por ganar oxígeno, Maduro propuso el sábado que las elecciones parlamentarias sean adelantadas desde diciembre del 2020 a este año, argumentando que la opositora Asamblea Nacional está en una crisis. "Está absolutamente deslindado de la realidad", reaccionó Guaidó.

El diputado opositor se proclamó presidente interino el 23 de enero luego de que el Parlamento —de mayoría opositora— declarara a Maduro "usurpador" por haber sido reelegido en unas elecciones cuestionadas por fraude.

Buscando una salida pacífica a la crisis, un grupo de contacto integrado por la UE y cinco países latinoamericanos (Bolivia, Costa Rica, Ecuador, México y Uruguay), anunció una primera reunión el jueves en Montevideo.

"No vamos a participar. Nuestra agenda es clara: cese de usurpación, gobierno de transición y elecciones libres (...) no vamos a caer en un falso diálogo", aseguró Guaidó ayer lunes.

Récord de presos políticos

La organización no gubernamental Foro Penal Venezolano denunció ayer lunes que el número de personas detenidas por razones políticas aumentó esta semana a 966, la cifra más alta en la historia de Venezuela. "El número de presos políticos ha incrementado exactamente a 966 personas, que quiere decir que, del número anterior que reportamos de 273, ha habido un aumento de 700 personas (...), la cifra más alta (...) en la historia de Venezuela que al menos el Foro Penal conoce desde hace 18 años", dijo a periodistas el director de la ONG, Alfredo Romero.

FMI alerta "tormenta perfecta"

El FMI subrayó que Venezuela necesitará "un apoyo generoso externo" para recuperar su economía. "Estamos viendo una tormenta perfecta sin precedentes de crisis de nutrición y alimentos, hiperinflación extendida, pérdidas de capital físico y humano y complejos problemas de deuda en Venezuela", indicó David Lipton, número dos del FMI, en varios mensajes publicados en Twitter. Por ello, Lipton señaló que "abordar la devastadora crisis económica y humanitaria de Venezuela requerirá respaldo de la comunidad internacional". El FMI proyecta para este año una hiperinflación de 10.000.000%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados