Publicidad

Milei sobre los incidentes frente al Congreso: "No descarten la metodología de tirar muertos en las calles"

La policía antidisturbios utilizó agua y gases lacrimógenos para evitar que los manifestantes ingresaran al Congreso argentino, donde el Senado comenzó a debatir la ley de Bases.

Compartir esta noticia
Tensión en Argentina
Manifestantes prenden fuego autos frente al Congreso.
Foto: AFP.

AFP y La Nación/GDA
Al menos cinco diputados que participaban de una multitudinaria manifestación frente al Congreso argentino fueron hospitalizados este miércoles tras ser reprimidos con gases por la policía, en momentos que los senadores debatían en el recinto un proyecto de ley crucial para la gobernabilidad del presidente Javier Milei.

"Es un día muy violento, en 40 años de democracia nunca había visto una represión así", dijo la diputada opositora Cecilia Moreau a la AFP al confirmar que cinco colegas que acompañaban la manifestación fueron alcanzados por los gases.

La policía antidisturbios repelió a los manifestantes para evitar que se acerquen al Congreso, aislado por vallas. Al menos 40 personas recibieron atención médica en el lugar con irritación en la piel, dijo a la AFP la Asociación contra la Violencia Institucional, sin aclarar el total de hospitalizados.

"Necesitamos que esta represión cese. Le pedimos que intervengan para cesar con estos actos", exigió en el recinto la senadora opositora Nora Giménez. La policía no hizo comentarios en lo inmediato sobre lo ocurrido.

La reacción de los manifestantes fue empezar a tirar piedrazos y bombas molotov contra los agentes de seguridad y derribar una parte del vallado, lo cual derivo en momentos de extrema tensión en la plaza del Congreso.

Volaron botellas, los insultos se amplificaron y hubo algunas personas tendidas en el piso producto de los efectos del gas. Las más comprometidas recibieron el auxilio de un grupo de trabajadores y estudiantes de la salud ligado al Partido de los Trabajadores Socialistas que buscaba neutralizar los efectos del gas aplicándoles leche a los heridos.

Inmediatamente después, los manifestantes dieron vuelta un auto de Cadena 3, emisora radial con base en Córdoba y lo prendieron fuego sobre la calle Hipólito Irigoyen.

Unas 29 personas fueron detenidas por los incidentes de las últimas horas, entre ellos un hombre de 41 años que tenía en su poder una granada que le fue incautada y entregada a personal especializado para su análisis.

Desde el gobierno, felicitaron a las fuerzas operativas por su accionar: “La Oficina del Presidente felicita a las Fuerzas de Seguridad por su excelente accionar reprimiendo a los grupos terroristas que con palos, piedras e incluso granadas, intentaron perpetuar un golpe de Estado, atentando contra el normal funcionamiento del Congreso”, reza el posteo de la Oficina del Presidente en X.

“Fuimos a proteger el Congreso y nos respondieron con piedras e incendios. Nosotros respondimos de manera inmediata. Ahora pagarán uno por uno los daños causados y el auto quemado de Cadena 3, con una causa que no será leve. Porque con nosotros el que las hace, las paga”, escribió por su parte Patricia Bullrich, ministra de Seguridad.

En una entrevista con el canal TN, Bullrich sumó: “Fue un operativo normal donde se respetaron bastante las normas hasta que, a determinada hora, salieron cinco diputados a querer dar órdenes a los efectivos como si fueran señores feudales. A partir de ahí se generó una situación de violencia, en especial, de la izquierda y el kirchnerismo. Los sindicatos se fueron”.

“Había montada una organización para intentar repetir lo del 2017 y paralizar el tratamiento de una ley. Las fuerzas estuvieron primero en una actitud de cuidar el Congreso y, cuando la situación se puso violenta, de reprimir el conflicto y avanzar sobre los violentos de una manera ordenada y profesional”, añadió.

Una de las manifestantes, en contra de la reforma que impulsa el gobierno de Javier Milei
Una de las manifestantes, en contra de la reforma que impulsa el gobierno de Javier Milei.
Foto: AFP.

¿Qué se discute en el Senado argentino?

El Senado argentino debate la ley Bases que en sus 238 artículos incluye incentivos a las grandes inversiones por 30 años, una reforma laboral, privatizaciones y una polémica delegación de facultades legislativas al presidente ultraliberal, a quien le urge un respaldo legislativo tras seis meses de gobierno sin lograr la aprobación de ninguna ley.

La reforma laboral en particular "vuelve al siglo pasado cuando el empleado no tenía ningún derecho laboral; no resiste el análisis constitucional y va a generar conflicto y litigiosidad", acusó el senador opositor Mariano Recalde.

La ley ya había sido aprobada por la Cámara de Diputados en abril. Si los senadores le dan apoyo, el texto volverá a la Cámara Baja para su sanción definitiva.

"El esfuerzo de los argentinos en estos meses es mayúsculo, esperamos (con esta ley) sentar las bases del progreso", dijo en su discurso de apertura el senador oficialista Bartolomé Abdala al defender el proyecto del Ejecutivo.

El debate, que puede extenderse hasta la madrugada del jueves, es repudiado en las calles por organizaciones sociales, partidos de izquierda, jubilados, docentes y sindicatos, algunos de los cuales lanzaron una huelga contra el proyecto.

"No podemos creer que en Argentina estemos discutiendo una ley que nos lleva a 100 años atrás", dijo en la manifestación Fabio Núñez, un abogado de 55 años.

Economía en recesión

El presidente Milei volvió a defender su paquete de reformas: "Llevan seis meses discutiendo la ley Bases que hubiera hecho que el ajuste sea menos doloroso, pero a la política eso no le importa", aseguró en un foro de finanzas en Buenos Aires antes de partir de gira a Europa, adonde participará de la cumbre del G7 en Italia.

La ruta legislativa ha sido cuesta arriba para La Libertad Avanza, el pequeño partido de Milei, minoritario en ambas cámaras.

"Desde el FMI hasta los inversores extranjeros, muchos actores dicen que, para que la propuesta de Milei sea creíble, se necesitan leyes del Congreso, se necesitan acuerdos, se necesita un Estado más o menos funcionando", comentó a la AFP Iván Schuliaquer, politólogo de la Universidad de San Martín.

El ministro de Economía, Luis Caputo, dijo el martes que la ley es "un acelerador, un potenciador de la recuperación de la situación económica".

El debate se realiza en un contexto de economía en recesión, con desplome de la actividad industrial y el consumo, miles de despidos y una inflación en desaceleración pero aún en torno al 300% interanual.

El peso del ajuste recayó sobre todo en las jubilaciones y en el poder adquisitivo del salario en un país con la mitad de su población en la pobreza.

Manifestación en Argentina, durante la discusión en el Senado de la Ley de Bases
Manifestación en Argentina, durante la discusión en el Senado de la Ley de Bases.
Foto: AFP.

"Nido de ratas"

El proyecto naufragó en su primer intento en la Cámara de Diputados y para reflotarlo el gobierno hizo numerosas concesiones hasta reducir su contenido original de 600 artículos a un tercio.

En medio de los tironeos, el presidente calificó al Congreso como "nido de ratas", entre otros improperios contra legisladores y gobernadores.

En el Senado, el presidente cuenta apenas con siete de las 72 bancas y necesita el voto de 37 legisladores para que la sanción.

De ellos tiene garantizados unos 35 gracias al apoyo de la derecha tradicional y negociaba hasta último momento para intentar conseguir los votos restantes.

Si el paquete es rechazado, Milei tendrá que esperar un año para volver a impulsarlo, una posibilidad que debilitaría políticamente a un presidente ya golpeado en varios frentes.

En particular, el ministerio de Capital Humano, que reúne cuatro carteras más la administración de seguridad social, está bajo fuego tras el hallazgo de 5.000 toneladas de alimentos que estaban guardados mientras el gobierno se negaba a enviar comida a los comedores populares.

El Senado también debatirá una reforma fiscal paralela, que incluye reinstalar un impuesto a las ganancias para gravar los salarios y jubilaciones.

Habló Milei desde un foro libertario

En plena jornada parlamentaria en el Senado por la Ley de Bases, el CEO de Tesla y Space X, Elon Musk, ratificó su apoyo al presidente Javier Milei, durante el foro “El renacer de la libertad en Argentina y el mundo” que organiza la Fundación Libertad y Progreso, y el Cato Institute, un think-tank estadounidense, en el que el mandario dará un discurso de cierre.

“Le pido a la gente en Argentina que le dé apoyo a Milei, porque creo que va a funcionar muy bien”, dijo Musk durante su alocución a través de una presentación virtual en donde se refirió al panorama económico del país de cara al futuro, las aplicaciones de la inteligencia artificial y nuevos desarrollos tecnológicos.

Fue en esta misma instancia que el mandatario argentino se expresó sobre los incidentes en las inmediaciones del Congreso de la Nación: “No descarten la metodología de tirar muertos en las calles”, sentenció.

“Esperamos seguir con el éxito que venimos teniendo y tener dos mandatos, para empezar la era liberal”, afirmó más adelante. “Decían que no podíamos ajustar más de un punto del PBI, después se encontraron con que tuvimos superávit financiero todos los meses”, destacó. Y expresó: “Llevamos ajustado hasta acá el equivalente a 15 puntos del PBI y lo hicimos en 6 meses. Mientras en diciembre discutíamos la hiperinflación, en abril de este año la inflación mayorista fue de poco más del 3%”,

Reprimen manifestación en Argentina
Reprimen manifestación en Argentina.
Foto: AFP.
Manifestantes en Argentina
Manifestantes en Argentina.
Foto: AFP.
Manifestaciones en Argentina
Manifestaciones en Argentina.
Foto: AFP.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Javier Milei

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad