ELECCIONES

Anticipan reñida definición en el balotaje de Perú

Encuestas no arriesgan un ganador, aunque dan una pequeña ventaja a Pedro Castillo sobre Keiko Fujimori.

Keiko Fujimori y Pedro Castillo, el gobierno entre dos extremos de la política peruana. Foto: AFP
Keiko Fujimori y Pedro Castillo, el gobierno entre dos extremos de la política peruana. Foto: AFP

Perú se encamina a una ajustada definición el domingo entre Pedro Castillo y Keiko Fujimori, según los responsables de las principales empresas encuestadoras del país. En una conferencia con la Asociación de Prensa Extranjera en el Perú (APEP), las encuestadoras coincidieron en destacar el “voto duro” de Castillo, que apenas se ha resentido desde el inicio de la segunda vuelta.

A Castillo le sostiene un gran volumen de votantes que se declaran antifujimorista, no necesariamente todos de izquierda, y que buscan evitar por tercera vez consecutiva que la hija y del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) logre llegar al gobierno.

Sobre la candidata del partido fujimorista Fuerza Popular, que afronta una acusación de más de 30 años de prisión por presunto lavado de dinero, destacaron su estrategia para acortar la diferencia que le distanciaba de Castillo asociado a su rival con el comunismo y el chavismo.

También se aprovechó de torpezas de su rival, señaló la directora ejecutiva de la consultora Datum, Urpi Torrado, al indicar que las recientes declaraciones de Castillo donde afirmaba que los feminicidios eran en parte culpa de la “ociosidad del Estado” le han afectado.

No obstante, Torrado reconoció que el lema de Castillo que dice “no más pobres en un país rico” ha calado profundo en los sectores más populares del país, especialmente en este contexto de crisis económica causada por la pandemia de COVID-19.

"Dejá vu" del 2016.

Para el director gerente de CPI, Manuel Saavedra, estas elecciones pueden resolverse de una manera muy similar a las de 2016, cuando Pedro Pablo Kuczynski se impuso sobre Keiko Fujimori por apenas 40.000 votos.

Saavedra destacó que el porcentaje de indecisos que irá a votar es muy bajo y está en torno al 2% de los electores, que se repartirán casi equitativamente entre ambos candidatos. Esto dibuja para el responsable de CPI una diferencia final de medio punto entre Castillo y Fujimori, cuantificada en unos 80.000 votos.

Elecciones en Perú. Foto: Reuters
Elecciones en Perú. Foto: Reuters

Por su lado, la investigadora principal del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), Patricia Zárate, advirtió que en estos momentos Castillo puede tener más voto oculto que Fujimori. En ese sentido, Zárate resaltó que las encuestas no tienen la capacidad de llegar a un gran volumen de población rural de los Andes y la Amazonía que viven en sitios alejados y desconocen si acudirán a votar.

El presidente de Ipsos, Alfredo Torres, cree que el voto desde el exterior le puede dar 0,5 puntos porcentuales más a Fujimori de lo que reflejan las encuestas, que no alcanzan a sondear la intención de voto en ese grupo de electores. Esto debido en gran medida a que para esta segunda vuelta sí podrán votar los peruanos residentes en Chile, a diferencia de la primera rueda, donde el confinamiento decretado en ese país les impidió sufragar.

En Chile, Argentina, España y Estados Unidos, los países donde se encuentran asentadas las mayores comunidades de peruanos, el voto es principalmente fujimorista.

Empate técnico.

Desde el lunes está prohibida por la normativa electoral la publicación a nivel nacional de nuevas encuestas de intención de voto para ver la evolución de las preferencias.

Según las últimas encuestas publicadas el fin de semana, Castillo y Fujimori se encontraban en un virtual empate técnico, si bien todas coincidían en situar al candidato del partido izquierdista Perú Libre un paso por delante.

Tanto Datum como CPI daban un punto porcentual de diferencia, mientras que Ipsos daba una ventaja para Castillo de 2,2 puntos.

A la segunda vuelta presidencial programada para este domingo están convocados a las urnas más de 25 millones de peruanos para elegir presidente por los próximos cinco años.

Maestro de escuela rural, Castillo promueve un activo papel del Estado en la economía, mientras la hija Keiko Fujimori aboga por mantener el actual modelo de libre mercado. “Estamos en un momento muy difícil” en el que los peruanos deben optar por “continuar por el camino del pasado u optar por un nuevo camino”, dice el analista Hugo Otero, exasesor del fallecido Alan García.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados