OPINIÓN

El acuerdo Unión Europea-Mercosur debe concluirse rápidamente

Por razones políticas, económicas y geoestratégicas, este acuerdo es indispensable para Alemania y para Europa, explicaron legisladores alemanes.

Apretón de manos
Foto: Archivo El País.

El acuerdo UE-Mercosur definitivamente debería concluirse durante la presidencia alemana de la UE. Por razones políticas, económicas y geoestratégicas, este acuerdo es indispensable para Alemania y para Europa.

El análisis de la 75.ª Asamblea General de las Naciones Unidas es aleccionador. La valoración crítica del secretario general concluye que la Naciones Unidas, y con ella el orden internacional basado en normas, no están en buena forma. Sin embargo, son precisamente las economías europeas orientadas a la exportación las que dependen de un marco normativo internacional que funcione de manera estable.

El libre comercio es de particular relevancia en este contexto. No solo crea el marco para el intercambio de bienes, servicios y personas entre Estados y continentes. También constituye un pilar importante del orden internacional basado en normas. El libre comercio y los acuerdos de libre comercio garantizan el crecimiento económico y, por lo tanto, la prosperidad y la paz social en Europa y en todo el mundo.

Mediante una agenda ofensiva de comercio, la UE logró abrir regiones y mercados en el pasado reciente. Esto fue una señal contra el creciente proteccionismo y desarrolló el orden internacional en forma activa. Se trata de continuar esta estrategia en forma consecuente.

El acuerdo UE-Mercosur reviste una importancia política, económica y estratégica fundamental en este contexto. Después de casi 20 años de negociaciones, el acuerdo planeado ya se considera un hito para el libre comercio global basado en normas. Con él, se creará la mayor área comercial contigua del mundo. Se trata de un compromiso de más de 700 millones de personas con estándares justos y socialmente equitativos en la economía, el ambiente y la sociedad.

Acuerdo es sinónimo de comercio libre y justo

Para nosotros, la bancada parlamentaria de la CDU/CSU, una cosa está clara: la rápida conclusión del acuerdo UE-Mercosur tiene máxima prioridad. Por esta razón, este acuerdo es una de las principales demandas dentro de nuestra estrategia respecto a América Latina y el Caribe «Visión 2030. Una alianza para el futuro». Justamente, para enfrentar las consecuencias económicas de la crisis de COVID-19 puede ser una contribución positiva.

Su entrada en vigor sería un oportuno paquete de estímulos económicos para las economías europea y alemana, y para una América del Sur en crisis.

El acuerdo UE-Mercosur representa un libre comercio justo y basado en normas. Es un acuerdo por la sostenibilidad, la protección del ambiente y el clima, cadenas de suministro responsables y el mantenimiento de estándares estrictos. Por lo tanto, su firma sería un claro mensaje a populistas de izquierda y derecha, que actualmente están tratando de torpedear el libre comercio en todo el mundo y de construir nuevas barreras proteccionistas.

Desde el punto de vista geoestratégico el acuerdo también reviste especial importancia. Se trata de expandir aún más las relaciones tradicionalmente buenas y cercanas con América del Sur. Es la oportunidad única de vincular nuevamente en forma estrecha a América del Sur con Europa y, por tanto, también a nuestros elevados estándares laborales, de protección del consumidor y ambientales. Porque el mercado sudamericano está cada vez más en el foco de otras naciones, sobre todo la República Popular China, cuyas relaciones comerciales se basan en estándares significativamente más bajos.

Los modernos acuerdos de libre comercio son el futuro de un mundo sustentable, justo y basado en normas. Esto lo subraya el balance positivo del acuerdo CETA con Canadá. Solamente en el acuerdo UE-Mercosur se establecen reglas vinculantes también en relación con la protección ambiental. Sin este acuerdo, Europa se queda con las manos vacías. Esto también debe recordarse a los críticos.

Alemania debería permanecer a la vanguardia de los defensores del libre comercio en la UE. Durante la presidencia alemana del Consejo de la UE hasta finales de 2020, el acuerdo UE-Mercosur debe avanzar con decisión. El objetivo debe ser cerrar a principios de 2021. El Mercosur puede convertirse en el modelo para nuevos acuerdos comerciales multilaterales con reglas modernas y, al mismo tiempo, proporcionar el impulso para reformar la Organización Mundial del Comercio.

Para Europa y América Latina, el acuerdo será catalizador de una cooperación general más estrecha y desarrollará un potencial significativamente mayor de esta cooperación bicontinental.

* Autores: Carsten Linnemann y Johann Wadephul, vicepresidentes de la bancada de los partidos CDU/CSU en el Bundestag; Jürgen Hardt, portavoz de política exterior; y Joachim Pfeiffer, portavoz en asuntos de economía y políticas energéticas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados