VIDEO

Millones de dólares por una obra digital: ¿Qué son los NFT y el criptoarte?

¿Cómo es posible que se pueda vender una imagen, un twit o un video que ya circula hace años por todo internet? En este video te contamos qué son los NFT y de qué se trata el criptoarte.

El CEO de Twitter, Jack Dorsey, vendió su primer tuit, es decir, el primer tuit de la historia por 2,9 millones de dólares en marzo de este año. ¿Cómo es posible que se pueda vender una imagen, un twit o un video que ya circula hace años por todo internet? En este video te contamos qué son los NFT y de qué se trata el criptoarte.

Para empezar a entender de qué se trata todo esto hay que saber que los NFT y el criptoarte son reales, que es una forma de comprar insumos digitales que ha crecido muchísimo en los últimos años y en particular en los últimos meses, apuntando especialmente al arte y alcanzando valores demenciales de transacciones de dinero. O mejor dicho, de criptomonedas.

¿Qué son los NFT y el Criptoarte?
¿Qué son los NFT y el Criptoarte?

Lo que se ofrece son activos digitales. Esto puede ser una imagen jpg, una animación, un twit o cualquier insumo digital. Estos son conocidos como NFT. En ingles “non fungible tokens”, es decir, tokens no fungibles, que no se pueden gastar con el tiempo y que son irremplazables.

Ahora bien, ¿cuál es la diferencia entre comprar una imagen jpg mediante criptoarte o descargarla de internet? La diferencia radica en que el autor vende la imagen original y no una copia. Para explicar esto, uno de los artistas digitales más conocidos, Beeple dijo: “Cualquiera puede sacar una foto de la Mona Lisa, pero eso no significa que seas dueño de la Mona Lisa”.

¿Cómo se certifica esa compra original? Se da mediante la creación de un token en blockchain que contiene información sobre esa obra que la hace única. Sí, el criptoarte se adquiere mediante criptomonedas. Y eso hace que las obras sean tan valiosas.

Las transacciones que se dan mediante criptomonedas quedan registradas en lo que se conoce como blockchain. Y ahí también es donde ahora se alojan los tokens que harán que estas obras de arte sean únicas e irrepetibles. El token será un distintivo: tendrá el nombre de la obra, información del autor, del comprador, la fecha, etc.

Para que una obra pueda ser un NFT el artista tiene que pagar por un token. Y ahí es cuando adquieren más valor. Como las obras dependen de blockchain, si la moneda en la que fue adquirida sube, la obra se hace más valiosa. Pero hay más: los artistas cobran comisiones por la venta, y si la obra se vuelve a vender, los artistas vuelven a cobrar.

Una de las grandes discusiones que se está dando entorno a este mercado es sobre el impacto ecológico que está teniendo. ¿Qué tiene que ver la ecología con una transacción completamente digital? Es la cantidad de energía que insumen al momento de registrar una obra en blockchain.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados