Publicidad

Sube la temperatura del conflicto sindical en liceos de Montevideo

Educación. Por lo menos cinco centros en conflicto Secundaria dice que están dadas las condiciones para iniciar clases el lunes 26 | Gremios califican planteo como "provocación"

Compartir esta noticia
 20120324 800x458

PABLO MELGAR

Con cinco liceos y una UTU en pie de guerra la temperatura del conflicto en la enseñanza no para de subir y se va camino a una huelga. Ayer el Consejo de Secundaria hizo saber que "todos los liceos están en condiciones de iniciar las clases".

Ayer cuatro liceos de Montevideo (45, 48, 62 y 70) y el de Punta del Este se movilizaron en reclamo de mejoras edilicias y anunciaron paro hasta el lunes. A esto se suma que la escuela técnica de La Unión sigue de paro por los problemas de inseguridad en la zona.

El Consejo de Educación Secundaria (CES) remitió un comunicado en el que señala que "están dadas las condiciones mínimas de funcionamiento, que habilitan la asistencia a clases de los alumnos, a partir del lunes 26, en todos los liceos del país". El planteo se da de frente con la postura del sindicato de profesores (Fenapes) que anuncia movilizaciones de proporciones a partir del lunes.

Hoy se reúne la asamblea del sindicato de profesores de Montevideo (ADES), el único del país que trancó la implementación el plan Pro Mejora. Allí se podría definir un incremento en las medidas que podrían llegar a la huelga o por lo menos a paros de 24 horas.

Mañana domingo la Fenapes reunirá a su Asamblea General de Delegados (AGD) para definir las líneas generales de acción del año. También allí hará mociones para ir al paro por tiempo indeterminado, según se afirma en los documentos que se discutirán, a los que accedió El País.

En ese marco los principales dirigentes sindicales de Secundaria coincidieron en definir el comunicado del CES como una "provocación". El secretario general de Fenapes, José Olivera, señaló que el CES realizó una "provocación gratuita que demuestra la inmadurez política de la administración y su falta de ética profesional al pretender iniciar las clases el lunes a pesar de las fallas detectadas por organismos estatales".

Olivera responsabilizó de la situación al presidente de la ANEP, José Seoane. "Le pedimos una entrevista urgente y no nos ha convocado. Por ello se hace responsable del colapso edilicio en que se encuentra la educación Secundaria", aseveró.

En ese sentido se manifestó el dirigente de ADES, Luis Martínez, que ayer participó de la ocupación del liceo 62 de Villa Colón que comenzó el jueves por la noche en la que estuvieron docentes, alumnos y sindicalistas.

El Codicen y el CES acordarán un frente común a la huelga que viene anunciando Fenapes.

"No se puede subordinar la educación pública a la interna del Partido Comunista (PCU)", aseveró el consejero nacionalista del Codicen, Daniel Corbo, que dijo basarse en los dichos del secretario general de Fenapes, José Olivera.

DESOCUPACIÓN. El director general de Secundaria, Juan Pedro Tinetto, informó ayer de la ocupación al Ministerio de Trabajo (MTSS) quien aplicando un decreto de 2010 que prohibe esa medida en edificios del Estado solicitó el desalojo al Ministerio del Interior, quien tras negociar con el presidente de Fenapes, Manuel Oroño, definió que los docentes se irían a la hora 18 de ayer.

Sin embargo, sobre las 15 un equipo de choque de Grupo Especial de Patrullaje de la Policía (GEPP) arribó abruptamente hasta la puerta del liceo, lo que fue repudiado por los docentes que sintieron que se había violado el pacto entre Oroño y el Ministerio del Interior.

Los policías se retiraron a las 16 cuando apareció Oroño. Más tarde los oficiales a cargo del desalojo explicaron que el episodio se dio como consecuencia de una confusión de órdenes. "Nos quisieron desalojar de manera prepotente, autoritaria. Con un decreto digno del gobierno de Pacheco Areco", resaltó el dirigente Luis Martínez.

La ocupación del liceo 62 reunió a varias figuras de Villa Colón, entre ellos a dos padres de alumnos que son consejales vecinales: Iván Bello, un dirigente frenteamplista de base y Álvaro Almeida, un ex militar que estuvo todo el día en la ocupación.

En tanto, más de cien personas cortaron Camino Maldonado, a la altura de la calle Venecia, frente al liceo 45. Usaron cubiertas y restos de troncos. Los manifestantes eran docentes, alumnos del turno nocturno, familiares y vecinos de la zona. Tuvieron asamblea a las 15 horas y a las 16 cortaron la calle.

Anunciaron que no comenzarán las clases el lunes ya que reclaman que se concreten las obras de reparaciones que licitó la ANEP y que no comenzaron y que se delimite la zona que la Inspección de Trabajo clausuró.

El lunes a las 14 los liceos en conflicto se manifestarán frente al Codicen y reclamarán ser atendidos por los consejeros. De lo contrario ocuparán las instalaciones.

Quedó en libertad menor que amenazó a docentes de UTU

El menor que amenazó a docentes de la UTU de la Unión sufre de problemas psiquiátricos desde los siete años, lo abandonó su madre, no conoce a su padre y sus hermanos se encuentran internados en centros del INAU, según surge del expediente judicial al que tuvo acceso El País. Fue criado por su abuela.

El adolescente, de 15 años, fue detenido junto con dos menores al mediodía del jueves 22 tras una denuncia de autoridades y docentes de la UTU por amenazarlos de muerte. "Voy al cante a buscar un fierro y los pico a balazos si no me dejan estudiar acá", dijo el adolescente según los denunciantes.

El joven discutió con autoridades de la UTU de la Unión luego que fuera suspendido por fumar marihuana dentro del centro y días más tarde intercambiar golpes con otro adolescente, dice el expediente.

Los denunciantes solicitaron que el menor acusado no concurra más a sus clases de sanitaria porque es conflictivo, proviene del INAU -posee tres antecedentes por rapiñas- y no tiene control familiar de ningún tipo. Ante el juez de Menores de 1° Turno, Hugo Morales, el adolescente reconoció que había amenazado con matar a las autoridades del centro pero advirtió que no iba a concretar el crimen. También señaló que estaba arrepentido de las amenazas y que las hizo porque no quería dejar de estudiar.

El defensor de oficio Guillermo Paysée y un equipo técnico del Juzgado (Etad) recomendaron a Morales que la internación en el INAU del menor no era conveniente. En cambio aconsejaron que se les permitiera trabajar con el adolescente e intentar una mediación entre este y las autoridades del centro educativo. En cambio, la Fiscalía pidió la internación del menor por violencia privada y recordó que tenía dos antecedentes por rapiña. Morales hizo lugar al pedido de la defensa y del Etad y le inició proceso al menor por amenazas.

Alumnos admiten presencia de Policía

Las aulas del liceo 62 huelen a materia fecal. Los estudiantes que ocuparon el centro educativo querían que la prensa ingresara a los salones para conocer la situación de deterioro. Por ello se pelearon a viva voz con algunos dirigentes.

Ganaron los estudiantes la pulseada y mostraron los destrozos y las fallas en la construcción del centro. "Me da vergüenza este liceo", dijo a El País el dirigente estudiantil Nicolás Conti.

El estudiante señaló que "está bueno que se ponga guardia perimetral o 222 a pesar de que es tener un botón adentro". Agregó que a veces "se ve que el liceo es para robar o para drogarme con mis amigos en el fondo, cuando no es así. Si la educación cambia, cambia la seguridad", mencionó Conti.

Anunció que para la movilización del lunes "saldrán por lo menos tres ómnibus de cada liceo. Pediremos que nos atiendan, si no lo hacen ocuparemos. Sabemos que a los diez minutos estamos afuera", reconoció Conti.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad