inn content para VIVION HAUS

La última tecnología en calefacción llega al país

Los calefactores a pellets se posicionan como una atractiva opción para este invierno por su alto rendimiento y la tecnología que usan para autogestionarse

Su diseño europeo hacen que se pueda colocar en cualquier tipo de hogares, sin afectar la estética del espacio.
Su diseño europeo hace que se pueda colocar en cualquier tipo de hogares, sin afectar la estética del entorno.

Con la llegada de los primeros fríos, los uruguayos comienzan a evaluar las opciones más eficientes para calefaccionar su hogar. En este escenario, la primera tienda de climatización del país, Vivion Haus, inaugura con una amplia variedad de calefactores a pellets de madera.

Las características de este sistema de calefacción europeo de última tecnología buscan posicionarlo en el mercado local como la opción más moderna, práctica, eficiente y económica.

Los pellets de madera son cilindros compuestos por aserrín y virutas prensadas que provienen de residuos industriales y agrícolas; se comercializan en bolsas de 15kg que se pueden adquirir en los puntos de venta de los calefactores y también en tiendas online.

Son amigables con el medioambiente y es un combustible normalizado, es decir, es un combustible homogéneo que cumple normativas específicas (particularmente la europea). Los pellets que se pueden encontrar en la tienda, son de la clase “A1” que corresponde a madera virgen y residuos de madera sin tratar químicamente. Esto deriva luego en que durante la combustión se producen muy bajos contenidos de cenizas y de emisiones de gas.

Los calefactores a pellet, de cuidado diseño europeo, se pueden colocar en cualquier tipo de hogar; sólo se necesita una pequeña salida para los gases de combustión (que se canalizan con tubos de 8 centímetros de diámetro) y un tomacorriente para conectar el calefactor.

"Este sistema de calefacción a pellets alcanza un aprovechamiento de más de un 90%"

Uno de los aspectos por los que se destaca este sistema de calefacción es su eficiencia, alcanzando valores superiores a 90%. Si bien en términos de inversión son equipos más caros que las estufas que queman astillas o rolos, el costo operativo (el monto que se gasta en calefaccionar) se encuentra entre los más bajos, si ya no lo es, indicó el ingeniero y asesor técnico chileno Alejandro Fraga.

También se distinguen desde el punto de vista de la practicidad. Un equipo con su depósito lleno de pellets puede tener una autonomía de un día completo funcionando, algo inconcebible para un calefactor alimentado con otro tipo de biomasas (como leña o carbón), aseguró Fraga.

A modo de ejemplo, comenta que en su país para calefaccionar un área de 120 metros cuadrados, se necesita un calefactor a pellet de 10kW, equivalente a dos aires acondicionados Split de 24.000 BTU, con inversiones similares. Pero el costo mensual de calefacción por pellet para este caso sería de un tercio el costo en electricidad utilizado por los aires acondicionados.

Estos calefactores a  pellets permiten programarse de forma remota para fijar un horario de encendido y apagado.
Estos calefactores a pellets permiten programarse para fijar un horario de encendido y apagado.

Otra de las complicaciones que tienen las estufas a leña es el proceso de encendido y apagado. Los calefactores a pellet en cambio, se encienden solos (sin necesidad de “empezar el fuego”) y permiten programar los horarios de encendido y apagado. Además, se puede fijar la temperatura deseada del ambiente a calefaccionar y el calefactor se autorregula para alcanzarla y mantenerla.

Fraga describió que una persona que se levanta a diario a las 7 am podría fijar el horario de encendido a las 6 am y así despertarse con la temperatura ideal en su hogar.

Además es posible encender y apagar el calefactor de forma remota. Con un adaptador wifi se conecta el microprocesador del calefactor a Internet y se lo puede gestionar con una aplicación desde un celular. “Es posible ver remotamente la temperatura de casa y aumentar o bajar la potencia según sea necesario”, remarcó el asesor. Y agregó: “se trata de una opción inteligente por donde se lo mire”.

Este tipo de calefactores se pueden conocer en la tienda de Vivion Haus (Avenida Italia 6378), donde se ofrecen soluciones de climatización personalizadas y se asesora integralmente a los interesados. Allí encontrarán un showroom especialmente montado para experimentar los más de diez modelos de calefactores a pellets, con una amplia variedad de potencias y colores.

Cómo funciona el sistema

Cada calefactor cuenta con un sistema de alimentación del combustible y otro sistema independiente del primero, que se ocupa de calentar el aire ambiente (sistema intercambiador de calor). El sistema alimentador de combustible está compuesto por el contenedor de pellet y un tornillo sinfín que nutre de pellets a la cámara de combustión; la cámara de combustión tiene un elemento iniciador de la combustión o bujía de encendido y una turbina que ingresa el aire de forma forzada para mantener la llama alimentada de oxígeno.
Por otra parte, y completamente independiente del sistema de combustión, el sistema intercambiador de calor consiste en un conjunto de tubos que rodean la cámara de combustión. Por el interior de estos tubos pasa aire forzado por un ventilador o turbina que es tomado del ambiente a calefaccionar; este aire se calienta al pasar por los tubos del intercambiador y vuelve al ambiente con mayor temperatura. El calefactor hará circular el aire del ambiente por el intercambiador de calor cuanto sea necesario, hasta alcanzar la temperatura deseada. Luego minimiza el consumo de combustible y gasta solo lo necesario para mantener la temperatura fijada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos