NUEVOS HORIZONTES PARA ELLAS

Ronda de Mujeres y su impulso a las DJs uruguayas

El itinerario de un colectivo femenino que ha profesionalizado su actividad en la música.

Patricia Wolf pasando música en Ronda de Mujeres. Foto: Gastón Gadda
Patricia Wolf pasó música por primera vez en Ronda de Mujeres, hoy musicaliza distintos eventos. Foto: Gastón Gadda

Las DJs viven un gran momento a nivel global. Las hermanas Nervo, Miriam y Olivia ocupan el puesto número 27 de los mejores 100 DJ del mundo, según DjMag y escalaron 15 posiciones en el último año.

Uruguay no está ajeno a este fenómeno y Ronda de Mujeres (RDM), organización que genera espacios de intercambio cultural, visibiliza e impulsa su participación profesional en la música, está íntimamente relacionada con su crecimiento. De hecho 330 mujeres, entre ellas Patricia Wolf, Ciara Pascual, Vala Nirenberg y Loli Arana hicieron sus primeras armas en propuestas de RDM.

“Generamos el espacio y dimos la posibilidad. Hoy muchas desarrollaron una carrera profesional siendo djs y no solo para los ámbitos específicos de la música o la música electrónica, sino también para fiestas, lanzamientos vernissages. Son muchas las mujeres que hoy pasan música de manera pública y profesional”, contó Beatriz Soullier, creadora del colectivo.

Investigación.

En 2017 se procuró cuantificar los datos de crecimiento que se percibían en el ambiente y se encomendó el estudio “Las mujeres Dj en la música uruguaya. Impactos de 15 años de Ronda de Mujeres”.

La fundadora de la organización explicó a Eme de Mujer que esta investigación surgió de la necesidad de hacer un balance sobre el impacto de los eventos organizados por RDM en el ámbito musical y además comprender cómo creció la presencia de las mujeres en la industria musical, especialmente como DJS y selectoras de música.

El trabajo estuvo pronto para ser publicado en 2018, sin embargo el departamento de Cultura de la Intendencia de Montevideo, lo editó y su publicación en formato manual tardó un poco más (se editó este año).

“Cuando en 2002 surgió RDM, el fenómeno de las DJs mujeres en el mundo era apenas incipiente y en Uruguay no existía un ámbito donde las ellas fueran quienes proponían la música”, señaló Soullier.

En ese contexto, quienes se animaban lo hacían en otro soporte: dominaban la escena los Cds y las instancias de selección quedaban limitadas a la intimidad.

“Ahora el acceso a la música es mucho más sencillo y cada uno puede hacer su propia playlist, pero en aquel momento la tecnología básica era en CD”, destacó Soullier.

Ciara Pascual, Dj uruguaya. Foto: Marcelo Bonjour
Ciara Pascual es otra de las DJs potenciadas. Foto: Marcelo Bonjour

La impulsora del movimiento confesó que conseguir a las cuatro mujeres fue “un suplicio”, “tanto encontrarlas como convencerlas a que se animaran a participar”. Sin embargo, con el paso de los años las mujeres pasando música en las fiestas o creando su propia música se convirtieron en un símbolo de empoderamiento.

Al mismo tiempo, la organizadora afirmó que las mujeres djs estaban invisibilizadas en la música uruguaya y este colectivo “fue una forma de visibilizar que había talento musical femenino”.

La investigación respalda lo que es prácticamente imposible de negar en los hechos: RDM marcó un antes y un después para las Djs.

“Generó empoderamiento a nivel subjetivo y objetivo. Subjetivo, porque el mismo hecho de pasar música y ser el centro de la escena empodera”, afirmó Soullier y remarcó lo emocionante que conectarse con la música y compartirlo con conocidos y desconocidos. Desde el punto de vista objetivo, los resultados son palpables: creó nuevas fuentes de trabajo y hoy algunas de las que hicieron sus primeras armas en Ronda de Mujeres viven de esta profesión.

Hitos.

Por su majestuosidad la noche del 11 de diciembre de 2014, probablemente quedó grabada en la retina de los asistentes a Ronda de Mujeres, edición Sueño de una noche de verano. El evento contó con un gran despliegue en el corazón de Carrasco e involucró la plaza que se encuentra detrás del hotel Sofitel. En esa velada, RDM despidió el gran año que la llevó al edificio Hearst de Nueva York, al Palacio Sudamérica, al interior del Sofitel y finalmente explotó con una fiesta callejera multitudinaria. Pasaron casi cinco años de aquella tardecita y RDM aún es un ícono para las mujeres DJs en Uruguay.

Entre 2002 y 2018 RDM tuvo actividad, con una breve pausa en 2006-2008. En tanto, 2019 es un momento de reflexión sobre el rumbo que tomará.

“Desde hace algún tiempo nos planteamos que debíamos cambiar el enfoque”, contó Soullier.

Ese golpe de timón implicó presentarse ante el International Goethe Institut para desarrollar el proyecto de copoducción con Alemania ‘Pulling forces of women’. Tras ganar el llamado, se suponía se realizarían eventos simultáneos en Berlín y Uruguay (las fechas que estaban programadas para julio y noviembre de 2019 fueron reprogramadas). RDM acompañará otras iniciativas que Soullier prefirió aún no revelar.

Nuevos horizontes para ellas

Ronda de Mujeres evolucionó con los años: nació en 2002 como un espacio compartido entre amigos que disfrutaban la música y su objetivo era perdurar hasta 2005. Sin embargo, en 2009 retomó su actividad y alcanzó su pico máximo entre 2014 y 2015, cuando llegó a Nueva York. En 2016, se dedicó a potenciar talentos emergentes y desde 2017 explora nuevos caminos. Los horizontes se amplían para las DJs en este 2019.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)