Errores y negligencia

El puente de Carmelo fue embestido por tres barcos

En Nueva Palmira quedó bajo agua una obra millonaria en construcción.

VEA LA FOTOGALERÍA: Imágenes: Daniel Rojas
Foto: Daniel Rojas
Foto: Daniel Rojas
Foto: Daniel Rojas
Foto: Daniel Rojas

Tres barcos se soltaron y provocaron serios daños a la estructura del histórico puente giratorio de Carmelo, construido en 1912. Un barrio entero y varias instituciones quedaron sin conexión terrestre con la ciudad.

Las copiosas lluvias generaron una fuerte correntada en el arroyo Las Vacas que se llevó consigo a los navíos que estaban en el varadero del Ministerio de Transporte y Obras Públicas para ser desguazados. Son parte de un grupo de barcos pesqueros chinos que fueron rematados hace un año y medio.

Sobre las 9:00 de ayer sábado, los vecinos grabaron en sus celulares cómo uno de los barcos golpeó contra las defensas del histórico puente y otro navío le terminó dando la estocada final. Los impactos contra el puente generaron daños de importancia en el eje y la parte giratoria.

Un barrio entero como es el caso de Centenario, donde viven miles de personas, toda la zona de playa, el hotel Casino, la reserva de fauna, el atracadero de yates y el Yacht Club, quedaron entonces sin posibilidad de conectarse por vía terrestre con Carmelo. Para ir a Colonia también se complica. Por la ruta 21 a los carmelitanos les llevaba un recorrido de 80 kilómetros para llegar a la capital departamental. Ahora deberán tomar caminos secundarios por Calera de Las Huérfanas y recorrer unos 100 kilómetros.

A Carmelo solo se puede acceder por la localidad de Palo Solo, surcando caminos rurales empedrados, dado que el agua cortó la ruta 21 a la altura de puente Camacho. Lo mismo sucede con otros accesos. En Dolores, el San Salvador salió de cauce y quienes circulen en vehículos de porte solo pueden ingresar a la ciudad por el acceso norte. En virtud de haberse cortado el puente para su tránsito, la Armada Nacional comenzó a realizar traslados de personas, en caso de emergencia, desde el atracadero de yates de Carmelo hasta el muelle Cremasco. En la tarde de ayer, luego de un primer relevamiento de buzos de la Armada junto a ingenieros del Ministerio de Transporte, se autorizó que pasaran grupos de no más de 10 personas a pie; quedó en cambio prohibido el tránsito para cualquier vehículo, incluidas las motos. Una vez que baje el cauce del arroyo se habilitará una balsa de Hidrografía para cruzar personas.

Eje roto: desplazamiento del puente. Foto: Daniel Rojas
Eje roto: desplazamiento del puente. Foto: Daniel Rojas

El intendente de Colonia, Carlos Moreira, llegó hasta el lugar y dijo: "Esto es grave, Carmelo hoy está prácticamente aislado. No es momento de asignar responsabilidades sino de resolver el tema".

Para la alcaldesa de Carmelo, Alicia Espíndola, existió "cierta negligencia" ya que hacía tiempo que se habían hecho reclamos por la presencia de los barcos.

Ayer se supo que el diputado nacionalista Juan José Olaizola (de Todos), integrante de la Comisión de Transporte y Obras Públicas de la Cámara de Representantes, convocará al Parlamento al ministro de Transporte Víctor Rossi y al director de Hidrografía para que expliquen cómo los barcos amarrados en el espejo de agua frente al ex-Astillero Maffoni se soltaron y dañaron el puente.

Otra obra en riesgo.

A 20 kilómetros de Carmelo, en Nueva Palmira, se registra otra situación problemática vinculada a un puente, el cual se está construyendo como parte de un proyecto de Participación Público Privada.

Se trata de una obra millonaria en dólares que incluye una perimetral con un puente nuevo para que el transporte pesado llegue directo a la zona portuaria sin atravesar la ciudad. "Es un escándalo. La verdad es que las autoridades locales y vecinos estamos indignados porque teníamos toda la ilusión de que con esta obra millonaria íbamos a superar el problema. y nos encontramos con que no previeron que el desborde del arroyo Sauce está tocando el nuevo puente", dijo a El País el alcalde de Nueva Palmira, Andrés Passarino.

Accidente y fuga bajo la lluvia

Una mujer murió en un siniestro de tránsito ocurrido en la mañana del viernes en el kilómetro 157,300 de la ruta 3, en Flores. La Policía de Tránsito estimó que la víctima perdió el dominio de su vehículo y volcó debido a la gran cantidad de agua que se veía en la cabecera del puente sobre el arroyo Pinto, después de las lluvias. En Canelones, las inclemencias del tiempo y los continuos cortes de energía ocurridos durante el temporal permitieron la fuga de dos presos de la Unidad Nº 7. Rompieron una reja y tejidos perimetrales sin que lo advirtiera la guardia de la cárcel, informó el propio Ministerio del Interior.

Una obra de Dieste afectada

Los fuertes vientos que llegaron con rachas de 120 kilómetros por hora y las intensas lluvias con guarismos superiores a los 100 milímetros que se abatieron sobre varias zonas del país, provocaron en Durazno la caída de medio centenar de árboles y columnas de UTE. El vendaval tiró al suelo además los vidrios del techo (obra del ingeniero Eladio Dieste) y chapas de policarbonato del estadio cerrado Ernesto de León, lo que ameritó que las actividades en este gimnasio municipal hayan sido suspendidas. Según informó el director de Promoción Social, José Pedro Rodríguez, se espera una pronta reapertura del escenario.

Denuncias por drenaje y árboles

Durante el temporal registrado en la madrugada del viernes, la Dirección Nacional de Bomberos realizó un total de 60 intervenciones: casi la mitad de ellas (25) entre Montevideo y Canelones.

El Centro Coordinador de Emergencia Departamental de Montevideo recibió 536 solicitudes, la mayoría de ellas (400) fueron por árboles caídos, mientras que 107 por temas de saneamiento, 22 por cuestiones de alumbrado, 6 por situaciones de derrumbe y 3 por viviendas evacuadas. En Canelones, en tanto, hubo 102 solicitudes, la mayoría (59) vinculadas a drenaje de pluviales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)