Ruta turística

Pocitos esconde el lugar más icónico del fútbol mundial

Colocan nuevas placas en recuerdo al primer gol de las copas del mundo.

Fútbol y turismo: el Concejo Vecinal N° 5 le pedirá a la Intendencia de Montevideo que el bus turístico pase por este lugar de Pocitos. Foto: Marcelo Bonjour.
Fútbol y turismo: el Concejo Vecinal N° 5 le pedirá a la Intendencia de Montevideo que el bus turístico pase por este lugar de Pocitos. Foto: Marcelo Bonjour.

Cualquiera que camine por Coronel Alegre y Silvestre Blanco transitará por uno de los lugares más importantes del fútbol mundial. Allí el francés Lucien Laurent realizó el primer gol de la historia de las copas del mundo ante México, en el extinto Estadio de los Pocitos. Dada su trascendencia, el Concejo Vecinal n° 5 pedirá a la Intendencia de Montevideo que el bus turístico pase por el sitio.

Los 13 de julio —aniversario de los dos primeros partidos del torneo— se suele realizar un homenaje en ese lugar al primer goleador que tuvo la copa. La próxima vez buscará hacerse algo más protocolar. Según informaron representantes del Concejo Vecinal, las embajadas de México y Francia colocarán una nueva placa en recuerdo de ese acontecimiento.

La invitación también será para el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, la ministra de Turismo, Liliam Kechichian y el alcalde del Municipio CH, Andrés Abt.

Luis Bascou, concejal que tuvo la iniciativa y ya cursó una carta a la Intendencia y al Ministerio de Turismo, le pedirá a la comuna que el bus turístico pase por esta zona. "Es un lugar de mucho interés para el barrio", comentó.

Desde Coit Viajes, la empresa concesionaria de este servicio, informaron que desde el inicio del paseo nunca han modificado el recorrido. Uno de sus directivos comentó que hay numerosas personas que piden que el bus pase por diferentes zonas de Montevideo, pero "no es tan sencillo" que eso se logre.

el francés Lucien Laurent realizó el primer gol de la historia de las copas del mundo ante México, en el extinto Estadio de los Pocitos.
El francés Lucien Laurent realizó el primer gol de la historia de las copas del mundo ante México, en el extinto Estadio de los Pocitos.

El estadio.

El Gran Parque Central, el Estadio Centenario y el Estadio de los Pocitos fueron los escenarios donde se jugaron todos los partidos del torneo.

El de Pocitos, propiedad de Peñarol, nunca recibió un nombre oficial. Allí se jugaron dos encuentros: el inaugural entre Francia y México el 13 de julio, y un día más tarde el de Rumania contra Perú.

Luego de 12 años de uso, el equipo aurinegro decidió en 1933 empezar a jugar sus partidos en el Estadio Centenario. Pasado el tiempo, la cancha desapareció y la zona se transformó en un barrio residencial de alto valor inmobiliario.

Así, el lugar donde se marcó el primer gol perdió su interés. En 2006, el arquitecto Enrique Benech se puso a investigar dónde había sido. Hay libros en que se decía que la cancha estaba del lado del Colegio Alemán, del otro lado de Soca.

Indagó en crónicas, fotos y hasta en el parte meteorológico de la época, según cuenta el libro Montevideo, la ciudad del fútbol, escrito por Luis Prats.

En el archivo fotográfico que dispone la Intendencia de Montevideo, Benech encontró imágenes aéreas de 1926 sobre cómo era esa zona de Montevideo. "Con la computadora pude superponer las imágenes actuales con las de esa época y encontrar el lugar", dijo a El País.

Según concluyó, la cancha estaba girada con respecto a las calles del centro: la parte central está en una esquina y un arco en la vereda frente a una casa. "El otro arco es imposible de ser marcado porque está dentro de una manzana", indicó.

Luego del hallazgo de Benech, la Intendencia de Montevideo abrió un concurso llamado "En búsqueda del arco perdido". El objetivo era colocar esculturas en el lugar. Eduardo Di Mauro fue el ganador. Para representar el lugar donde se hizo el gol creó la escultura "Donde duermen las arañas", inspirada en el afiche oficial de la Copa del Mundo de 1930. Utilizó hormigón y un riel de ferrocarril.

La de la mitad de la cancha se llama "0 a 0 y pelota al medio". Allí utilizó hierro y hormigón homenajeando al arquitecto Juan Scasso, quien realizó el Estadio Centenario.

En algún momento se evaluó la posibilidad de hacer una escultura para un córner, pero finalmente se desechó.

Sobreimpresión dónde estaba la cancha Pocitos sobre la zona de una imagen actual y detectar el punto exacto en donde se realizó el primer gol mundialista.
Sobreimpresión dónde estaba la cancha Pocitos sobre la zona de una imagen actual y detectar el punto exacto en donde se realizó el primer gol mundialista.

Paseos.

El Ministerio de Turismo presenta este lugar como uno de los primeros puntos de "la ruta turística del fútbol" en la capital.

Los habitantes de esa zona ven numerosos turistas que se acercan a sacarse fotos en ese punto y a recorrer un lugar que fue el comienzo de la fiesta mundial del fútbol.

María del Rosario Franchello vive en una casa ubicada en Charrúa y Silvestre Blanco. Su domicilio formaba parte de una de las áreas del campo de juego. "He visto varios turistas que vienen y se sacan fotos", comentó. Según supo El País, en esa zona vive el expresidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, Sebastián Bauzá.

La única empresa que ofrece algunos paseos por el lugar es Fanáticos Fútbol Tours. Antiguamente hacían un tour histórico que incluía el Museo del Fútbol en el Estadio Centenario, el Museo de Peñarol, la sede de Nacional y este sitio.

Hoy lo hacen de vez en cuando. "Lo hacemos cuando nos pide alguien", contó Franco Pérez, uno de los directores de este emprendimiento. En general son europeos.

Los estadios históricos

El arquitecto Enrique Benech realizó una investigación sobre dónde estaba la cancha Pocitos en el nuevo barrio. Tras hallar fotografías aéreas de cómo era la zona cuando fue proyectada la histórica cancha del fútbol mundial, logró sobreimprimirla en una imagen actual y detectar el punto exacto en donde se realizó el primer gol de los mundiales. El Gran Parque Central fue el otro escenario donde se disputó el encuentro inaugural del mundial que Estados Unidos le ganó a Bélgica por 3-0. Bart McGhee anotó el gol al minuto 23, cuatro minutos más tarde que el de Laurent.

1930

El goleador autorizado a jugar el Mundial

La realización del Mundial de 1930 tuvo algunos contratiempos para las asociaciones de fútbol que participaron de aquel torneo. La federación francesa tuvo muchas dificultades para conformar el equipo, debido a que varios jugadores convocados se vieron obligados a renunciar ya que sus jefes no los dejaban abandonar sus puestos de trabajo durante dos meses.

Lucien Laurent, nacido en 1907, trabajaba en la fábrica de automóviles Peugeot y paralelamente lo hacía en el Sochaux francés. Al final le permitieron esa travesía.

Revela que el entusiasmo en el gol fue "muy simple". "Fue una palmada en las manos, mientras volvíamos al centro del campo y se acabó", recordó una vez.

Francia ganó ese partido 4 a 1. Pero no hubo un festejo grandilocuente. Solo los jugadores se fueron cantando la Marsellesa. "Después de mi gol, el primero del torneo y también el primero que marcaba con la selección, nos felicitamos, pero sin saltar unos encima de otros como se hace en el fútbol de hoy", comentó al sitio web de la FIFA.

Los siguientes dos encuentros Francia los perdió por 1 a 0 ante Argentina y Chile, por lo que quedó eliminada en la primera ronda.

En la Copa del Mundo de 1934, Laurent integró el plantel francés pero no jugó ni un minuto.

Previo a la Copa del Mundo de 1998, Laurent, fallecido en 2005, contó que el gol lo transformó en una persona famosa cuando ya era anciano, cuando lo presentaron en Italia para el sorteo de las eliminatorias del Mundial de Italia 1990.

En una entrevista con la revista France Football, que recoge el libro de Prats, cuenta que le llegaron cientos de cartas que le recordaban que era el autor del primer gol de la historia de las Copas del Mundo.

En abril de 2005, la Federación Francesa le hizo un homenaje en el que admitió que se acordaron tarde de rendirle un homenaje.

"Este pequeño hombre de 1.62 m era un monumento. Un monumento que descubrimos tarde, siempre se mantuvo en las sombras durante casi cuarenta años en Besançon, donde había colgado las botas como jugador profesional en 1946".

La revista France Football destacó que "Lulu", como lo apodaban, nunca se jactó de la hazaña en Uruguay. "Fue un hombre simple y discreto", señala el respetado magazine deportivo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)