NO SE RINDE

Petrel seguirá buscando crudo en el norte

Dinama confirmó esta semana que la sancionará por no informar en 2017 de una filtración de lodo en un pozo.

Petrel buscará petróleo en otros lugares y asegura que tomará los recaudos ambientales. Foto: Mateo Vázquez
Petrel buscará petróleo en otros lugares y asegura que tomará los recaudos ambientales. Foto: Mateo Vázquez

A pesar de que la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) la sancionará por problemas ocurridos en sus exploraciones en Paysandú el año pasado y de que movimientos ambientalistas la cuestionan duramente, la compañía australiana Petrel reafirmó que seguirá buscando petróleo en Uruguay y que completará su plan de perforaciones en asociación con la estadounidense Schuepbach Energy.

El director general de la empresa, David Casey, está en Uruguay donde se reunió con el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, con el Congreso de Intendentes y con la subsecretaria de Educación, Edith Moraes, y realizó una presentación sobre la empresa que está a la búsqueda de socios que contribuyan a financiar sus trabajos. Descartó que se le vaya a pedir ayuda financiera a Ancap.

Petrolera optimista.

Casey dijo a El País que "la recompensa (que se podría obtener) es significativa aunque en esta etapa temprana hay muchos riesgos". "A comienzos de abril termina el fund raising (búsqueda de capital) y dependiendo de eso veremos si perforamos o si debemos confiar en un socio", señaló. "Tenemos que competir contra Argentina para las inversiones. Pero definitivamente hay apetito por invertir en Uruguay", agregó. El grupo ha invertido en Uruguay desde 2012 un total de US$ 25 millones.

El año pasado Petrel encontró petróleo en Cerro Padilla (en el este del departamento de Paysandú), pero sostuvo que no era comercialmente viable. Casey es optimista. "Es siempre difícil (hacer pronósticos) porque los datos son limitados. Creo que sí va a haber un descubrimiento comercial. Si va a ser en uno de los tres puntos que exploraremos, es demasiado temprano para asegurarlo", señaló.

Casey asegura que la empresa puede actuar sin dañar el ambiente. "Nos preocupan mucho esos problemas. El agua es un problema para nosotros. Hacemos todo lo que podemos para evitar contaminarla. Tomamos precauciones extras con los acuíferos. El petróleo y el gas pueden coexistir con la agricultura. Hay que mirar al mundo. Hay muchas industrias que son significativamente más intrusivas. Tratamos de que nuestra huella en los lugares sea la menor posible", señaló.

Casey aseguró que la empresa no ha "remediado" la zona de Cerro Padilla (o sea que no ha vuelto a su estado original el lugar) porque quizás vuelva a trabajar allí. "Hay potencial de otros hallazgos ahí. Si no los hubiera, en unos meses no se notará que estuvimos ahí", dijo.

Casey hizo una presentación a periodistas en la que destacó que el programa de exploración de la compañía "tiene el potencial de ser el primer escalón en el camino al autoabastecimiento energético". Recordó que en 2016 Uruguay importó US$ 812 millones de petróleo y gas natural y estimó que el país podría reducir en un tercio su déficit comercial si llegara a la autosuficiencia energética.

El balance de Petrel indica que el año pasado perdió US$ 15,3 millones. Aunque también tiene inversiones en Canadá y España, sus principales activos están en Uruguay.

Sanción.

Precisamente, el director de la Dinama, Alejandro Nario, informó esta semana a la comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Representantes que el consorcio será sancionado. Nario explicó que "hubo una filtración del lodo que drenó a través de las areniscas" en Cerro Padilla (el lugar donde se encontró petróleo).

"Hubo un error operacional y de acuerdo con la evaluación de los técnicos de la Dinama, la empresa debió haberlo detectado antes y también debió cortar la operación mucho antes. No sólo eso, sino que inmediatamente que detectó la situación tendría que haber informado a la Dirección Nacional de Medio Ambiente, pero no lo hizo y el hecho fue detectado en la inspección. Ello generó dos incumplimientos que fueron constatados", explicó Nario a los legisladores. La ingeniera química Rosario Lucas, de la Dinama, le respondió a la senadora blanca Carol Aviaga que la filtración se detectó a 70 metros de profundidad y que involucró 120 metros cúbicos de un fango acuoso no peligroso.

La filtración ocurrió durante varias horas del 8 de julio, pero recién fue detectada gracias a una inspección realizada por Dinama el día 17 de ese mes. Nario cuestionó el proceder de la empresa. "Igualmente, desde el punto de vista técnico nos pareció que no fue lo adecuado porque se perdió demasiado lodo, tendrían que haber sellado antes. Por eso decía que constatamos doble incumplimiento: no habernos avisado enseguida y haber esperado demasiado para sellar", explicó. Señaló que no recordaba las justificaciones que dio Petrel, pero "sí puedo afirmar categóricamente que para la administración no fue de recibo su planteo y van a tener la sanción correspondiente", agregó.

Duda en la oposición

En noviembre el senador blanco Álvaro Delgado cuestionó que la empresa Petrel hubiese utilizado el anuncio del hallazgo de petróleo para conseguir fondos en el mercado de capitales y solamente después informara que el hallazgo no era explotable comercialmente. Casey dijo a El País que "la información inicial era correcta; la gente es escéptica y lo puedo entender". "No fue el caso" de una especulación financiera, dijo.

Seguirán en salto y en Tacuarembó con trabajos

Si fracasa en Cerro de Chaga, Petrel-Schuepbach buscará petróleo a 1400 metros de profundidad en Cañada Fea (Salto) y luego en Cuchilla de la Pampa, cerca de Curtina en el sur del departamento de Tacuarembó (a 370 metros). La empresa ha dicho una y otra vez que en caso de que haya petróleo abundante sería del tipo convencional por lo que no sería necesario recurrir a la controvertida técnica del "fracking" cuyo uso, por otra parte, fue prohibido por un plazo de cuatro años.

El grupo tiene concedidos 14.000 kilómetros cuadrados en el norte uruguayo para buscar petróleo.

En noviembre Petrel anunció que había conseguido en los mercados de capital US$ 4,5 millones para financiar sus trabajos de exploración que, sin embargo, por ahora siguen suspendidos. El grupo está en Uruguay desde 2007.

Ambientalistas ven "desconocimiento"

En noviembre del año pasado Schuepbach-Petrel comenzó a trabajar en Cerro de Chaga (Salto). Pero debió interrumpir los trabajos debido a que cuando perforaba el suelo de basalto, el pozo se derrumbó debido a que se encontró "inesperadamente" una falla, según explicó la compañía en un comunicado. Pero aseguró que retomará los trabajos para llegar a una profundidad de 1.600 metros, y que si los trabajos no son exitosos pasará a explorar el paraje conocido como Cañada Fea (Salto).

El movimiento ambientalista Uruguay Libre no quedó convencido por las explicaciones y cuestionó al gobierno y a la empresa en un comunicado. "El programa de perforaciones de Petrel está además paralizado por, entre otras razones, el desmoronamiento del segundo pozo en Cerro de Chaga por una falla geológica inesperada, evidenciando otra vez su desconocimiento del área de trabajo. Así resulta difícil de entender la participación de las autoridades uruguayas en acciones propagandistas de una empresa que acusa reiteradas carencias financieras y que registra una sucesión de incidentes que hacen dudar de su idoneidad técnica y están poniendo en peligro el recurso más valioso de esta región que es el agua", dice el comunicado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)