CONTROL 

MSP ratificó que el 1° de marzo comienza obligatoriedad de etiquetado de alimentos

Los alimentos que excedan los límites establecidos en los nutrientes regulados deberán incluir por cada uno un octógono con el texto "exceso".

Sellos: etiquetas que lucirán alimentos que no cumplan con el decreto. Foto: El País
Foto: El País

El próximo 1° de marzo es el plazo límite para que los alimentos envasados que tengan altos valores en grasas, grasas saturadas, sodio o azúcares tengan en su parte delantera una etiqueta que informa estos excesos. 

"Los alimentos envasados en ausencia del cliente deberán incluir un octógono con el texto "EXCESO" por cada nutriente que exceda los límites establecidos", informó el Ministerio de Salud Pública (MSP) a través de su cuenta de Twitter este viernes. 

Esto inicia con el decreto  272/018 del Poder Ejecutivo de agosto de 2018. Allí se explican las razones para impulsar esta normativa: “La fuerte escalada del sobrepeso y la obesidad en todos los grupos etarios”, así como que se duplicó en los últimos años la venta de alimentos con excesiva cantidad de azúcares, sal y grasas, al tiempo que se triplicó la comercialización de bebidas azucaradas.

Además, en el decreto se indica que “la evidencia científica señala que es necesaria la implementación de medidas tanto educativas como regulatorias”.

El saliente director nacional de Industrias, José Luis Heijo, dijo a El Observador el 17 de febrero que “por lo menos en lo que resta de este gobierno” el etiquetado de alimentos “no se va a prolongar más”.

A su vez, el jerarca indicó que “hace 18 meses que las reglas de juego están dictadas”, por lo que hubo tiempo para adaptarse. También destacó que hay facilidades planteadas como, por ejemplo, que durante un período de transición se podrá colocar el etiquetado frontal como adhesivos sobre los paquetes, en lugar de estar integrado en el envoltorio del producto.

A su vez, desde la Cámara Industrial de Alimentos (Ciali) dijeron que, aunque había empresas que estaban implementando las medidas, otras esperaban por una posible flexibilización que pudiera otorgar el gobierno electo.

Planteos ante la OMC por etiquetado

El Comité de Obstáculos Técnicos al Comercio -que funciona dentro de la Organización Mundial del Comercio (OMC) recibió durante 2019 planteos de cinco países —entre ellos Estados Unidos y la Unión Europea (UE)— acerca de la disposición de etiquetado obligatorio de alimentos. 

En una respuesta elevada al Comité de Obstáculos Técnicos al Comercio el 23 de julio pasado, el gobierno uruguayo defendió los efectos del etiquetado obligatorio de ciertos alimentos así como los procedimientos utilizados para la elaboración de la normativa.

“La base científica considerada para la medida es la proporcionada por la autoridad sanitaria regional, OPS/OMS (Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud), cuya autoridad al respecto no debe ser puesta en duda”, señaló Uruguay.

También se explica que aunque a nivel mundial “se han desarrollado diversos sistemas de rotulación nutricional frontal”, no existe “consenso sobre cuál es el mejor”, por lo que el método elegido por Uruguay “se basó en un elevado número de estudios nacionales, con participantes de distintos grupos etarios y nivel socio-económico”. El sistema adoptado “obtuvo resultados superiores a otros”, mencionando el “semáforo” que adoptó el Mercosur y otros como el francés (etiquetado nutricional de cinco colores) y el australiano (calificación con estrellas).

Además, el gobierno expresó que “reconoce al Codex Alimentarius como la principal referencia normativa internacional en materia de alimentos”, y allí se prevé “la inclusión de información nutricional suplementaria, tal como se plantea en la normativa” local.

En el documento presentado ante el Comité, se afirma que “el rótulo frontal permitirá a los ciudadanos seleccionar alimentos de forma informada para alcanzar una dieta saludable y equilibrada”. Tras conocerse que el control de esta medida no será prioridad del nuevo gobierno, según informó El Observador, la diputada frenteamplista y exsubsecretaria de Salud Pública, Cristina Lustemberg, pidió que “la industria no gane”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error