MONTEVIDEO

IMM recibe propuestas para dar nombres de mujeres a las calles

Hay 150 homenajeadas en vías de tránsito de Montevideo; 2,5% del total de nombres.

La calle Ana Monterroso de Lavalleja se encuentra en el Sur de Montevideo y se extiende por aproximadamente 756 metros. Foto: Francisco Flores.
La calle Ana Monterroso de Lavalleja se encuentra en el Sur de Montevideo y se extiende por aproximadamente 756 metros. Foto: Francisco Flores.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La historia de cada disciplina tiene su historia. Para empezar, la de la propios estudios históricos, que nacieron con investigaciones en torno a las guerras, después dieron lugar a los libros centrados en lo político y económico y más acá en el tiempo hicieron lugar a perspectivas de la sociedad y sus mentalidades, su cultura y educación. La historia de la nomenclatura, en particular, también tiene etapas.

En Montevideo, poco después de las primitivas denominaciones dadas por el primer Cabildo de 1730, en 1778 se acordó que la veintena de calles existentes llevaran nuevos nombres tomados del santoral católico. Eso perduró durante el tiempo del dominio español y mereció otra gran modificación en 1843.

De acuerdo a la división de predios, originalmente las calles se denominaban, por ejemplo, De la Fuente, De la Cruz, De la Iglesia, Del Medio o De la Frontera. Después, con el primer cambio, surgieron San Carlos, San Sebastíán, San Francisco, San Telmo, San Ramón y San José, entre otras.

La alteración y suma de nombres subsiguiente dio entrada por su parte a los primeros ríos, como ser Paraná, Arapey, Daymán y Santa Lucía. Y en una etapa posterior inmediata comenzaron los homenajes a personalidades de diversas áreas, las referencias de famosos o de modelos a seguir, desde Maciel (en lugar de Santo Tomás), Pérez Castellano (en lugar de San Vicente), Colón (en lugar de San Benito), Solís (en lugar de Santiago), Zabala (en lugar de San Francisco) o Juan Carlos Gómez ( que antes se conoció como De las Cámaras, San Fernando y Del Medio).

Con la extensión de la ciudad, las calles que se fueron trazando continuaron homenajeando fundamentalmente la labor de los hombres en el país, la región o el mundo. También se fueron sumando fechas históricas o destacando a la flora y fauna, pero en todo el mapa de calles, caminos, avenidas y bulevares pocos metros quedaron bautizados con nombres de mujeres.

Proyecto

Ante esa escasa presencia de calles con nombre de mujer es que la IMM implementó el tercer Plan de Igualdad de Género, y desde el departamento de Desarrollo Urbano se proponen distintas acciones, Una es el proyecto Mujeres con Calle, que “ busca visibilizar y reconocer los aportes de las mujeres en las historias de la humanidad a través de la nomenclatura” para que “reformen parte de su memoria”.

Como es lógico presumir y confirma un mapa realizado por voluntarios de DATA Uruguay, el mundo de la educación en general y el de la era vareliana en particular brindan una buena parte de los apellidos de mujeres (uruguayas) que figuran en el nomenclátor. Le sigue el mundo de la cultura, con una escala que pone en primer lugar a las poetas y luego a las practicantes del arte de las musas y a las actrices.

Pioneras

La vía más extensa de las que llevan nombre de mujer es María Orticoechea, la educadora; en paralelo a Millán atraviesa varios barrios entre Aires Puros y Prado a Sayago y Conciliación. La otra arteria extensa es Matilde Pacheco de Batlle y Ordóñez, la esposa del presidente que hizo historia con sus mandatos a comienzos del siglo XX en Uruguay. Esa calle se extiende entre Casavalle y Piedras Blancas. En otros muchos barrios de Montevideo no hay calles con nombre de mujer, por ejemplo: en Sur y Palermo, Parque Rodó, Pocitos o La Blanqueada. La mayor parte se ubica al norte de la Avenida 8 de Octubre, no tienen gran extensión y varias son pasajes. Del lado de la costa, en Punta Carretas hay uno, en el Club de Gof: el Sendero Fay Crocker, en honor de la uruguaya y primera no estadounidense que ganó el Abierto de ese país en 1955, uno de los mayores del golf profesional. En Carrasco hay otro ejemplo, la Senda Lucce Fabri, hacia el arroyo de la Barra, en recuerdo de la italiana docente de Humanidades, exilada en Montevideo. En Punta Gorda hay tres calles, dos que honran a las poetas Esther de Cáceres y Sara de Ibáñez y una por la educadora María Espinola. Muy pocas, realmente, apenas el 6% de todas las calles que llevan nombres propios, no más de 150, salpicadas en la carta de la ciudad: María Stagnero de Munar (otra de las más extensas) o Agustina Contucci de Oribe ( apenas dos cuadras) en la Unión, Alicia Goyena en Buceo, Julia Guarino Fiechter (la primera arquitecta uruguaya) en Reducto, Ana Monterroso (esposa del Jefe de los orientales, Lavalleja) en Cordón, Leonor Horticou, cerca del Parque Batlle (por la maestra y pedagoga conferencista), Bernardina Fragoso (la esposa de Rivera) o Dolores Pereira (donante del Zoológico) en Villa Dolores), y algunos personajes de libros o canciones, desde Blanca del Tabaré (incluida en el poema épico-lírico de Zorrilla y presente en Villa Biarritz) hasta Stefanie o Doña Soledad (las féminas de los temas de Zitarrosa que reinan en un complejo cooperativo de Flor de Maroñas.

Cómo se postulan homenajes

Si alguien pensó que Luisa Domínguez, la primera mujer que cursó el bachillerato, merece una calle, tarde pió; ya la tiene, en Brazo Oriental. Pero hay muchísimas que aún no. Por ejemplo, las cantantes Amalia de la Vega y Lágrima Ríos, la bailarina y símbolo del carnaval Martha Gularte, la abogada Adela Reta, pensando en Uruguay. O la científica Marie Curie, la escritora Clarice Lispector o la cantautora María Elena Walsh, en el mundo. Para hacer las propuestas hay que llenar un formulario que está en la web de la IMM. Debe haber transcurrido10 años desde el fallecimiento de la persona propuesta. La postulación puede incluir ubicación concreta solo para calles cuyo nombre sea una letra o un número.

Personajes de ficción y heroínas

En la web de la IMM puede consultarse un mapa del nomenclátor femenino completísimo que nació de una propuesta de DATA Uruguay en 2015. Allí es posible rastrear las biografías de las elegidas y el lugar exacto de cada homenaje. También se han incluido gráficas, estadísticas y preguntas que contienen curiosidades observadas, como al interrogar al navegante si notó que hay más calles de personajes femeninos de ficción que de políticas, advertencia que lleva a confirmar un resultado de 4 a 3, aunque el mismo podría invertirse si se contara entre las segundas a más de una pedagoga que incidió en planes de Estado o a las heroínas de la independencia criolla, como la colombiana Policarpa Salavarrieta.

Cambios que respetan la memoria

En Montevideo, la regulación de los nombres de las calles, caminos, avenidas, bulevares o pasajes corresponde a la Comisión de Nomenclatura de la Junta Departamental, el legislativo de la IMM, y a la Comisión Honoraria del propio gobierno capitalino. A su cargo está además la denominación o modificaciones a nombres de espacios públicos y la instalación de monumentos, estatuas o placas. El criterio que desde hace años utiliza la Comisión Honoraria, que funciona desde 1952 y es presidida por una mujer, la historiadora María Emilia Pérez Santarcieri, es no cambiar los nombres de las calles, para no ir contra la memoria de la ciudad, salvo que sea una calle discontinua.

Juana de Arco
En Brazo Oriental
Juana de Arco

En la lista de heroínas, Montevideo tiene cerca de General Flores y Luis A. de Herrera a la Doncella de Orleans, patrona de los franceses, quien acaudilló ejércitos, fue traicionada, acusada de hereje, quemada en la hoguera en 1431 y declarada Santa en 1920.

Frida Kahlo
En Municipio D
Frida Kahlo

Frida Kahlo, la pintora mexicana, tiene su calle en Montevideo, entre Camino Colman y Domingo Arena, cerca de la Avenida San Martín y de la zona del Municipio D que está repleta de nombre femeninos en homenaje a las maestras varelianas.

Juana de Ibarbourou
En Prado y Punta Rieles
Juana de Ibarbourou. Foto: Archivo.

En la Rambla del Arroyo Miguelete tiene su nombre la poeta Juana de América, entre Luis A. de Herrera y Millán. En las cercanías del Prado se homenajea a otras poetas, como María Eugenia Vaz Ferreira. Juana también tienen calle en Punta Rieles.

Una clara minoría, en más de 5.000 vías de tránsito

En la actualidad se cuenta poco más de 142 calles que homenajean a mujeres en todo el departamento de Montevideo, mientras que hay 2.091 que recuerdan a hombres, en un total de 5.678 calles, cifra a la cual se llega con la suma de nombres de hechos históricos, parajes geográficos, animales, países, ciudades o departamentos.

Eso significa que los nombres propios ocupan el 39% del total, y en esa globalidad el 6% representa a las mujeres. Pero en el total de nombres el porcentaje dedicado a damas baja más obviamente, al 2,5%.

Este porcentaje de mujeres contempladas en nombres de calles que presenta Montevideo es casi idéntico a los de Berlin (Alemania) y Tel Aviv (Israel). Por encima del 10%, en América aparece México, y en Europa, España; en Barcelona se alcanza el 19% y en Madrid el 21%. En el mundo, el porcentaje más elevado sería el registrado en Bengaluru, India, con 39%, de acuerdo a datos de 2015. En ese año, justamente, en Montevideo hubo una medida concreta que mejoró las cifras. Fue integrado un verdadero plantel de mujeres pero en zonas periféricas. Por entonces se designó diecisiete calles y pasajes del asentamiento Tres Palmas, en Avenida San Martín y Camino Domingo Arena, Municipio D, con los nombres del primer grupo de maestras que acompañó a José Pedro Varela en la Reforma Escolar. (Fuente: DATA Uruguay).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)