CONTROL DEL TRÁNSITO EN MONTEVIDEO

Las cámaras y las multas se extenderán a varias avenidas

Ampliación del Centro de Movilidad con nuevos dispositivos electrónicos.

Centro de movilidad. Foto: archivo El País.
Centro de movilidad. Foto: archivo El País.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La fiscalización electrónica y la centralización de los cruces semaforizados se extenderán en buena parte de Montevideo. La Intendencia presentó en la Junta Departamental la tercera ampliación del Sistema de Gestión de la Movilidad (CGM), que abarca entre otras cosas la incorporación de 98 cruces semaforizados a la red, la colocación de otros 6 dispositivos fijos para aplicar multas, la compra de 140 equipos de conteo vehicular, 50 cámaras de circuito cerrado de televisión y nuevos equipos de mensajería, tanto fijos como móviles.

La ampliación comprenderá importantes arterias como Bulevar Batlle y Ordóñez, Millán, Camino Maldonado, Camino Carrasco, San Martín, algunas paralelas de 8 de Octubre, José L. Terra, Luis Alberto de Herrera, José Belloni y Garibaldi.

En esta nueva etapa, que involucra una inversión estimada de US$ 2.371.888, se incorporarán a la centralización semafórica cruces que no habían sido ingresados en las dos primeras fases y corredores de la zona norte y noreste, buscando gestionar el tránsito en tiempo real de todos los accesos a la zona central de la ciudad.

El gasto que se propone ahora es parte del “ahorro” solicitado por el edil nacionalista Javier Barrios Bove, que logró se bajara de 21 a 18 millones de dólares la inversión original planteada para el CGM.

Prioridades.

La Fase 3 define 76 cruces “prioritarios”: 21 en Bulevar Batlle y Ordóñez; 16 en la Avenida Millán; 10 en Camino Maldonado; 10 en Camino Carrasco; 11 en la Avenida San Martín; 6 en las paralelas de 8 de Octubre, y 2 en José L. Terra.

A su vez, hay otros 22 cruces asociados con mejoras en Vialidad, la mayoría de ellos (11) en Luis Alberto de Herrera; 7 en José Belloni y 4 en Garibaldi.

El informe municipal agrega que si fuera posible, además, sería conveniente centralizar 12 cruces de Rivera (completando las fases anteriores hacia el Este), Dámaso Larrañaga (de Parma a Corrales), José Pedro Varela (de Larrañaga a Corrales) y 3 cruces de Ramón Anador.

Actualmente hay 46 posibles puntos de fiscalización electrónica en la ciudad, a lo largo de los cuales se rotan 28 dispositivos que tienen la potencialidad de medir la velocidad. Cuando están asociados a un cruce semaforizado, también controlan que se respete la luz roja.

Ampliación y ajustes.

Con respecto a la complementación de las dos primeras fases del CGM, se incorporarán a la centralización 15 cruces semaforizados que la Intendencia entiende son “prioritarios”: 2 de Bulevar España, 3 de Constituyente, 2 de Avenida Brasil, 1 de 21 de Setiembre, 1 de Cerro Largo, 1 de Galicia, 1 de Magallanes, 2 de Salvador Ferrer Serra y 2 de Daniel Muñoz. La IMM también entiende que hay otros 7 cruces complementarios importantes: 4 en la avenida Rondeau y 3 en la calle Paraguay.

De todos modos, las etapas anteriores han tenido y seguirán teniendo correcciones y cambios. En julio, la Intendencia relocalizó algunas de las cámaras con las que aplica multas a los vehículos en infracción y sumó otros ocho puntos de fiscalización electrónica.

Los nuevos dispositivos, que registran infracciones por exceso de velocidad y cruce con luz roja, fueron colocados en la Rambla Wilson y Juan Cachón (canteras del Parque Rodó); Dámaso Antonio Larrañaga y José Pedro Varela; 8 de Octubre y Larravide; César Mayo Gutiérrez y Camino Carmelo Colman; Santa Lucía y Joaquín Pose; Avenida Uruguay y Vázquez; Bulevar Batlle y Ordóñez y Gambetta, y Juan Jacobo Rous-seau y Habana.

Los dispositivos de fiscalización que fueron suprimidos estaban en la Rambla República Argentina y Eduardo Acevedo; Dámaso Antonio Larrañaga y Tomás Claramunt, y 8 de Octubre y Comercio.

El Gran Hermano.

El equipamiento en vía pública que gestiona actualmente el CGM está compuesto por 268 cámaras y 44 sensores inalámbricos para conteo vehicular, 98 cámaras para monitoreo del tránsito, 46 puntos de control de velocidad y luz roja, y 28 equipos de control instalados. En total, hay 393 cruces semaforizados centralizados en el CGM.

La IMM también cuenta con tres equipos de fiscalización portátiles instalados en vehículos, lo que posibilita su rotación a diario, en 20 tramos de control, con los que puede medir la velocidad del tránsito.

Según la IMM esto ha permitido disminuir la cantidad de fallecidos y heridos graves. En los primeros cinco meses (enero a mayo) del año 2018 se registraron 389 heridos graves, mientras que en igual período de 2019 esta cifra descendió a 361. Es decir, 7,23% menos.

Asimismo, según las cifras oficiales, de enero a mayo de 2018 hubo 58 fallecidos por siniestros de tránsito, mientras que en igual período de este año hubo 44 (24,1% menos).

A fines de julio, durante la presentación del Informe de Siniestralidad Vial en Montevideo durante el primer semestre de 2019, la IMM también anunció el inicio de la fiscalización electrónica (con equipos móviles) en el acceso oeste y en las rutas 1, 5 y 102 (anillo perimetral). Según la comuna, la nueva medida responde a que en las rutas (tan solo el 3% de la red vial de la ciudad) están ocurriendo la mitad de los fallecimientos. Muchos de ellos son de peatones. De los 54 muertos en siniestros de tránsito en Montevideo en el primer semestre de este año, 24 se debieron a tragedias ocurridas en rutas nacionales.

Durante la presentación de estas cifras, el coordinador de la Unidad de Análisis de Siniestralidad y Lesividad de la IMM, Gerardo Barrios, informó que el descenso mayor es el de motociclistas gravemente lesionados y fallecidos.

Multas.

Aunque muchos creen que todos los dispositivos aplican multas, esto no es así. Actualmente hay 46 posibles puntos de fiscalización, a lo largo de los cuales se rotan 28 dispositivos que tienen la potencialidad de medir velocidad.

Cuando están asociados a un cruce semaforizado, controlan luz roja. También hay 3 vehículos con cámaras. La Fase 3 suma otros 6 dispositivos fijos.

Recaudación trepó a US$ 22,6 millones
La administración municipal de Montevideo es una de las cajas más fuertes del Estado. Foto: Nicolás Pereyra

Como diera cuenta El País, la Intendencia de Montevideo recaudó US$ 22,6 millones por multas de tránsito en 2018, más del doble que el año anterior, según se desprende de su último Balance de Ejecución Presupuestal. En 2017 habían ingresado a las arcas municipales US$ 10,6 millones por el mismo concepto.

Con base en el informe “Siniestralidad Vial en Montevideo 2018” elaborado por el Observatorio de Movilidad a partir de datos de la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev), la Unidad de Análisis de Siniestralidad y Lesividad de la Intendencia recomendó la relocalización de algunos puntos de fiscalización, así como también la necesidad de establecer nuevos puntos de control.

La última reubicación ocurrió en julio de este año, cuando fueron trasladadas ocho cámaras que aplican multas. La próxima fase del CGM incorpora otros seis dispositivos fijos que fiscalizan velocidad y cruces con luz roja.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)