APP SANITARIA

Así le avisarán que estuvo en contacto con un caso de coronavirus

Uruguay analiza si formará parte del plan piloto que Google y Apple elaboraron para informar, a través de una app, si se estuvo en contacto con un caso positivo de COVID-19.

Apple y Google presentaron esta semana cómo se visualizará la herramienta en pantalla. Foto: Apple/Google
Apple y Google presentaron esta semana cómo se visualizará la herramienta en pantalla. Foto: Apple/Google

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La pantalla de su celular está bloqueada y, de pronto, le aparece una notificación: “Posible exposición a COVID-19: alguien que ha estado cerca suyo ha dado positivo en el test de COVID-19. Pulse aquí para más información”. Tras desbloquear el teléfono, ve la fecha en que se dio ese acercamiento y poco más.

Así será, a partir del 15 de mayo la manera en que los más de 350.000 usuarios de la aplicación CoronavirusUY tomarán conocimiento de la exposición a casos positivos de COVID-19. La fecha es tentativa y también condicional es la participación de Uruguay en este plan piloto del sistema que confeccionaron Google y Apple.

Sucede que Uruguay aceptó trabajar para que, técnicamente, esté resuelta su participación; pero no confirmó que será parte de la ejecución del proyecto. La decisión final será una combinación entre los estudios de seguridad informática, viabilidad técnica e interés epidemiológico.

Al país le podría interesar la participación por la fase de la pandemia en la que se encuentra: pocos casos de nuevos contagios diarios, más recuperados que los que cursan la enfermedad y la lenta vuelta a las actividades presenciales.

Hasta el comienzo de esta semana, seis de cada diez personas con COVID-19 habían contraído la infección por haber estado en contacto directo con otro enfermo. El resto se divide ente los contagiados que habían venido de viaje (casos importados, 23%) y quienes no han tenido antecedentes de viajes ni contactos (transmisión comunitaria, 17%).

celular coronavirus rastreo
La herramienta propuesta no funcionará por geolocalización, sino que lo hará por Bluetooth, una tecnología que ha demostrado no ser infalible.

Según este escenario, cuyos datos proveyó una fuente sanitaria, en Uruguay los contagios parecen estar focalizados mayormente en clusters (racimos de contactos). Esta es una rareza en Sudamérica donde, según la OPS, siete de cada diez países tienen como base la transmisión comunitaria. Es para un caso como el uruguayo en que la tecnología podría ayudar.

¿Cómo funciona?

Ana y Pedro tienen descargada y activada la app oficial CoronavirusUY. Un día ambos están cerca por unos minutos (como funciona por Bluetooth el radio tiene que ser menor a diez metros y es probable que, de usarse, en Uruguay sea menor a cinco y por más de dos minutos de permanencia). Cada celular va a generar un código de contacto que no identifica a las personas, solo queda almacenado.

Pocos días después, Pedro da resultado positivo de COVID-19. Con su consentimiento (este paso es voluntario) el sistema cargará la información (porque está conectado al registro sanitario gubernamental) y enviará alertas a todos aquellos que días previos hayan estado en contacto, incluyendo a Ana.

Ana y el resto de los notificados “jamás” (eso dicen las compañías) se enterarán que la persona en cuestión es Pedro. Apenas sabrán que en tal fecha se han cruzado con un positivo.

Tras ello, se abren dos caminos: para las autoridades sanitarias serviría para hacer los rastreos de contactos. Para los usuarios notificados, serviría para ponerse en cuarentena y demandar un test.

En este sentido, en Uruguay se está estudiando la posibilidad de dar gratuitamente el análisis a aquellos que hayan sido notificados por la app, dijo una fuente del proyecto local.

Pero, para que estos caminos sean exitosos, hay que aceitar algunos pasos. El primero es que haya adhesión a la aplicación. De nada sirve un sistema colaborativo sin gente. Lo segundo es que la cantidad de contagios no esté descontrolada y en su fase exponencial, en esos casos las medidas son a la población en general y no a particulares. Lo tercero es que puede haber falsos positivos: una persona no contagia COVID-19 a través de una pared, el Bluetooth no atraviesa una pared de ladrillo pero sí una de yeso. Lo cuarto es que tiene que haber una calibración entre la distancia sugerida para que detecte un contacto y el tiempo de permanencia. Y, por último, que los casos positivos acepten enviar la información (porque es voluntario).

Y mucho antes que todo esto (léase en los próximos diez días) el gobierno tiene que definir la relación costo-beneficio, el potencial riesgo de seguridad y si vale la pena ser parte del plan piloto.

El dilema de la fecha y la voluntad

Francia y Reino Unidos se han negado a participar del plan piloto de Google y Apple porque consideran que el registro de cada nuevo positivo debería ser obligatorio y no voluntario. Las compañías, en cambio, han defendido el derecho a decidir de los usuarios. Tal como está planteado el proyecto, el usuario infectado recibe un identificador único que le pasa el laboratorio tras la confirmación de su caso y lo “carga” en la aplicación.

Otros han cuestionado que el sistema dé la fecha exacta en que se produjo un contacto. Esa información, sostienen algunos, alcanzaría para identificar a las personas por más que no se nombren ni se diga la ubicación. Bajo esta postura, consideran que es preferible hablar de un tiempo ventana: dos semanas. Pero Google y Apple entienden que la fecha permite saber si ese día uno iba por la calle con tapaboca, si viajó en ómnibus o qué hizo.

En este sentido, como la tecnología de Bluetooth detecta el acercamiento, pero no los resguardos sanitarios, sería imposible saber si la persona en realidad había estado a menos de dos metros, pero con una mampara de por medio.

Según Andy Greenberg, de la revista tecnológica Wired, “es probable que el sistema de Apple y Google solo funcione si es parte de una imagen mucho más grande, que incluye pruebas generalizadas, distanciamiento social y rastreo manual de contactos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados