CORONAVIRUS

La historia de Alfonsina Maldonado, la amazona uruguaya que volvió de Madrid

La atleta estaba en Madrid entrenando para los juegos de Tokyo. Estuvo 27 días en cuarentena preventiva luego de un viaje a Qatar y volvió a Uruguay luego de las gestiones de cancillería. 

Alfonsina Maldonado. Foto: gentileza Alfonsina Maldonado
Alfonsina Maldonado. Foto: gentileza Alfonsina Maldonado

Alfonsina Maldonado, la reconocida amazona uruguaya y deportista ecuestre que representa a nuestro país en el mundo regresó a Uruguay en el marco de la “Operación regreso a casa”.  Alfonsina vivía en España hace casi un año, en las afueras de Madrid, a 60 kilómetros, en Miraflores de la Sierra. Allí estaba entrenando en representación de Uruguay y allí también está su caballo. Antes había estado viviendo en Italia. 

Cuando comenzó el foco del coronavirus en España, Alfonsina ya se encontraba en cuarentena desde hace 27 días porque había ido a competir a Qatar y había regresado a Madrid el 1 de marzo. Como había pasado por el aeropuerto le habían avisado que tenía que estar en su casa por precaución. Es que la atleta uruguaya había estado viajando en los últimos meses y estaba haciendo las clasificaciones para los Juegos Olímpicos de Tokyo.

Alfonsina ya tenía pasajes para Uruguay para estas fechas  porque como todos los años iba a realizar algunas conferencias en escuelas con niños. Son charlas que Alfonsina brinda con el apoyo del Club Nacional de Football para niños en nuestro país. 

“La situación que se vive en España es terrible, es muy triste. Costó varios días también que la gente fuese consciente de lo que estaba sucediendo y ya se fue todo de las manos”, dijo a El País. “Ayer hubo más de 800 muertos. Es muy triste escuchar las historias de algunas personas que han perdido familiares muy queridos. Estamos en el primer mundo y la prioridad, a partir de los 65 años si entra alguien más joven, a esa persona la van a desconectar. Cuando ves eso y te toca algún caso de cerca te parte el corazón. No hay otra cosa”, agregó. 

“No ves a nadie circular por la ciudad te exigen y te recomiendan que vayas al supermercado una vez por semana con todas las medidas necesarias y cuando llegues a tu casa que te saques la ropa y la laves. Cada vez que salgas así”, contó.

Alfonsina fue de las uruguayas que regresó el viernes junto con otros uruguayos. “Me emocioné muchísimo cuando recibí el mail y me llamaron para decirme que en un par de horas vas a tu casa. Porque se viven muchísimas emociones, yo llevaba 27 días aislada, me había quedado sin calefacción y ahí dónde vivo de mañana estábamos a menos 3 grados Estaba pasando un poco mal, más la nostalgia de estar solo y todo el día encerrado”, dijo.Todo esto tiene algo positivo que es encontrarnos con uno mismo y saber estar solos. Vivimos en un mundo de todo muy rápido.   

Alfonsina se contactó primero con la embajada uruguaya en Qatar, porque el embajador había estado en contacto con ella en aquel viaje. Luego se contactó con la embajada de España en Madrid. Mucha gente realizó gestiones para su regreso. “Me llamaron y habían amigos míos que también hicieron sus llamados. Muchísima gente me estuvo ayudando que hicieron sus gestiones y estuvieron en contacto para vuelva”, contó.  

“Lo que han hecho y lo que están haciendo en una situación que desborda al mundo y que nadie sabe cómo manejarla es de aplaudir de pie”, dijo y agradeció especialmente al canciller Ernesto Talvi.  A Alfonsina la estaba esperando su hermana en el aeropuerto. Le llevaron ropa en bolsas y se fue en un auto sola hasta el campo en Florida, donde está hoy con su padre.  “Al llegar a casa me quité la ropa y automáticamente me duché. Eso era lo que me habían informado que tenía que hacer en España. Lo importante de quitarte la ropa”, aclaró. 

“Simplemente espero que esto pase rápido, que la gente recapacite que es más grave de lo que parece. Es una gripe diferente que está pegando fuerte al mundo y hay que ser consciente y no tan egoista. En Europa también están muriendo jóvenes. Es el hecho que tocaste la puerta del ascensor, no seamos egoístas y colaboremos con el esfuerzo. No es un tema para politizar es para trabajar todos en equipo y tirado para el mismo lado”, reclamó. 

Mientras espera Alfonsina recoordina las conferencias que dará con el Club Nacional de Fútbol y de la cual es embajadora. También están pensando hacer cosas en esta cuarentena y comenzó a recaudar fondos para los hospitales del interior del país. En esta página recibe donaciones para esas instituciones y que todos pueden ayudar. El objetivo es alcanzar los 10 mil euros. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados