UN SÍMBOLO DE PUNTA DEL ESTE

Adiós a un edificio histórico: comenzó la demolición del Hotel San Rafael

El evento fue fotografiado por varios turistas que se acercaron al sitio por el comienzo de Turismo.

Los obreros utilizaron las llamadas "bolas de demolición" para destruir la estructura. Foto: Ricardo Figueredo
Los obreros utilizaron las llamadas "bolas de demolición" para destruir la estructura. Foto: Ricardo Figueredo

En las primeras horas de ayer comenzaron las tareas de demolición del edificio principal que años atrás albergó al histórico y simbólico hotel San Rafael.

Una grúa con un objeto contundente colgado en la punta de una cadena comenzó a impactar en la esquina oeste del viejo edificio ubicado a la altura de la parada 12 de la rambla Lorenzo Batlle Pacheco.

Se trata de las denominadas "bolas de demolición" o "bolas de derribo" de uso común en las décadas pasadas. Este mecanimo se describe como "una de las formas más comunes de demolición tosca a gran escala".

En este caso el contundente objeto tiene una forma de "pera" más que de "bola" como ocurría tiempo atrás.

Existen dos tipos de procedimientos para el uso de este tipo de artefacto. Uno es hacer caer el objeto desde determinada altura. Otro es impactar de forma lateral contra las vigas y paredes del edificio a demoler. Por lo que se notó este domingo, el criterio empleado es impactar de costado.

En todo edificio, las losas descargan su peso en las vigas y éstas a los pilares o pilotes que constituyen la fundación. El secreto es romper esta relación de fuerza para que la gravedad también haga lo suyo.

El procedimiento consiste en mover el brazo de la grúa para que la bola de hierro macizo impacte con gran fuerza en la estructura exterior del edificio.

Las tareas comenzaron temprano en la mañana de ayer. Foto: Ricardo Figueredo
Las tareas comenzaron temprano en la mañana de ayer. Foto: Ricardo Figueredo

Se trata de miles de metros cúbicos de escombros cuya disposición final constituye también todo un desafío de infraestructura. Algunos obras de interés público recibirán parte de estos escombros. Es el caso del hogar Creciendo Juntos, una organización de apoyo a chicos con capacidades diferentes liderado por la educacionista María del Huerto Ocampo Vera.

De forma previa, los escombros generados por la destrucción de los locales anexos al edificio principal fueron empleados para construir un enorme talud.

El relleno permitió que una grúa con la bola pudiera acercarse al viejo edificio y proceder a su destrucción.

Atractivo.

La demolición del complejo constituye por estas horas en un inesperado atractivo turistico para los residentes de todo el año y los visitantes que llegaron por estas horas a Punta del Este y a otros puntos de la costa del departamento de Maldonado. Los visitantes de todas nacionalidades estacionan sus vehículos frente al obrador para observar los impactos de la pera contra la estructura del complejo. Algunos se toman selfies y otros aprovechan para grabar las imágenes con sus celulares.

En el caso de Punta del Este es el segundo hotel que se destruye mediante este mecanismo. En los primeros años de este siglo el hotel Playa fue destruido mediante impactos de una bola lanzada desde una grúa. El hotel Playa albergó en agosto de 1961 al célebre guerrillero Ernesto "Ché" Guevara que encabezó la delegación cubana que participó del encuentro del CIES celebrado en Punta del Este.

Por lo que se sabe, el Hotel San Rafael fue el lugar donde Guevara contactó a un alto funcionario de la administración Kennedy que formaba parte de la delegación de ese país encabezada por el secretario del Tesoro Douglas Dillon. Richard Goodwin, ghostwriter de los discursos de Kennedy recibió un inesperado presente en su habitación del San Rafael: una caja de puros cubanos. Guevara había sido advertido por el periodista argentino Jacobo Timerman sobre la afición de Goodwin por los puros cubanos. Goodwin al abrir la caja se topó con unas líneas del propio Che: "Escribirle al enemigo es dificil. Me limito a extenderle la mano". Ambos, luego mantuvieron una reunión secreta en la casa del embajador brasileño en Carrasco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)