Sindicatos

El gobierno exigió desactivar medida sindical en Vivienda

Pidió a funcionarios que vuelvan a habilitar las autorizaciones ambientales para obras nacionales.

Ejecutivo intenta destrabar medida de funcionarios para acelerar permisos para "tren de UPM". Foto: M. Bonjour
Ejecutivo intenta destrabar medida de funcionarios para acelerar permisos para "tren de UPM". Foto: M. Bonjour

El Poder Ejecutivo pidió ayer a la Asociación de Funcionarios del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma) que “flexibilice” o “suspenda” una medida que tiene en pausa la concesión de los permisos ambientales para obras y proyectos nacionales.

Desde la semana pasada, las habilitaciones ambientales para el proyecto del Ferrocarril Central que unirá Paso de los Toros (Tacuarembó) y el puerto de Montevideo, indispensable para la segunda planta de UPM, o el plan de reordenamiento del balneario Cabo Polonio en Rocha, entre otros proyectos, descansan en las oficinas de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) que depende del Mvotma. Es que los funcionarios están en conflicto con las autoridades por una serie de diferencias con respecto a las compensaciones al concursar por cargos internos y por topes salariales que llevan a que no se asuman los cargos.

Ayer al mediodía, en la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra), las autoridades hicieron una oferta al sindicato. El director general de Secretaría del ministerio, Homero Guerrero y su asesor, Juan Carlos López, pidieron al sindicato volver a expedir las habilitaciones ambientales para que las obras detenidas sean reactivadas.

El secretario general de COFE, José Lorenzo López, que estuvo presente en las negociaciones, dijo a El País que “la Administración se comprometió a dar una respuesta a los planteos realizados por el sindicato” este jueves y “pidió como señal que el sindicato flexibilizara o suspendiera las medidas”.

Anoche, dirigentes sindicales continuaban debatiendo en una asamblea en la que se analizaba si se acepta o no la propuesta presentada por el gobierno.

López señaló que el ministerio planteó que tiene una norma que dispone que “no se negocia con medidas” sindicales. “No está escrita en ningún lado, no hay ninguna ley que obligue a no negociar tomando medidas”, apuntó López.

Los técnicos de la Dinama dicen trabajar más horas de las estipuladas por la cantidad de trabajo que tienen. Incluso la ministra de Vivienda, Eneida De León, ordenó cortar de inmediato las licencias de funcionarios de ese organismo para apurar las habilitaciones ambientales, sobre todo, la del proyecto ferroviario para el tren que pretende utilizar UPM.

López explicó que hay dos puntos en los que los funcionarios no están dispuestos a renegociar: la compensación en los concursos internos y quitar los topes a determinados salarios.

El sindicalista sostuvo que por un lado “se concursan cargos y al cambiar el mismo, el que gana el concurso, al no llevar la compensación, pierde plata, entonces no asume el cargo, directamente ni con- cursa”.

Por otro lado, señaló que reclaman quitar los “topes establecidos en la escala salarial” para lo cual es necesario un decreto del Poder Ejecutivo.

La medida de suspender las habilitaciones fue adoptada la semana pasada por los funcionarios en una asamblea. La presidenta del sindicato Rossana Berrini, dijo que el relacionamiento con la ministra De León es muy malo. “Son muchas cosas que tenemos sobre la mesa y no hay un interés de las autoridades por sentarse al menos a hablar”, señaló.

La funcionaria del Ministerio de Vivienda dijo que al asumir como presidenta, junto a la directiva, solicitaron una reunión con la ministra para tener un camino de diálogo futuro. Sin embargo, luego de ese encuentro el diálogo fue inexistente. “No hay diálogo porque desde el ministerio no se quiere tener un relacionamiento con los trabajadores. Yo puedo cruzarme con la ministra en el ascensor, pero después le solicito por carta reunirme y no hay contestación”, explicó Berrini.

Parte de los reclamos que el sindicato quiere negociar con la administración también consiste en un cronograma para el restablecimiento de las licencias suspendidas y una mesa de diálogo permanente para el tratamiento de asuntos laborales.

Mientras tanto, las obras para el tren que pretende usar UPM aún siguen esperando. Es que la intención del gobierno de Tabaré Vázquez era tener pronta la habilitación ambiental del ferrocarril central para antes del 1° de febrero. La decisión apuntaba a que las obras de la reconstrucción del tren comiencen lo antes posible, con el fin de la licencia de los trabajadores de la construcción. Un informe de la Dinama al que accedió El País detalla que la obra del ferrocarril que conectará al puerto de Montevideo con Paso de los Toros, permitirá un flujo de hasta 30 trenes diarios. Eso incluye trenes de carga para trasladar celulosa, químicos y pasajeros de un lado a otro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)