SALUD

¿Qué es la muerte súbita cardíaca, que causó el fallecimiento de Larrañaga?

El ministro del Interior fue asistido por la emergencia Semm, que intentó reanimarlo sin éxito. Entre 10 y 12 uruguayos fallecen de muerte súbita cada día.

Jorge Larrañaga, ministro del Interior. Foto: Leonardo Mainé
Jorge Larrañaga. Foto: Leonardo Mainé

Jorge Larrañaga murió este sábado tras un paro cardiorrespiratorio. Según pudo saber El País, el ministro se sintió mal en una casa en la capital y se alcanzó a llamar a la emergencia móvil Semm, que intentó reanimarlo pero finalmente falleció.

Larrañaga tenía una cardiopatía isquémica, es decir, tenía enfermas las arterias coronarias por depósitos de lípidos. Fuentes cercanas al ministro contaron que hace poco se había hecho unos estudios de control que le habían dado bien.

De acuerdo a información médica a la que accedió El País, se trató de una muerte súbita. Especialistas explicaron que es una muerte natural inesperada que ocurre en la primera hora en la que una persona empieza con síntomas como falta de aire, dolor en el pecho o palpitaciones.

Por enfermedades cardiovasculares mueren 24 uruguayos por día. La mitad de estos decesos se presentan como muerte súbita, con lo cual se estima que entre 10 y 12 personas fallecen por este motivo a diario. Es la principal causa de muerte –exceptuando el COVID-19, que ocupa ese lugar actualmente-.

La muerte súbita se da por un paro cardíaco que lleva a que la sangre deje de fluir al cerebro y a todo el organismo, y causa el fallecimiento si no es tratado en minutos. Generalmente afecta a personas que están en plena actividad (hombres de más de 55 años y mujeres de más de 60). Suele ocurrir a nivel extrahospitalario.

En la mayoría de los casos son secundarios a una cardiopatía isquémica. Cuando las arterias coronarias se tapan, pueden dar un infarto de parte del músculo cardíaco. En ese momento, deja de llegar sangre a la parte del corazón afectada y se puede provocar una arritmia que derive en el paro cardíaco.

Entre un 10% y un 30% de los infartos fallecen antes de llegar al hospital.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error