EN PLENO VUELO

Salida de un ministro del TCR puede habilitar compra del avión

Ministro Grecco votó observar la compra de la aeronave presidencial y luego renuncióLos aviadores serán entrenados en un simulador en EE.UU.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Álvaro Salas / Presidencia

Van 686 días del nuevo mandato de Tabaré Vázquez, y el Poder Ejecutivo aún no logró cerrar la transacción para comprar una aeronave que funcione como avión presidencial. La dificultad del gobierno pasa por las reiteradas observaciones que el Tribunal de Cuentas (TCR) planteó al gasto de US$ 1.000.000 para adquirir la nave.

Sin embargo esto puede cambiar. La renuncia de uno de los ministros del organismo que votó a favor de la observación genera optimismo en el Poder Ejecutivo, ya que la nueva composición del TCR es mayoritaria a favor de levantar las observaciones.

La decisión de adquirir un avión presidencial fue tomada en el comienzo del gobierno. El ofrecimiento fue del empresario Carlos Bustin —dueño de la empresa Autolider, representante de la marca Mercedes-Benz— por carta dirigida al presidente Vázquez.

Tras conocer el avión y viajar a Brasilia para reunirse con la entonces presidenta, Dilma Rousseff, el jefe de Estado ordenó comprarlo de forma directa. La decisión fue observada por el TCR y tras la polémica generada cuando el tema tomó estado público Vázquez decidió cancelar la compra y hacer un llamado a licitación.

A pesar de eso el único que se presentó al llamado fue el empresario Bustin con el mismo avión y Presidencia dispuso su compra. El gasto volvió a recibir la observación del TCR por entender que el pliego fue confeccionado a medida del representante de Mercedes-Benz.

El TCR está integrado por siete miembros. La votación fue cuatro votos a favor de la observación contra tres que se manifestaron en contra. Los tres representantes de la oposición (Ruperto Long, Álvaro Ezcurra, Beatriz Martínez) votaron por cuestionar la compra del avión presidencial. El cuarto voto fue del frenteamplista Óscar Grec-co. León Lev, Diana Marcos, y el suplente del presidente del organismo, Ariel Rodríguez, votaron en contra de cuestionar la compra.

La semana próxima el TCR volverá a analizar el caso, ya que Vázquez ordenó reiterar el gasto para comprar la aeronave. Su definición se apoyó en un dictamen de la Fiscalía de Gobierno que contradice al TCR.

Pero para el nuevo análisis del caso la composición del organismo de contralor ahora es favorable para levantar la observación. El 29 de diciembre el semanario Búsqueda informó de la renuncia de Grecco. En su lugar actuará el suplente, Miguel Aumento (Frente Amplio) y con su voto el TCR logrará la mayoría para eliminar la tranca jurídica que el gobierno de Vázquez tiene para comprar el avión presidencial.

Sea cual sea la resolución, el dictamen no impide la compra. Es decir, si se mantiene la observación el gobierno de igual modo puede comprarlo.

Diferencias.

La compra de un avión presidencial genera divisiones a la interna del Frente Amplio. El diputado Sergio Mier (Liga Federal) dijo a El País que aunque no está interiorizado sobre los usos que el avión pueda tener, "no parece bien que cuando se le pide a la gente que se apriete el cinturón se haga un gasto de este tipo en este momento. No estoy interiorizado (…), pero en mi Treinta y Tres querido hay escuelas que están funcionando en contenedores", puntualizó.

Menos crítico, el diputado disidente Gonzalo Mujica opinó que "es necesario que haya un avión presidencial", aunque tiene dudas sobre la oportunidad de la compra. "Es necesario que haya un avión presidencial, pero no sé si es el momento. La Presidencia tiene necesidad, pero eso lo sabrá el Poder Ejecutivo", acotó. El expresidente José Mujica también está en contra de la compra. "Uruguay no necesita un avión y es bueno que siga siendo así. Históricamente fue siempre así. Yo me las arreglé siempre como pude. No comparto que haya que comprar un avión", dijo Mujica en una reunión de la comisión de Defensa del Senado.

En el otro extremo, el senador Leonardo De León (lista 711) defendió la decisión del presidente Tabaré Vázquez y cuestionó a la oposición. "Los que discuten eso estuvieron 14 horas en el Senado como rabiosos impidiendo que se votara el impuesto a Primaria para el agro que significaba US$ 1,20 por hectárea por año. Es mucha demagogia", puntualizó.

A su vez, el diputado Jorge Pozzi (Nuevo Espacio) señaló que confía en el criterio de Vázquez. "Si el presidente cree que necesita un avión y están las normas legales para hacerlo, lo que cuesta ese avión es una cosa que no se va a comprar nada por ese precio. Me parece que Uruguay puede tener este avión que no solo va a ser usado por el presidente y eso va a permitir trasladarse acá en la región sin tener que pedir nada prestado", afirmó.

Pozzi dijo que "el tema no da para más por la cantidad de plata que se está gastando, pero todo es opinable y acá se opina de cualquier cosa, pero como acá se discute todo seguramente tendrá una trascendencia tremenda el tema".

La Fuerza Aérea ya designó dos tripulaciones

La Fuerza Aérea Uruguaya (FAU) ya designó a cinco de sus oficiales para integrar las dos tripulaciones que serán preparadas para pilotar el avión presidencial que piensa comprar el gobierno, dijeron a El País fuentes militares. Se trata de oficiales aviadores de jerarquía intermedia (teniente coronel, mayor y capitán) que serán preparados en Estados Unidos en el simulador de vuelo para ganar horas y experiencia en la operación del Hawker HS 125-700 A.

Asimismo, pilotos del empresario Carlos Bustin, propietario actual de la aeronave, vuelan actualmente llevando como copiloto a algunos de los oficiales con el fin de que vayan ganando pericia en los controles del aparato, un modelo que para la FAU es nuevo, ya que nunca ha tenido un modelo así en su flota.

Una de las "virtudes" de este aparato, contaron los informantes, es que tiene vigente la certificación para operar en Estados Unidos, a donde podría volar con apenas una escala de acuerdo con su autonomía. Es, más bien, un avión "de rango Mercosur" y que "no puede cruzar el Atlántico", explicaron los militares.

En medios especializados se lo considera un avión "viejo" pero, como sucede con la flota de A 37 de la FAU, que también es de los años 70, con mantenimiento y repuestos se puede seguir confiando en ellos. El problema de la edad se solucionaría con un amplio stock de repuestos que viene con el aparato, procedente de una aeronave similar.

A nivel de la oficialidad de la fuerza hay una creciente preocupación porque el debate político que se dará por el avión derive en una crítica a la institución por su participación en la compra del avión, algo que Presidencia hará con recursos extrapresupuestales.

OPINIONES

Capricho vip

PEDRO BORDABERRY - SENADOR PARTIDO COLORADO

““Es una tomada de pelo para justificar un capricho de un presidente que quiere un avión vip para él. Que además se lo va a comprar a una persona muy cercana a sus asesores. Es una vergüenza, y una insensibilidad”.

“Como rabiosos”

LEONARDO DE LEÓN - SENADOR FRENTE AMPLIO

“Los que discuten eso estuvieron 14 horas en el Senado como rabiosos impidiendo que se votara el impuesto a Primaria para el agro que significaba US$ 1,20 por hectárea por año. Es mucha demagogia”.

Un muy mal gesto

JAVIER GARCÍA - SENADOR PARTIDO NACIONAL

“Sería un gesto de muy mal gusto que se comprara ahora el avión, cuando se le aumentan una serie de impuestos a la población. Astori defendió la compra del avión. La verdad que cuando Astori defiende negocios aeronáuticos la cosa no termina bien”.

LAS CLAVES DEL CASO

Interpela por compra ilícita

El senador colorado Pedro Bordaberry decidió interpelar al ministro de Defensa, Jorge Menéndez, por la compra del avión presidencial. El legislador dijo a El País que todo el proceso para adquirir la aeronave ha sido “un verdadera vergüenza” y una falta de respeto a la ciudadanía. La solicitud del llamado a sala será presentada el martes 24 de enero cuando se reúne la Comisión Permanente. Bordaberry sostuvo que hay una serie de irregularidades e inmoralidades en la transacción. Opinó que la licitación es ilícita. En su cuenta Twitter, el senador escribió: “El presidente desoye al Tribunal de Cuentas y se compra con la plata de nuestros impuestos un avión VIP de más de 1 millón de dólares”.

La defensa presidencial del negocio

La Presidencia de la República publicó en su página web el dictamen de la Fiscalía de Gobierno que defiende la compra del avión presidencial y contradice las observaciones del TCR.

“Esta Fiscalía entiende que el órgano de contralor ha ingresado a tópicos que lejos están del control de legalidad, basando su dictamen en hipótesis no comprobadas y entrando a cuestiones de mérito, que terminan erosionando las competencias constitucionales que le fueron acordadas; desconociendo lo que sí es una evidencia: la oferta única”, dice el dictamen. El órgano asesor del Poder Ejecutivo sostiene que el fallo del TCR cae en una “actitud antijurídica e irracional” al caer en la hipótesis del eventual oferente.

El enfoque de la FAU es positivo

Las autoridades de la Fuerza Aérea (FAU) no están molestas porque Presidencia los utilice para hacerse del avión. Desde su punto de vista, están cumpliendo órdenes y eso los deja en paz consigo mismos a pesar de que el aparato escogido pertenezca a un allegado al presidente Tabaré Vázquez. Los aviadores razonan así: se les está dando una aeronave para hacer determinados vuelos y mantenerse en entrenamiento, en una Fuerza Aérea que casi no vuela, explicaron a El País oficiales en actividad y retiro. La FAU está muy por debajo de las horas de vuelo que sus pilotos necesitarían. “Los pilotos adquieren experiencia y seguridad volando”, dijeron los informantes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados