Publicidad

Programa antipirata para los cyber

| CD y películas. Cámara del Disco distribuirá a 300 locales un software para detectar y destruir copias ilegales. En algunos cyber es común la descarga de archivos, otros no lo permiten

Compartir esta noticia
 20081008 360x285

GUSTAVO TRINIDAD Y ANA PAIS

La semana pasada fue detenido un hombre de 37 años que ofrecía más de 2.600 películas, algunas no editadas en Uruguay, a 300.000 casillas de correo electrónico. El cine y la música pirateados mueven en el país unos US$ 17.000.000 al año.

A los puestos de venta callejera en ferias y avenidas se han sumado en los últimos años los envíos de listados de ofertas por mail y la utilización de deliverys. Por esto, la sección Delitos Informáticos de Delitos Complejos interviene cada vez más para detener la piratería.

El hombre que se encuentra emplazado por la Justicia -a quien se le incautaron, además de las películas, dos computadoras, una impresora y un disco duro externo de 400 gigas- ofrecía los catálogos por correo electrónico. Previamente los interesados debían enviarle un mail solicitándolo.

Cada mes se detectan entre ocho y diez correos de este tipo, según fuentes de la Asociación de Videoclubes del Uruguay. Además, en el último año se requisaron 230.000 películas "truchas", el 45% del interior.

Para terminar con el crecimiento de la piratería, la Cámara Uruguaya del Disco (CUD) va a empezar a entregar gratis a 300 cyber de Montevideo un software con dos funciones: detectar y eliminar los archivos de video y música del disco duro de la computadora, y deshabilitar los programas de descargas tales como eMule, Kazaa, Ares, Imesh, etc.

A su vez, el software está a disposición sin costo en el sitio de la CUD: www.cudisco.org.

"Hasta ahora los propietarios de los cybercafés nos decían que no podían hacer nada contra esto porque no tenían las herramientas. Ahora se las estamos dando gratis", dijeron desde CUD. En consecuencia, los dueños de los locales que no apliquen el programa podrán ser acusados de permitir esta actividad ilegal, así como también la persona implicada.

En el Cyber Chino, ubicado en Tacuarembó y 18 de Julio, llevan más de dos años sin permitir descargas. En aquel entonces, la Intendencia les clausuró el local durante dos meses por permitir que personas que pirateaban hicieran copias en sus computadoras.

Sebastián García, empleado del cyber, contó que en aquel entonces pensaban que no era responsabilidad de ellos controlar a los clientes. Actualmente tienen instalado un programa en las máquinas para evitar que bajen de los distintos sitios, así como también para evitar el acceso a pornografía.

La campaña de CUD, que comenzará dentro de unos 15 días, incluye informar a los cyber sobre la ilegalidad de las descargas y de la responsabilidad legal de los propietarios ante las mismas.

Cuatro o cinco de cada diez personas que ingresan a un cyber del Cordón bajan archivos y el 90% son de música, aseguró su dueño antes de saber que era un delito. Muchas veces, para evitar que enlentezcan el funcionamiento de la conexión, pide a los clientes que en lugar de descargar 30 o 40 canciones al mismo tiempo, lo hagan con menos de cinco.

"Estoy totalmente de acuerdo con prohibirlo si es ilegal, aunque pienso que sería mejor concientizar al público en vez de reprimir", dijo después el propietario. El dueño de otro cyber de Pocitos dijo que "generalmente no están permitidas las descargas porque enlentecen toda la red", pero que "igual no es fácil controlarlo técnica ni físicamente. Una persona puede estar bajando música y navegando a la vez y no te das cuenta al ver la pantalla".

Según el estudio Indicadores de uso de Internet en Latinoamérica que realizó este año la empresa Tendencias Digitales, el principal tema de interés de los uruguayos al navegar fue la música con el 51,1%.

A su vez, el informe reveló que en el último mes el 50,8% de los usuarios de este país usaron Internet para descargar archivos, una función que sólo está detrás de enviar y recibir correo electrónico (89,2%), buscar información (83,8%) y chatear (68,4%).

CONTROLES. Desde 2007, a través de la Comisión Permanente en Defensa de los Derechos de la Propiedad Intelectual del Ministerio del Interior, se ha incluido la piratería en la formación tanto de los agentes como de los oficiales. Hoy son más de 900 los uniformados que han sido preparados en Montevideo y el Interior.

Sin embargo, desde la Asociación de Videoclubes y la CUD sostuvieron que no existe en la Policía una política coordinada al respecto, sobre todo en la represión de este delito en calles y ferias vecinales.

Por ello la asociación pidió una entrevista con la ministra de Interior, Daisy Tourné, para unificar criterios en comisarías del país.

"Cuando vamos a radicar denuncias nos encontramos a veces con mucha disposición e interés, y en otros casos, no tanto. Es como si dependiera de la voluntad o no de los oficiales que están al frente de cada seccional", aseguraron las fuentes consultadas.

Desde CUD también dijeron que "en las ferias notamos que la oferta se mantiene igual y que incluso disminuyeron los procedimientos realizados de oficio".

Antes en los puestos callejeros se efectuaban menos procedimientos y se incautaba más mercadería, ya que los puntos de venta eran más grandes.

Ahora, además de usar menores para atenderlos y evitar los procesamientos, montan puestos de 30 o 40 discos con una segunda persona que trabaja reponiendo, explicaron.

Las cifras

230.000 Es la cantidad de películas "truchas" que fueron incautadas en el último año en Uruguay. El 45% fueron requisadas en el Interior.

50,8% Es el porcentaje de usuarios de Internet uruguayos que dijeron haber descargado archivos en el último mes, según un estudio.

Delito con Prisión o multa

El artículo 2 de la ley 17.616 establece "la facultad exclusiva del autor de enajenar, reproducir, distribuir, publicar, traducir, adaptar, transformar, comunicar o poner a disposición del público las mismas, en cualquier forma o procedimiento".

En el literal "A" del artículo 15 de esta ley sobre derechos de autor, se fija una pena "de tres meses de prisión a tres años de penitenciaría" para quien "edite, venda, reproduzca o hiciere reproducir por cualquier medio o instrumento (...); distribuya; almacene con miras a la distribución al público, o ponga a disposición del mismo en cualquier forma o medio, con ánimo de lucro o de causar un perjuicio injustificado, una obra inédita o publicada, una interpretación, un fonograma o emisión, sin la autorización escrita de sus respectivos titulares".

En el literal "E" se determina que quien haga lo mismo pero "sin ánimo de lucro o de causar un perjuicio injustificado (...), será castigado con multa de 10 UR a 1.500 UR". Es decir, entre unos $ 3.700 y $ 552.000, según el valor de octubre.

Wi-Fi libre y descarga limitada en ómnibus

Los ómnibus de las líneas D10 y D11 van a tener a partir de hoy conexión Wi-Fi gratis en todo su recorrido. Es decir, que además de las personas con laptops en las plazas de la mayoría de los departamentos del país, ahora habrá gente conectada a Internet en ómnibus.

El servicio que brindan Netgate, Ancel, Banco Comercial y Movimagen tiene filtros para impedir el acceso a páginas pornográficas, tal como las computadoras del Plan Ceibal, pero no para evitar las descargas ilegales.

Álvaro Lamé, director de Netgate, explicó que el único obstáculo antipiratería que han podido implementar en espacios públicos y ómnibus es que la conexión se corte cada una hora. La persona puede volver a ingresar, pero le resultará imposible bajar películas, que demoran varias horas más. Según Lamé, la idea es extender el servicio Wi-Fi a otras líneas y completar todas las plazas principales antes de 2009.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad