COMBATE A LA INSEGURIDAD

Las zonas rojas del país serán el primer objetivo de Lacalle Pou

"¿Vieron esos lugares en donde el Estado renuncio a su presencia? Las famosas zonas rojas. Bueno ahí es el primer lugar que va a ir el próximo gobierno: A las zonas rojas", dijo el candidato blanco.

En pleno discurso de Beatriz Argimón un niño se separó de sus padres y Luis Lacalle bajó del tablado para subirlo con ellos. Foto: Ricardo Figueredo
En pleno discurso de Beatriz Argimón un niño se separó de sus padres y Luis Lacalle bajó del tablado para subirlo con ellos. Foto: Ricardo Figueredo

La frase se convirtió en un video viral que los diferentes grupos de amigos en WhatsApp usan cuando quieren poner orden: “Se terminó el recreo”. El autor fue Guido Manini Ríos, líder de Cabildo Abierto, que integra la coalición liderada por Luis Lacalle Pou. El objetivo del militar retirado fue marcar su impronta en los temas de seguridad y ayer la recordaron a coro en Rocha cuando el candidato del Partido Nacional anunció su compromiso con bajar los delitos.

“¡Hay que ganar para que se termine el recreo!”, le gritó un militante de la primera fila. Y el blanco reafirmó ese concepto con su propia frase. “Lo que se va a terminar es el carnaval de las promesas y el carnaval del gobierno”, dijo.

Pero de inmediato encarriló su discurso para uno de los principales problemas del país: la seguridad. Y ahí sí le respondió a ese grito desde la tribuna.

“Vamos a ir a cada rincón del país para combatir la industria del abigeato, y ¿vieron esos lugares en donde el Estado renuncio a su presencia? Las famosas zonas rojas. Bueno ahí es el primer lugar que va a ir el próximo gobierno: a las zonas rojas. Y ese mensaje tiene que ser claro”, prometió el candidato del Partido Nacional.

Para el blanco hay una sensación de “hartazgo” en la ciudadanía que reclama un próximo mandato con “autoridad”. “Desde el primer gobierno del Frente Amplio, hasta este ha habido un rosario de equivocaciones en la seguridad pública. Y lo que ha logrado es que mucho de los delitos cometidos no se denuncian”, sostuvo el aspirante a la banda presidencial.

Agregó que el 2 de marzo la Policía va a recibir instrucciones claras: “de atacar las bocas de pasta base” y “terminar con las zonas rojas

Lacalle Pou piensa en el día después, y asegura que el domingo próximo solo se tiene una cosa para asegurar: que al día siguiente habrá un nuevo presidente electo. Pero insiste que no se puede dar nada por ganado, y busca calmar el triunfalismo que campea en cada acto de la fórmula blanca.

Argimón y Lacalle Pou hablan a partidarios en Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo
Argimón y Lacalle Pou hablan a partidarios en Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo

A cada expresión de cautela en cuanto el triunfo la gente le responde con seguridad: “Vas a ganar Luis. No tengas duda”, dice una señora con la bandera del Partido de la Gente.

El discurso del candidato viene cumpliendo con los mismos temas en el cierre de la campaña electoral. Así fue ayer en Rocha y Maldonado. Lo que cambia son los énfasis, y una mayor tranquilidad entre la militancia y el equipo de trabajo del blanco, de que el triunfo el próximo domingo es una posibilidad más que alta.

Ya no son solo las clásicas selfies que saca el propio candidato con los celulares de los militantes, o los autógrafos en las banderas de los diferentes partidos de la coalición. Ayer en Rocha autografió varias camisas y remeras. “¿Estas segura?”, le preguntó Lacalle Pou a una señora. “Mira que este si que no destiñe ni sale”, le acotó en referencia al eslogan del Partido Nacional: “El blanco no destiñe”. Pero el dialogo siguió: “Dale Luis que estoy temblando. Firmala que esta después la cuelgo en casa”, remató la señora. “Bueno, pone tirante así queda bien”, dijo el candidato blanco y plasmó su rubrica.

Lacalle Pou firma autógrafos durante una gira por la ciudad de Rocha. Foto: Pablo S. Fernández
Lacalle Pou firma autógrafos durante una gira por la ciudad de Rocha. Foto: Pablo S. Fernández

En la noche de Maldonado la concurrencia a la plaza fue alta. Pero el discurso de Argimón se interrumpió cuando un niño se perdió. En lugar del clásico aplauso, que se usa en las playas para que los padres lo encuentren, Lacalle saltó del escenario y pidió que lo subiesen allí. “Traelo para acá”, dijo para ubicar a sus padres.

La candidata a vice intentó continuar con el mensaje pero otro niño, sordo, pidió para subir al estrado y en su lenguaje de señas le dijo a Lacalle Pou que quería que él fuese el próximo presidente.

“¿Qué pasó ahora?”, preguntó Argimón en su tercer intento de continuar y es que una señora se acerca a darle un obsequio al candidato. El paquete tenia una medalla para Lacalle Pou y luego una señora gritó que era su cumpleaños. “Con toda esta distracción no sé que discurso vamos a hacer”, bromeó la aspirante a la vicepresidencia mientras los militantes le cantaron el “que los cumplas feliz”.

Ese es el ambiente que viven los blancos. Bien distinto a la ultima vez que la fórmula pisó Maldonado, aquel sábado de octubre donde el caso del intendente Carlos Moreira les había generado preocupación e incertidumbre sobre lo que pida pasar en las urnas.

Hoy el blanco cierra su campaña en Las Piedras. Y ayer en Maldonado recordó su ultimo acto en San Carlos la campaña pasada con la voz entrecortada y visiblemente emocionado.

“Todos sabíamos que no íbamos a ganar el balotaje. A partir del 26 de octubre fue todo cuesta arriba. Sin perjuicio de eso fuimos a todos los rincones del país hombro con hombro con Jorge Larrañaga. Teníamos una inmensa tranquilidad de haber hecho las cosas diciendo la verdad sin haber engañado”, dijo y agregó: “Sabiendo que era imposible ganar”.

Hoy Lacalle Pou sabe que la historia es distinta. “Ojalá que el resultado del domingo sea otro. Pero terminamos con la misma paz y tranquilidad”, remarcó.

Las jubilaciones son de vergüenza

La candidata a vice por el Partido Nacional es la encargada de remarcar en cada acto que si los blancos ganan no se perderán derechos adquiridos. Así lo enfatiza Beatriz Argimón.

Ayer en Rocha buscó contrarrestar el discurso frenteamplista que sostiene que el acuerdo de la coalición se hizo “entre cuatro paredes” y de forma cerrada. La vice de los blancos explicó que las medidas planteadas en el documento firmado por los cinco paridos políticos que integran el acuerdo “multicolor” fue elaborado pro las demandas de la ciudadanía que acercaron a los diferentes partidos.

Es por eso que enumera una larga lista de planteos incorporados. “Fueron ustedes que nos pidieron una lucha frontal contra el narcotráfico, fueron ustedes que nos pidieron y plantearon al urgencia de mejorar la educación”, y así continuó. Argimón cerró esa lista con un tema que el frente colocó en el final de la campaña: los jubilados y pensionistas.

“Las jubilaciones son una vergüenza después de todos estos años. Y así nos lo muestra la gente en los recibos que cobran después de cada acto”, dijo la candidata a vice.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados