Consorcio español molesto

Rossi criticó actitud de firma por tren de UPM

Director blanco de AFE pidió sesión “urgente” por el asunto.

Estación: personal de AFE realiza tareas de mantenimiento en Progreso, por donde pasan siete trenes de pasajeros cada día. Foto: D. Borrelli
Recursos:el consorcio de capitales españoles Acciona impugnó la decisión de la comisión de adjudicación del Ferrocarril Central. Foto: D. Borrelli

Lo que está en juego es demasiado importante. Por un lado, para las empresas interesadas es muchísima plata. Pero por otro, para el gobierno es el punto clave para terminar de conseguir la mayor inversión en la historia del Uruguay: la segunda planta de UPM.

Por eso, el ministro de Transporte, Víctor Rossi, decidió frenar por unos días el proceso de licitación ya que una de las empresas —la que perdería el concurso— acusó al gobierno de actuar de forma no transparente. Esto molestó el jerarca de gobierno.

En mayo, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) recibió las ofertas que presentaron Acciona, empresa compuesta por capitales españoles; Consorcio CMEC-SDHS, proveniente de China, y Grupo Vía Central, integrado por capital uruguayo (Saceem, Berkes), español y francés.

En un primer proceso se descalificó la oferta de la empresa china (Consorcio CMEC-SDHS) que se había presentado. Fue desestimada porque su propuesta estaba incompleta y algunos de los requisitos fundamentales del pliego de condiciones no fueron completados.

En la puja quedaron el proyecto de Saceem y el de Acciona. En esa primera apertura de sobres el informe de la comisión técnica del MTOP colocó primero a la firma española con 83,7 puntos. La de Saceem quedó un poco por debajo con 76,6 puntos, comentaron a El País dos fuentes técnicas al tanto del informe.

Pero para la segunda apertura, que refería al estudio económico, la de Saceem tenía mayor puntuación a favor como para revertir e inclinar el concurso a su favor, comentó uno de los jerarcas consultados.

Molestia empresarial.

Los servicios técnicos constataron una insuficiencia en parte del planteo. La empresa Acciona se sintió agraviada por la resolución del MTOP y optó por presentar un recurso solicitando la suspensión de la licitación.

Esto ocurrió a las 16 horas y 30 minutos del miércoles 1° de agosto. Unos 25 minutos después, Rossi convocó a la sede del ministerio a representantes de la empresa para intentar destrabar el diferendo.

Explicados los motivos de la empresa ambas partes acordaron un plazo de cinco días para que la firma reúna y presente los documentos necesarios. Pero sobre la tarde noche del mismo día Acciona decidió enviar una carta a los medios de comunicación quejándose del proceso.

"Acciona manifiesta su estupor ante el cambio de opinión de la Comisión Técnica y lamenta el impacto que una decisión apresurada y sin oportunidad de defensa pueda tener en un proyecto clave para el desarrollo económico del país", dice la carta donde acusa al gobierno de actuar poco transparente.

El enojo del ministro.

El ministro Rossi dijo a El País que sorprendió la actitud de la empresa. Aclaró que el proyecto del ferrocarril central es de tal magnitud e importancia para el Uruguay que por eso se decidió dar el plazo y así demostrar que se están dando las garantías de transparencia y posibilidades a todos los postulantes.

"El comunicado de Acciona nos hace daño a todos", dijo. "Lamento que la empresa haya estado tan ansiosa. La sensación que me quedó cuando estuvimos conversando (el miércoles) parece que no lo creyeron ni ellos mismos. Si no, no se entiende", lo que hicieron más tarde con el comunicado público dijo el ministroo. "Me convencieron a mí, pero no estaban convencidos ellos", agregó.

Ayer, en conferencia de prensa, el jerarca volvió a reiterar que se seguirá adelante con el proceso licitatorio. "Unos días de paréntesis vale el sacrificio para que todas las partes tengan garantías", aseguró el ministro.

"El comunicado no nos deja de preocupar porque, primero, Uruguay tiene un prestigio que se ha ganado y estamos interesados en defender. Segundo, queremos ofrecer garantías a todas las empresas. En tercer lugar, porque hay un valor de este país que es la transparencia y la toma de decisión de modo fundado", dijo.

AFE urgente.

Por otra parte, el directorio de AFE realizará hoy de tarde una sesión "grave y urgente" para analizar la situación planteada, a pedido del director blanco Alfonso Lereté. En la reunión será recibido Carlos León, gerente de Infraestructura de AFE, que integra la Comisión de Adjudicación que analizó las ofertas para la realización de las obras del Ferrocarril Central del Uruguay.

El pedido lo había hecho Lereté en una carta que decía que lo hacía "atento a que una de las empresas recurrió el proceso licitatorio y adujo que la Comisión de Estudio y Adjudicaciones les asignó un puntaje alto en el sobre de condiciones técnicas, y que sorpresivamente fue descalificada por parte del MTOP en una decisión que calificó de "poco transparente, arbitraria e injustificada"; y que la misma firma sostuvo en un comunicado público que "el 2 de julio (la empresa) cumplía cabalmente con todas las exigencias del pliego, otorgándole el mejor puntaje en propuesta técnica (20/22 puntos)". Luego recibe "un informe con la exclusión por no ajustarse sustancialmente a todos los términos, condiciones y exigencias del pliego licitatorio".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)