PRESIDENTE

¿Cuál es el rol de “Lacalle padre” en el gobierno del hijo?

Sin aspiraciones electorales, pero lejos de la retirada mantiene contactos fluidos con ministros y legisladores.

Luis Alberto Lacalle Herrera y Luis Lacalle Pou. Foto: Fernando Ponzetto.
Luis Alberto Lacalle Herrera y Luis Lacalle Pou. Foto: Fernando Ponzetto.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Luis Alberto Lacalle Herrera
le hizo un pedido especial a Dios sobre fines de enero del 2020: llegar vivo al 1 de marzo para ver jurar a su hijo como nuevo presidente de la República. “Después ya está”, dijo el 25 de enero en La Paloma, dejando unos puntos suspensivos con tono a “misión cumplida” para un padre.

Pero lejos de refugiarse por completo en cuarteles de invierno, el expresidente asumió un rol muy activo, pero en un segundo plano. Con perfil bajo, alejado de los medios de comunicación para evitar incomodar a su hijo -el presidente Luis Lacalle Pou- y cumpliendo con su consigna de “mirar el partido desde la tribuna”, el exprimer mandatario está teniendo un “rol importante” en la vida cotidiana del partido, y en la defensa del gobierno. Así lo comentaron varios dirigentes nacionalistas consultados en las últimas semanas por El País.

Luis Alberto, o “Lacalle padre” como le dicen algunos blancos para diferenciarlo de su hijo cuando hacen referencia al expresidente blanco, mantiene contactos permanentes con los dirigentes nacionalistas, se reúne con ministros del gobierno, con legisladores de la coalición “multicolor”, concurre a actos partidarios, mantiene algunas disertaciones virtuales, viaja al interior del país para visitar intendentes blancos y dedica varias largas charlas telefónicas con dirigentes de la juventud blanca para trabajar en la renovación del partido.

La tarea se la encomendó su hijo en el acto en La Paloma de enero del año pasado cuando se despidió de “la barra blanca” antes de jurar como presidente de la República. Esa tarde en La Paloma, Lacalle Pou le pidió a su padre que sea “el Lacalle” que lo represente en cada acto del Partido Nacional.

La Constitución impide a los jefes de Estado participar de actos políticos partidarios y actividad proselitista. Y fue justo la Carta Magna la que levantó el “cepo político” al expresidente Lacalle Herrera. Pues, cuando su hijo lanzó la carrera electoral, le pidió que saliera de la primera línea política; un paso que le costó mucho asumir al expresidente.

Pero ese tiempo pasó y el comentario que se repite entre los blancos cuando se refieren a Lacalle Herrera es que está “muy contento”, más “liberado y suelto” y “ultra activo”.

“No hay semana que no te llame para comentar algo. Está en todo. En los temas del gobierno, en los trámites parlamentarios, las negociaciones políticas. En la cosa grande. Pero así también te informa de lo que pasa en el interior, de los problemas que hay y de la cotidiana de los militantes blancos”, dijo a El País un dirigente nacionalista.

El aumento de personas contagiadas del COVID-19 en el último tiempo retrajo su actividad presencial. Pero previo a eso concurría a la sede de los blancos frente a la plaza Matriz semanalmente. Incluso llegó a tener su propia oficina allí.

Con el presidente Lacalle Pou, su hijo, tiene un diálogo constante. No solo por asuntos familiares cotidianos. Lo llama hablan de política, de gobierno, y cada tanto le manda correos electrónicos con apuntes sobre la visión que tiene en diferentes temas.

Cuando la línea directa está sobrecargada, por la agenda de gobierno, Lacalle Herrera tiene en Nicolás Martínez, asesor directo del presidente Lacalle Pou el canal de diálogo. A través de él, es que le hace llegar sus comentarios y consultas. Martínez es una de las personas de mayor confianza en la familia Lacalle Pou. Él fue secretario político de Lacalle Herrera cuando asumió el gobierno en 1990.

Con el diputado Martín Lema tiene una relación muy cercana. El expresidente lo ve como una de las “fuertes figuras” entre los blancos. Habla mucho con el canciller Francisco Bustillo, con su amigo Luis Alberto Heber, ministro de Transporte, con Jorge Larrañaga y también con el subsecretario del interior Guillermo Maciel. En economía uno de los que tiene más intercambios es con Isaac Alfie, quien comanda la OPP.

De todos modos, Lacalle Herrera cuida mucho los comentarios a la hora de referirse al presidente. Incluso en los asados más íntimos con amigos. “Está en un rol de brujo de la tribu. Con su experiencia y conocimiento. Pero sin entrometerse en el escenario de su hijo”, contó un importante militante blanco. “Llama mucho, pregunta, consulta. Da ideas. Es una máquina de datos. Y ayuda en lo que puede ayudar desde un lugar fuera del gobierno”, comentó un jerarca del gobierno.

ADEMÁS

La consigna: trabajar para cuidar al partido y proteger al gobierno

A fin de año la Juventud del Partido Nacional le realizó un homenaje al cumplirse 20 años de la reforma donde se institucionalizaron las elecciones de autoridades juveniles en la carta orgánica del partido. Allí el expresidente dijo que era clave mantener ferviente la militancia juvenil como motor de los blancos para el futuro.

Este es uno de sus desvelos actuales, por lo que comenzó a trabajar más activamente en el Instituto Manuel Oribe. Está elaborando junto con el presidente de esa institución, Augusto Durán, un plan de trabajo para generar capacitación política, asesoramiento y desarrollar contenidos históricos y culturales, además de organizar algunas conferencias cuando la pandemia permita.

Pero en el corto plazo Lacalle Herrera insiste en que la nueva integración del directorio tiene que ser “fuerte y con peso”. Para él desde allí se tiene que cuidar al partido y proteger con firmeza y conciencia al gobierno de Luis Lacalle Pou.

De todos modos el expresidente ya descartó integrar el nuevo directorio, una idea que algunos dirigentes blancos de relevancia manejaron sobre finales del año pasado. Sí continuará como presidente del Herrerismo, que sobre abril o mayo elegirá su nuevo Comité Ejecutivo Nacional; donde buscarán potenciar al sector como “escudero central” del gobierno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados