DE CARA A 2024

La reunión del grupo de Delgado que agitó la interna del Partido Nacional: ¿por qué?

El secretario de la Presidencia declinó ir a un evento de su sector donde se hablaba de su “eventual candidatura” para las próximas elecciones.

Álvaro Delgado en un acto. Foto: Gerardo Pérez.
Álvaro Delgado en un acto. Foto: Gerardo Pérez.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Corrió como reguero de pólvora: a media tarde del lunes se difundió un comunicado con un título que a varios dirigentes de la lista 404 -la del presidente Luis Lacalle Pou- llamó la atención, por decir lo mínimo: “Principales dirigentes de Álvaro Delgado se reunirán con el secretario de Presidencia para mostrar su apoyo ante una eventual candidatura”.

Era una reunión pautada para este martes que, según pudo reconstruir El País, hacía tiempo que estaba planificada y solo faltaba que Delgado pusiera una fecha. Así ocurrió, pero en cuanto comenzó a circular esa invitación el jerarca llamó al diputado Pedro Jisdonian -uno de los referentes de este grupo- para reprocharle por la redacción de ese texto. Porque lo último que quiere Delgado en este momento de su carrera es que parte de su grupo político lo proclame o lo aluda como candidato -aunque es la evidente figura presidenciable de Todos Hacia Adelante en 2024-, cuando todavía queda un buen trecho de gestión.

“Hablen de lo que tengan que hablar, pero no de mi candidatura; yo estoy dedicado a gobernar”, le dijo Delgado al diputado, según pudo reconstruir El País.

La discusión acerca de los tiempos electorales dentro del Partido Nacional es un tema instalado con fuerza desde hace varias semanas, sobre todo a raíz de algunos movimientos que han hecho algunas figuras nacionalistas que ya buscan proyección, como la vicepresidenta Beatriz Argimón -que anunció una gira por todo el país en los próximos días y su intención de ser articuladora del ala wilsonista- o Laura Raffo, la excandidata a Montevideo que ya anunció que asume que su nombre “suena” para las próximas elecciones.

Delgado ya expresó públicamente que no es tiempo de pensar en estos términos -tanto en su caso como con otros-, al igual que el presidente del Directorio del partido, Pablo Iturralde, o incluso el referente del Espacio 40 y ministro de Defensa, Javier García. Es momento -dicen todos ellos- de enfocarse en el gobierno, de concretar las grandes reformas -como la educativa o la previsional- y salir a la cancha a mostrar los resultados, algo que además ha pedido expresamente el primer mandatario, que quiere que todos los actores del oficialismo tomen la iniciativa de marcar la agenda y evitar quedarse detrás de los cuestionamientos del Frente Amplio.

“El candidato ideal es el propio gobierno”, resumió un legislador blanco que está en esta sintonía. Aunque otros, como el diputado herrerista Juan Rodríguez, entienden que las candidaturas se gestan en procesos de trabajo que no empiezan “de un día para el otro”, y que este año -el anterior al preelectoral- tiene que servir para poner nombres arriba de la mesa.

Las molestias

Fue un “error” casi involuntario. “Una tecla de más”, “un changüí”. Las explicaciones de los dirigentes que convocaron a la reunión en cuestión -y que de todos modos se hizo- pasaron por esas interpretaciones: la equivocación puntual de quien redactó el comunicado, que se dejó llevar por el entusiasmo. No obstante, también entienden que el fondo del mensaje “no estaba mal” y reparan en el adjetivo clave que antecedía a la palabra candidatura: “Eventual”.

De todas maneras, la molestia de Delgado con la situación también llegó a otros dirigentes del sector, algunos de ellos nucleados en torno al ministro de Desarrollo Social, Martín Lema -otro referente de la 404-, quienes no fueron invitados ni estaban “enterados” de la intención de este encuentro. Incluso hubo quienes cuestionaron “lo mal armada” y “destiempo” que estuvo esta movida, además de “traicionar el espíritu” de la 404, en el sentido de precisamente “reaccionar” ante el movimiento de posibles competidores de Delgado y no mantenerse fiel a su propio rumbo.

Por parte del grupo de la convocatoria -que además de Jisdonian lo integran el edil Diego Rodríguez y la senadora Graciela Bianchi, entre otros- se argumentó que la instancia tenía también por objeto abordar temas relacionados a problemas de Montevideo pero también remarcar que se consideran “la columna vertebral de Álvaro Delgado”.

Los contenidos del polémico encuentro

Además del polémico título, el comunicado que anunciaba la reunión con el secretario de Presidencia para este martes a las 19.30 mencionaba que se iban a tratar “novedades importantes del sector” y que se abordarían “los grandes desafíos que en el corto plazo se van a tener que enfrentar y que implicarán un trabajo coordinador”. Esto, claro, además de servir -como decía el encabezado y el cuerpo del comunicado- para que los dirigentes barriales convocados mostraran “su apoyo ante una eventual candidatura” de Álvaro Delgado.

El edil Diego Rodríguez, uno de los jóvenes referentes de la 404, dijo a El País que la reunión tuvo dos objetivos. Uno de ellos era para “dejar bien en claro” que este grupo se considera “la columna vertebral de Álvaro Delgado” de cara a 2024. Y el otro, hacer una suerte de puesta a punto de lo trabajado a nivel departamental por este sector, y pasar algunos mensajes políticos, como incentivar a los dirigentes a que comuniquen en todos los niveles “lo que está haciendo bien el gobierno” y que enfrenten sin tapujos el discurso del Frente Amplio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados