Megainversión en Uruguay

Las obras del tren de UPM comenzarán el año próximo

Así lo aseguró en Madrid director del accionista mayoritario del consorcio.

El gobierno recibirá los proyectos de licitación en abril. Foto: D. Borrelli
Foto: Darwin Borrelli

La decisión del presidente Tabaré Vázquez es clara y la repitió hasta el cansancio: "El Ferrocarril Central se va a hacer con o sin UPM". Pero también está más que claro que sin esa megainversión —la más importante del nuevo siglo para el Uruguay— la confirmación de la segunda planta de UPM no se hará realidad.

Por eso en este momento en el gobierno del Frente Amplio hay mucha atención puesta sobre cómo avanza el proyecto para reflotar el ferrocarril que conecta Paso de los Toros con el puerto de Montevideo.

Sin embargo para ver en acción a los obreros y que comiencen las obras, se tendrá que esperar al 2020. Así lo confirmó a El País Víctor De Ávila, director general de Estrategia y Desarrollo Corporativo de Sacyr, empresa que tiene el 40% de las acciones del consorcio que salió triunfador en la licitación.

El Consorcio Grupo Vía Central esta integrado por NGE con el 27% (capitales franceses), Sacyr con el 40% (española), Berkes con el 6% (uruguaya) y Saceem (también empresa local) con el 27 %.

De Ávila dijo desde Madrid que la confianza de los inversores sobre Uruguay es importante, y por eso han apostado a ingresar en este proyecto. Sin embargo, aclaró que se deberá esperar aún para ver obras concretas del proyecto ferroviario, que cambiará significativamente el sistema de trenes en el país.

Hasta ahora los ferrocarriles transitaban a una velocidad promedio de 30 kilómetros en la hora, y con la nueva inversión la carga podrá viajar a velocidades superiores a los 100 kilómetros por hora.

"Uruguay está haciendo bien los proyectos de Participación Público Privado (PPP), es un país pequeño, estable con buena normativa. Si no lo fuera así no estaríamos apostando allí. Lo que falta es escala", opinó el inversor español.

En referencia al ferrocarril el ejecutivo aclaró que están a la expectativa de poder firmar el contrato de inversión.

"Primero firmamos y ya después te vas a ver a los bancos y a los fondos de inversión, a todo eso (para conseguir el financiamiento). Aún no estamos en esa etapa porque falta firmar. Ya nos han asignado el proyecto, pero hay que esperar por si hay alguna reclamación o un tema de esos. Una vez que se arregla, se firma el contrato y ahí es cuando se busca el financiamiento", explicó De Ávila.

Al ser consultado por El País si se podrá ver el inicio de las obras en concreto a lo largo del 2019 el representante del accionista principal del consorcio respondió negativamente.

"No creo que este año comencemos obras, porque primero hay que hacer la ingeniería de detalle. En un proyecto de estos hay muchas variables, y normalmente toman un año", aclaró el empresario español que destacó la situación uruguaya como plaza atractiva para inversiones extranjeras.

Las autoridades de gobierno pretendían que las obras se iniciarán cuanto antes. Incluso desde el Ministerio de Transporte se anunció que los trabajos comenzarían en los primeros días de febrero, tras la vuelta de las vacaciones de los trabajadores de la construcción.

La página web oficial de la Presidencia de la República publicó un artículo el 30 de octubre titulado: "Obras del Ferrocarril Central comenzarán a inicios de 2019". La nota hace referencia a una exposición del ministro de transporte, Víctor Rossi organizada por "Somos Uruguay".

"El proyecto Ferrocarril Central rehabilitará 270 kilómetros entre Paso de los Toros y Montevideo, mediante una inversión de 850 millones de dólares, obra que demandará 36 meses, señaló el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi", dice el artículo publicado por el gobierno uruguayo.

El directivo de Saceem, Alejandro Ruibal, explicó semanas atrás en una entrevista con El País que desde que se presentaron a la licitación han mantenido un ritmo intenso de trabajo para estar preparados al momento en que se requiera iniciar las obras.

"Es un reto impresionante en el cual desde el primer momento quisimos participar. En los últimos cincuenta años no hubo ninguna obra ferroviaria importante y queríamos estar. Tengo que ser cauto porque estamos cerrando y hay firmadas confidencialidades con un montón de bancos, hablo en nombre del grupo del consorcio Vía Central. Estamos trabajando muy bien con varios financiadores, algunos de ellos multilaterales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Corporación Andina de Fomento (CAF) y algunos privados. No nos olvidemos que es una inversión cercana a los US$ 1.000 millones. Va a ser una suma de entidades financieras las que participarán y venimos trabajando. Vamos a tener que invertir y nos vamos a tener que financiar y apalancar", explicó el empresario uruguayo.

Blancos ven "debilidades" en el contrato

El diputado nacionalista Pablo Abdala considera que el contrato firmado con UPM presenta "debilidades" desde el punto de vista constitucional y puso en duda que el secretario de la Presidencia, Miguel Toma, el prosecretario, Juan Roballo y el director de Planeamiento, Álvaro García, tengan la facultad de firmar ese tipo de acuerdo. Según Abdala, el Poder Ejecutivo se habría tomado atribuciones que son del Poder Legislativo y a las juntas departamentales. Un grupo de ciudadanos impugnó el acuerdo.

Convocan al Poder Ejecutivo a comisión de Diputados

La bancada del Frente Amplio apoyó la convocatoria al secretario de Presidencia Miguel Ángel Toma, al prosecretario Juan Andrés Roballo y al director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto Álvaro García, a la Comisión de Constitución y Códigos de la Cámara de Diputados para que expliquen los términos del acuerdo con la empresa UPM para la instalación de una nueva planta de celulosa en el centro del país.

Sin los votos del Frente Amplio, los diputados de la oposición no podían convocar a la comisión al Poder Ejecutivo. La invitación fue planteada por el diputado nacionalista Pablo Abdala, quien preside la comisión.

El diputado frenteamplista Darcy de los Santos dijo a Montevideo Portal que no se trata de una comparecencia obligatoria, sino de una invitación para presentar a los integrantes de la comisión información sobre el proyecto de la segunda planta de UPM.

Abdala, en tanto, recibió con cierta satisfacción que el Frente Amplio haya aceptado la moción. "Enhorabuena. El gobierno está obsesionado con la inversión pero no debe admitirse que se haga cualquier cosa. Lo político no está por encima de lo jurídico", publicó en su cuenta de Twitter.

La comisión decidió no acompañar la solicitud de juicio político a las autoridades, planteado por el movimiento "UPM 2 no". Abdala, en tanto, sostuvo que este tipo de convocatorias no generarán inconvenientes con la empresa finlandesa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados