INTENCIÓN DE VOTO

Nuevo sondeo también da a Lacalle Pou con más del 50% para el balotaje

Los resultados de Metrocall -a los que accedió en exclusiva El País- revelan, a la vez, que a menos de cinco días de los comicios, hay un 4% del electorado que aún no definió su voto.

Jornada de votación en las elecciones 2019 (primera vuelta). Foto: Francisco Flores
Lacalle tiene 52% y Martínez 41%, dice Metrocall. Foto: Francisco Flores

"No quiero creer, quiero saber”. Carl Sagan era un escéptico, pero un escéptico científico. Esa misma duda constante que lo caracterizaba fue la que lo llevó a ser un convencido de que los métodos científicos son la aproximación más fiel para la comprensión de la realidad. Y en tiempos electorales son las encuestas de opinión pública, con base científica, las que vienen a confirmar los favoritismos. El candidato blanco Luis Lacalle Pou cosecha por segunda vez cifras de intención de voto que superan el 50%.

Según la última encuesta que realizó Metrocall Contact Center, el líder nacionalista alcanza el 52%. Pero tras la ponderación -como llaman los académicos a la técnica de ajustar los desequilibrios que pueda contener una muestra- el guarismo se eleva en dos puntos.

Así las cosas, Lacalle Pou aventaja a Daniel Martínez en unos 11 puntos (41%). Pero los resultados de Metrocall -a los que accedió en exclusiva El País- revelan, a la vez, que a menos de cinco días de los comicios, hay un 4% del electorado que aún no definió su voto. Es el famoso “en duda”. Y hay un 4% de votantes en blanco o anulado.

¿Y por qué la distancia de este sondeo es mayor a la que muestran las otras encuestas? Metrocall es uno de los tres principales call-center del país. Su método, en este caso, se basa en llamadas a telefonía fija. Eso ya supone un sesgo: no todos tienen línea de teléfono, no todos los que tienen línea de teléfono cuentan con un aparato para recibir llamadas, no todos los que tienen el aparato atienden, y no todos de los que atienden responden la totalidad de las preguntas formuladas.

Tan así es que este call-center disparó 25.286 llamadas entre la nochecita del lunes y la mañana de ayer, de las cuales en menos de la mitad (11.512) alguien contestó y de las cuales menos del 10% respondió las cinco preguntas que le realizaba una contestadora automática (2.104 casos).

El uso del contestador automático puede ser otra variante del resultado en una sociedad uruguaya, todavía tradicional, y acostumbrada a lidiar en un diálogo con encuestadores humanos y no con una voz pregrabada. De hecho el método IVR, por su sigla en inglés de Interactive Voice Response, suele tener más aceptación en las investigaciones de mercado o de evaluación de un servicio.

Más allá de debates metodológicos, las seis empresas que han presentado resultados de consultas de cara al balotaje son consistentes en las preferencias electorales según el perfil de los votantes. Entre los más jóvenes, los más ilustrados y los de Montevideo ganaría el presidenciable oficialista. A la inversa, el nacionalista se fortalece en el interior, los menos educados y más adultos.

La diferencia es que, en los segmentos que Martínez es más potente, no saca la distancia que sí obtiene Lacalle en sus bastiones. El electorado frentista pareciera ser levemente más feminizado que el nacionalista, aunque la distancia está dentro del margen de error. Distinto es el escenario entre los indecisos, donde las mujeres están claramente más en la duda que los votantes hombres. Cerca del 12% de los votos colorados, concluye Metrocall, fue a parar al candidato del Frente Amplio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)