Interna frenteamplista

Muñoz crítica con diputados por redactar leyes "horribles"

En un grupo de WhatsApp del Frente Amplio, la ministra habló de sus preocupaciones.

La ministra evaluó con dureza la gestión parlamentaria de sus correligionarios. Foto: Archivo El País
La ministra evaluó con dureza la gestión parlamentaria de sus correligionarios. Foto: Archivo El País

María Julia Muñoz, la ministra de Educación y Cultura, "casi nunca" participa de los grupos de WhatsApp del Frente Amplio. Pero la semana pasada fue la excepción. Aprovechó para plantear sus preocupaciones de cara a un eventual cuarto gobierno de la coalición y lanzó duras críticas a diputados por redactar "leyes horribles" y también "impracticables".

Esta vez lo que la motivó a escribir fue un debate sobre si aportaba que mayores de 65 estuvieran ocupando cargos de gobierno, algo que suele estar arriba de la mesa cuando se habla de renovación dentro de la izquierda. El tema fue planteado por algunos de los casi 100 participantes del grupo "Comité virtual" del Frente Amplio.

"Casi nunca escribo pues no tengo tiempo, a veces leo. Anoche repasé mucho atrasado y me encontré con una discusión tan absurda, como la edad y hoy me dispuse a puntualizar algunas cosas y plantear mis preocupaciones", añadió la ministra que tiene 68 y desde hace varios años ocupa cargos de gobierno en las administraciones del Frente Amplio. El mensaje llegó el miércoles a las 10:43 de la mañana.

Muñoz fue secretaria general de la Intendencia de Montevideo durante la administración de Mariano Arana. Cuando el Frente Amplio alcanzó el gobierno nacional —en el 2005— se desempeñó como ministra de Salud Pública. Durante la gestión del expresidente José Mujica asumió la titularidad de la Comisión Honoraria de Lucha contra el Cáncer y asesoró en la redacción de leyes como la de legalización de la marihuana. "En mi caso, los cargos en la gestión han sido perdiendo plata pues en la actividad privada ganaba cuatro veces más que en el MSP, pero no pude negarme si el presidente me lo pide después de haber integrado la comisión de salud del Frente. Con el Pepe (Mujica) trabajé honoraria en todo lo que pidió pues fue mi presidente y no le puedo decir que no", aseguró.

La médica volvió a ser ministra porque la convenció Vázquez. En una conversación con el presidente planteó sus "serias dudas" acerca de si debía asumir tal responsabilidad como la de ser la ministra de Educación, pero al final Vázquez la convenció.

Muñoz pidió estar un solo año al frente del ministerio, pero aún se mantiene en el cargo, incluso supo sortear episodios como la declaración de esencialidad en el año 2015, la cual generó fuertes cuestionamientos a nivel del Frente.

Luego de dejar en claro que sigue en funciones "no por plata", la ministra hizo una lista de sus inquietudes de acá a un eventual cuarto gobierno oficialista. Opinó que se deberá aumentar la edad jubilatoria que se encuentra hoy en 60 años con 35 de trabajo. "Gracias a la medicina vivimos más y no sostendrán los jóvenes el peso de la seguridad social", alertó acerca de una discusión que está cada vez más sobre el tapete para todos los partidos.

María Julia Muñoz sostiene que es importante premiar la capacidad. Foto: M. Bonjour
María Julia Muñoz. Foto: Marcelo Bonjour

A nivel político, se mostró a favor de que tanto Mujica como el ministro Danilo Astori ocupen bancas en el Senado. También dijo que pretende, en un eventual próximo gobierno, se tengan abogados en Diputados, "pues redactamos leyes horribles, impracticables". Asimismo consideró que se requerirá en el Parlamento a "gente formada" de cualquier edad. Aunque aclaró que hoy hay "muy buenos compañeros", de los cuales algunos son "fantásticos".

Sus críticas a la bancada del Frente Amplio no quedaron ahí. La ministra consideró que Alfredo Asti (de Asamblea Uruguay) es "el único diputado" con el que se puede hablar del tema Presupuesto. "Los otros no entienden o no les interesa", añadió. "Sabe Asti que no integro su club de admiradoras, pero es muy necesario, y no vi que se formara ninguno que se le acerque, con tiempo podría llegar (José) Querejeta pero verán que las capacidades no son las que la política tiene en cuenta", indicó. Querejeta (Rumbo de Izquierda) ya no es diputado, dado que era suplente de Cristina Lustemberg, que asumió la titularidad de la banca hace un año. A la interna, la ministra reconoció que sus apreciaciones podían generar polémica: "Les quedará claro que tengo buen lomo", dijo.

El País se comunicó con la ministra para conocer más de algunas de sus opiniones vertidas en el grupo de WhatsApp, pero esta prefirió no comentar nada respecto a los contenidos. "No sabía que El País leía el "Comité virtual" del Frente Amplio. No voy a dar ninguna opinión sobre las cosas personales", afirmó la ministra.

Muñoz dijo que escribiría en el grupo acerca de la filtración de su mensaje. Una hora después, la ministra cumplió con lo declarado: "Para los que decían que no escribo vean que me acaba de llamar una periodista de El País por lo que escribí aquí, así que no me leerán más. Los quiero a todas. Bss". Ese fue su último comentario. Ayer abandonó el grupo.

"Neopentecostales, plaga que aumenta"

Más que la edad que tienen los dirigentes políticos que ocupan cargos públicos, la ministra de Educación María Julia Muñoz dijo estar preocupada por los "neopentecostales". "Sector, para no decir plaga que aumenta, y si me preocupa es porque no sabemos crear una utopía de hombre nuevo en siglo XXI y nos pisan los talones", advirtió la ministra sobre el avance de los evangélicos a nivel político. Aunque dijo que "sin duda" los frenteamplistas más jóvenes sabrán entrar a barrios, entre los que nombró a Casavalle.

La ministra no es la única dirigente dentro del Frente Amplio preocupada por el avance de los evangélicos a nivel político en los últimos años. El Partido Nacional por ejemplo cuenta con el diputado y pastor de la Iglesia Misión Vida Álvaro Dastugue, quien apoya a la precandidata nacionalista Verónica Alonso. A nivel parlamentario se investiga una posible vinculación de la Iglesia Misión Vida y de la ONG Beraca (para atención de los adictos) con el financiamiento de la campaña de la senadora. Otros países como Brasil tienen bancadas evangélicas, incluso el presidente electo Jair Bolsonaro recibió el respaldo de grupos religiosos que terminaron siendo determinantes en su victoria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)