CRÍTICAS

"Llegan tarde", "mucha soberbia" y "poco serio": reacciones del FA a nuevas medidas

Varios dirigentes frenteamplistas se mostraron críticos tras los anuncios realizados por el presidente Luis Lacalle Pou, dirigidos a disminuir el avance del coronavirus en el país.

Óscar Andrade, precandidato por el Frente Amplio. Foto: Marcelo Bonjour.
Óscar Andrade. Foto: Marcelo Bonjour | archivo El País.

Dirigentes del Frente Amplio se mostraron críticos tras el anuncio de las nuevas medidas que buscan controlar los casos de coronavirus y evitar la saturación de camas en las salas de cuidados intensivos, que fue realizado por el presidente Luis Lacalle Pou durante una conferencia de prensa.

Oscar Andrade, senador del partido y coordinador de bancada, consideró que "se perdió la posibilidad de convocar a un acuerdo nacional" con "trabajadores, empresarios, científicos al personal de salud y a todos los partidos".

"Cuesta entender cómo ante una situación infinitamente más grave que hace un año las medidas son mucho más tenues. Mucha soberbia", consideró a través de su cuenta de Twitter.

A esta crítica respondió la diputada colorada María Eugenia Rosselló y expresó: "Palos porque bogas y palos porque no bogas. Claro ejemplo de oposición actuando únicamente para la tribuna".

Por otra parte, el también senador frenteamplista, Alejandro "Pacha" Sánchez, respondió de forma irónica a las nuevas medidas y expresó: "Reaccionó el gobierno... Tarde, ¡pero reaccionó! Al final, se podía restringir más la movilidad, como se lo propusimos en enero. Ahora se puede ir al bar o al shopping, pero no a la escuela".

A su vez, el senador Mario Bergara, opinó que los reclamos realizados al gobierno por parte de los científicos, de las organizaciones sociales y de dirigentes tanto del oficialismo como de la oposición para reducir la movilidad, lograron "sacudir un poco su ortodoxia".

"De todas maneras, no podemos catalogarlas de suficientes ante el actual panorama de recrudecimiento de la pandemia. Llegan con retraso. Mucho más insuficientes siguen siendo las medidas paliativas de los impactos económicos y sociales", consideró.

Bergara hizo referencia además a la reinstalación del "tributo COVID-19",  un impuesto para todos los trabajadores públicos que perciben salarios nominales mayores a los $ 120.000. "Se vuelve a apelar al impuesto sobre los salarios más altos de la administración pública y sobre el sistema político. No lo vemos mal. Al igual que el año pasado, sigue faltando el aporte de los ingresos altos del sector privado y de quienes disponen de mayor riqueza", dijo el senador al respecto.

El intendente de Canelones, Yamandú Orsi, también habló respecto a las nuevas medidas, al ser consultado durante una entrevista en Informativo Sarandí. "Es buena cosa que el gobierno haya accedido a los reclamos o las solicitudes o las sugerencias", expresó.

"Capaz que se podía haber hecho algo más, pero tampoco podemos quedarnos con el capaz. Yo creo que hay que mirar para adelante ahora y todos juntos sacar esto adelante y achicar la movilidad", aseguró.

Por otra parte, Orsi también mencionó el "tributo covid" y dijo: "Me consta que hay ejecutivos de la actividad privada que estarían dispuestos a ser solidarios y a colaborar. Se decidió de nuevo que sean los salarios públicos, no se toca los salarios altos o altísimos de la actividad privada. A ver, ¿se podrían haber hecho otras cosas? Sin duda. Ahora, ¿esto que se resolvió ayer es mejor de lo que teníamos? También, no tengo dudas".

El secretario general del Partido Socialista, Gonzalo Civila, opinó que las medidas anunciadas son "imprescindibles aunque tardías y todavía insuficientes". 

"El Presidente es muy afecto a la falacia del hombre de paja. Otra vez elige caricaturizar a los que no piensan cómo él con un supuesto reclamo de cuarentena obligatoria en vez de reconocer errores y discutir honestamente con las propuestas que tantas veces realizamos y desechó", indicó. Además consideró que son "muy débiles" las medidas de protección social y "fuerte" que "se cierren centros educativos y no centros comerciales".

"Falta empatía en la comunicación y respuestas más concretas sobre situaciones que por estos días afectan cotidianamente a las y los ciudadanos", agregó.

Por su parte, el diputado Gerardo Núñez expresó: "Hoy estamos pagando la falta de previsión del gobierno, por ejemplo en lo tarde que llegaron las vacunas. Hay daños irreparables, el manejo de las perillas para delante y para atrás no permite devolver vidas ni recuperar lo perdido en educación o trabajo para miles de familias"

El también diputado frenteamplista Sebastián "Tati" Sabini hizo mención a la medida de suspender la presencialidad en todos los niveles de la educación hasta la culminación de la Semana de Turismo. "El año pasado propusimos extender el Plan Ceibal a toda la educación pública y con conectividad gratuita, no se nos escuchó, sobraron 100 millones de USD del Fondo Coronavirus. Ahora suspenden nuevamente la presencialidad y van a quedar colgados del pincel los que más necesitan", dijo Sabini.

"En este contexto se perdieron cargos docentes, se perdieron 20.000 horas de coordinación y 7.000 horas de docencia directa. No hay ninguna justificación pedagógica para este recorte. Más estudiantes por grupo y docentes saturados de trabajo. Es muy grave y triste", consideró.

La diputada por el MPP Lilián Galán consideró que hay una "confianza ciega en la 'solidaridad' del empresariado" y agregó: "Más impuestos a funcionarios públicos".

"Además: ¿qué va a pasar con la alimentación escolar? Sigue siendo poco serio", expresó.

El ex subsecretario de Economía (2015-2020) Pablo Ferreri consideró que aunque las medidas llegan tarde, "son bienvenidas". Por otra parte criticó que no se resolviera el cierre de algunas actividades comerciales y expresó: "Si se resuelve suspender la presencialidad en la educación, no se entiende q actividades comerciales no sean aún más restringidas (siguen abiertos hasta los Casinos)".

"Si se entiende que todos debemos aportar (cosa que comparto) el tributo transitorio deberían pagarlo también quienes están en el sector privado, y sobre todo debería ser acompañado por un impuesto transitorio a los activos y colocaciones de residentes uruguayos en el exterior", dijo y agregó: "Las ayudas a los sectores más necesitados siguen siendo absolutamente insuficientes, más en este contexto de necesarias restricciones a la movilidad".

En la noche de ayer el presidente anunció varias medidas que buscan contener el avance del virus, entre ellas: la suspensión de la presencialidad en todos los niveles de la educación, el cierre de clubes y gimnasios hasta el 12 de abril, el cierre de oficinas públicas, un subsidio por enfermedad para privados mayores de 65 años y la decisión de disolver las aglomeraciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados