Publicidad

Liberales por la Gente, el nuevo partido de cercanos a Edgardo Novick

Hace mucho ya que el Partido de la Gente se dividió en dos grandes agrupaciones: una del diputado Daniel Peña y otra de Pablo Paiva.

Compartir esta noticia
El Partido de la Gente nació en 2016 con el liderazgo de Edgardo Novick, que después decidió alejarse de la política
El Partido de la Gente nació en 2016 con el liderazgo de Edgardo Novick, que después decidió alejarse de la política.
Foto: Archivo El País

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.
En noviembre de 2016, Edgardo Novick comunicó con bombos y platillos el nacimiento de una nueva fuerza política. Tres años más tarde, tras poner su firma en el Compromiso por el País -de cara al balotaje de 2019-, decidió salir de la esfera pública y volcarse al 100% a su actividad privada.

Después, de a poco, el partido se deterioró. La interna se dividió, y hubo grandes disputas, incluida una denuncia ante la Corte Electoral. Ahora los allegados al empresario decidieron dar el portazo y crear un nuevo partido: Liberales por la Gente.

Hace mucho ya que el Partido de la Gente se dividió en dos grandes agrupaciones: una del diputado Daniel Peña y otra de Pablo Paiva -cercano a Novick. El legislador es quien, a pesar de no presidir el partido, concurre como representante a las reuniones con el presidente Luis Lacalle Pou. Lo hizo en varias oportunidades, como cuando los socios de la coalición acordaron realizar la reforma de la seguridad social.

Los liderados por Paiva ya comenzaron con la recolección de firmas. Necesitan presentar 1.350 rúbricas (0,5% del total de personas habilitadas para votar en la nacional) hasta 180 días antes de las elecciones internas. Aunque ya hay un logo y colores que identifican el nuevo partido, sus fundadores prefieren no darlos a conocer hasta no tener la aprobación de la Corte Electoral.

Se les presentaban dos opciones, indicó Paiva: “destrabar” los problemas a la interna -por las diferencias con Peña- y crear un sector nacional dentro del partido, o impulsar otra fuerza política. Después de meses de deliberación, decidieron ir por la segunda opción. Para ello, necesitan crear un directorio, el que aún no se cerró porque buscan que tenga representatividad de varios puntos del país. Al momento están en nueve departamentos más Montevideo.

Novick decidió no estar más en la actividad política, pero aún mantiene un vínculo con Paiva, quien ya le contó sobre la decisión de armar un nuevo partido. “Cada tanto nos escribimos” y “me deseó suerte” en este nuevo camino, contó el dirigente. Cuando le explicó el proyecto, al empresario “no le fue extraño” porque ya conocía su “forma de pensar, añadió a El País.

Paiva, a pesar de “ganar” en un congreso nacional que se realizó en noviembre de 2021, legalmente no llegó a ocupar el cargo de presidente del Partido de la Gente, porque la Corte Electoral declaró inválida esa instancia. Esa elección fue calificada de “trucha” desde la agrupación de Peña y fue impugnada.

dato

Denuncias en la corte del socio de la coalición

El Partido de la Gente, después de la elección interna en 2019 -donde Daniel Peña lideró la lista con más votos-, tomó la decisión de no hacer una convención de inmediato y extender 180 días la validez de la Mesa Ejecutiva Nacional provisoria, liderada por Edgardo Novick.

Corrió el tiempo y no se convocó a una convención nacional para la elección de las autoridades. Recién en noviembre de 2021, después de que venciera el plazo de 180 días, se llamó a las elecciones. Ese día, los presentes eligieron a Pablo Paiva como presidente, quien contó en su momento a El País que dio un paso adelante porque el empresario “no quería seguir”.

Ante la impugnación de los cercanos a Peña, quienes realizaron la convención presentaron un escrito ante la Corte Electoral. Pero la institución no aprobó esa elección porque no se cumplió con los estatutos. Por otra parte, en agosto de 2021, el sector de Peña realizó otra convención nacional, que tampoco tuvo el reconocimiento de la Corte.

Pensamiento

El partido que quieren crear es “netamente de derecha”, “de tipo liberal clásico”, indicó Paiva, quien aclaró que es la “derecha en el buen sentido”.

“Representa lo que es básico para un gobierno limitado: orden, justicia y libertad”; lo “contrario” a la izquierda, que es el “desorden, injusticia y opresión”, dijo. Y añadió que, para él, “no existe el centro”.

Presentarán, dijo, un “nuevo modelo” que consideran sin precedentes en Uruguay, ya que entienden que el país “no conoció ni de cerca el liberalismo”.

En ese sentido, proponen “transitar hacia un capitalismo maduro con propuestas que han hecho otros países en la década del 80 y 90, que hoy son prósperos y han salido adelante. Así sucedió en expaíses de la órbita soviética que formaron parte del Pacto de Varsovia y en otros en África”, comentó.

“Buscamos limitar el poder del Estado, tanto en funciones como poderes. Hacerlo bastante más chico, con recursos únicamente para mantenerlo. Y hacer una suerte de devolución para brindarle poderes a la gente y recursos en el bolsillo que es, en definitiva, brindarle mejores oportunidades”, explicó. “Realmente lo que queremos es salir de ese estatismo y transitar hacia un capitalismo maduro con un gobierno limitado en funciones y poderes”, añadió.

Paiva no habló aún de la creación de un nuevo partido con Peña. Y comentó: “El primero que no tuvo la intención de que se destrabara el partido o que pudiéramos encauzar la situación, fue él”.

El diputado Peña, en tanto, consultado por El País, sostuvo que no quería realizar declaraciones sobre este tema.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

premium

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad