REFORMA CONSTITUCIONAL

Larrañaga: “No me importa si ensobran; la reforma va a salir igual”

Larrañaga aseguró que “es un instrumento político del pueblo uruguayo”

Larrañaga se mostró seguro de la victoria del Partido Nacional. Foto: Marcelo Bonjour.
Larrañaga se mostró seguro de la victoria del Partido Nacional. Foto: Marcelo Bonjour.

Enfocado más en promover la campaña para la reforma constitucional que impulsa sobre la seguridad pública que en su candidatura al Senado, el líder de Alianza Nacional Jorge Larrañaga cerró el acto de lanzamiento de la campaña sobre seguridad “Vivir sin Miedo” anoche asegurando dos cosas: que no le “importa” que los líderes y candidatos políticos del resto de los partidos no ensobren la papeleta por el SÍ a la reforma constitucional, y que los blancos ganarán las elecciones.

Casi eufórico y flanqueado por sus principales dirigentes, Larrañaga hizo una encendida defensa del proyecto reformista, que es su gran apuesta.

En los últimos días, distintos voceros del gobierno, del Frente Amplio y también de distintas organizaciones sociales, tanto en persona como a través de las redes sociales, han salido a jugar fuertemente en contra de la reforma constitucional tratando de expandir el concepto de que “la reforma no es la forma” de combatir la inseguridad, sino apostando a las recetas implementadas por el ministerio del Interior. Pero las encuestas le dan un porcentaje de aprobación a la propuesta de Larrañaga.

Una de las opiniones más enfáticas fue la del candidato presidencial frenteamplista Daniel Martínez, quien aseguró en radio Uruguay que, de ser presidente y de haberse aprobado la reforma constitucional, no pondría a los militares en la calle.

El senador nacionalista se ha echado al hombro toda la responsabilidad política por la reforma, porque si bien los sectores que apoyan a Luis Lacalle Pou han dicho que ensobrarán la papeleta por el SÍ, nadie habla de ello en la campaña.

En el acto del Ateneo ayer a Larrañaga se lo veía feliz por la reforma. Los datos que le llegan son favorables a la aprobación de la misma el próximo 27 de octubre. Sin embargo, sigue machacando. “Hace no mucho tiempo, vivíamos en paz. Teníamos problemas, sí. Pero sabíamos que había cosas que en Uruguay no pasaban. Teníamos tranquilidad. Éramos una sociedad con calidad en la convivencia. Había buena vecindad”, reflexionó Larrañaga.

El legislador siguió señalando que “un día todo comenzó a cambiar, que empezamos a trancar las puertas de nuestras casas, a poner rejas, a poner alarma y un día a poner cámaras” y que “un día ya nada fue suficiente” porque de repente “habíamos perdido la libertad”.

“No importa cuándo empezamos a dejar de ser un poco nosotros para empezar a parecernos a lo que temíamos. Lo que importa es el día que vamos a decir basta. Estamos cansados de que el miedo nos haya quitado la libertad”, agregó.

Basta.

Larrañaga aseguró que la gente estaba “cansada de que el Estado no protegiera a los honestos”, lo cual lo llevó a recolectar firmas para plebiscitar la reforma constitucional. “Nos decían que no podíamos. Y lo hicimos. Logramos el plebiscito. Y lograremos que haya reforma”, confió.

“El 27 de octubre le decimos basta a la delincuencia, basta al declive en el espíritu de convivencia”, dijo el candidato al Senado, y añadió que “con la reforma le empezamos a ganar al miedo”.

Luego en su mensaje le respondió a los voceros del Frente Amplio. “Nos acusan de agitar el miedo. No señores! El miedo lo genera la delincuencia. Nosotros, ni generamos el miedo ni somos socios del miedo”, dijo Larrañaga.

También aseguró que el gobierno “no combate” a la delincuencia y que es “socio del miedo”. “Desde el Frente dicen que los blancos si ganamos, quitaremos derechos. Aquí el único peligroso para los derechos es el Frente, que les ha quitado a los uruguayos el derecho a la seguridad, el derecho a vivir sin miedo”.

Larrañaga afirmó que la reforma “no es solamente un instrumento jurídico”, sino “un instrumento político del pueblo uruguayo diciendo que quiere orden”.

Fuertes críticas tanto a la UdelaR como a la Institución de DD.HH.

Para el senador nacionalista Jorge Larrañaga, tanto la Universidad de la República como la Institución Nacional de Derechos Humanos (Inddhh), con sus pronunciamientos oficiales en contra de la reforma constitucional se han convertido en “amanuenses del partido de gobierno” que “se llenan la boca hablando de defender los derechos humanos que después no protegen”.

Sostuvo en el acto de anoche que “como el presidente del Frente Amplio Javier Miranda no quiso debatir sobre la reforma, salieron esos organismos”.

Con 17 votos en 19, el Consejo Directivo Central de la UdelaR manifestó anoche su rechazo a la reforma “Vivir sin Miedo”. Tras el estudio de una comisión especializada, los representantes de los diferentes órdenes entendieron que “la Universidad hace lo que la tradición y la ley le demandan: contribuir a la comprensión de los asuntos de interés general” y, por tanto, se pronunciaron sobre el plebiscito.

En tanto la Inddhh anoche volvió a pronunciarse en contra de la iniciativa de Larrañaga sosteniendo que la reforma constitucional significaría una regresión en materia de defensa y protección de los derechos humanos en Uruguay.

Según cifra, un 56% le daría su voto a la reforma

Una encuesta de Cifra divulgada hace algo más de una semana en Telemundo muestra que, si la elección fuera ahora, más de la mitad de los votantes apoyaría el plebiscito “Vivir sin miedo”, la propuesta de reforma constitucional impulsada por el senador nacionalista Jorge Larrañaga, que propone medidas en materia de seguridad. La encuesta de la empresa Cifra dice que el 56% está a favor, el 26% en contra y el 16% no opina. Esto muestra un avance del voto por la propuesta de Larrañaga desde el registro previo: en la encuesta divulgada en agosto el 45% estaba a favor, el 37% en contra y el 18% no opinaba sobre el plebiscito.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)