LA CARRERA CON LA VACUNA

Lacalle Pou se aferra a la aprobación popular ante el ataque opositor

El presidente y su equipo confían “plenamente" en el plan de vacunación para que en un par de semanas se reencauce y frene la escalada de contagios de COVID-19.

Las autoridades del gobierno confían en que los casos positivos bajarán con las medidas ya tomadas y la vacunación. Foto: Marcelo Bonjour
Las autoridades del gobierno confían en que los casos positivos bajarán con las medidas ya tomadas y la vacunación. Foto: Marcelo Bonjour

"No, no estamos conformes. Obviamente que no”. Esa fue la respuesta que el presidente Luis Lacalle Pou dio el miércoles en conferencia de prensa cuando se lo consultó sobre si estaba satisfecho con la disminución de la movilidad tras las últimas medidas que había tomado. Los números de contagios, la ocupación de camas de CTI y la cantidad de fallecidos por el COVID-19 crecen a pasos largos. Y las estimaciones de las autoridades dicen que esta situación seguirá siendo la misma, al menos un tiempo más.

Sin embargo, sí hay algo con lo que Lacalle Pou está conforme, y es con la estrategia que su gobierno ha planteado. Incluso en momentos en los que su administración ha estado recibiendo una catarata de críticas desde el Frente Amplio, que le exige que adopte más medidas y que “tome las riendas” de la gestión de la pandemia, el mandatario está seguro de que el camino que ha tomado es el mejor.

El presidente y su equipo confían “plenamente” -esa es la palabra que emplearon dos de sus asesores al ser consultados por El País- en el plan de vacunación para que en un par de semanas se reencauce y frene la escalada de contagios. Además, el mandatario sabe que las críticas a su gestión son parte del “juego político”. Y confía en que en el corto plazo la veloz estrategia de vacunación dará resultados y ahí las aguas amainarán, como lo hicieron una vez que empezaron a llegar las vacunas al país. “Así pasó semanas atrás, ¿te acordás?”, comentó a El País una fuente del gobierno, que entiende que es tiempo de “bajar tensiones” y confiar. Para el Poder Ejecutivo, dicen, “el enemigo” es la pandemia y no la oposición política.

Pero los números de los reportes diarios de la pandemia y los de la cantidad de vacunados no son los únicos en los que se detiene el gobierno para analizar la situación. Es que revisan a diario reportes detallados sobre la percepción de la gente. “El griterío de Twitter al que ustedes (la prensa) le dan mucha importancia, y está bien, no es lo que pasa en la gente. Es verdad que hay muchos que quieren más medidas severas de cierre. Pero hay otros tantos que nos piden por favor que abran los gimnasios, y vuelvan otras actividades”, comentó una fuente cercana al presidente.

Su análisis va directo a lo que le están reportando al gobierno algunas consultoras privadas sobre la visión de la ciudadanía en cuanto a su gestión. Incluso, dicen, las últimas encuestas de opinión pública que recibieron las autoridades del Ejecutivo -y no han sido publicadas- les presentan un escenario más satisfactorio del que esperaban.

El día de la conferencia de prensa el mandatario había manejado desde temprano los números de la última encuesta de la consultora Equipos. El 58% de la población aprueba su trabajo, cuando en febrero era el 54%. Quienes desaprueban la gestión de Lacalle Pou se mantienen en 24% y los que tienen una opinión neutra son el 17%.

A cartas vistas.

El presidente Lacalle Pou salió a escena el miércoles a la noche luego de mirar todos los números, y recibir el asesoramiento técnico, científico y político. Pero también luego de escuchar una por una de las críticas y solicitudes que llegaban desde el Frente Amplio.

Desde el pedido de cierre de la frontera con Brasil, del intendente canario Yamandú Orsi, hasta el exhorto de las camionetas escolares por un auxilio para no caer en la quiebra. De hecho, antes de la conferencia les pidió a sus colaboradores que hicieran subir a tres de los manifestantes que se reunieron frente a la Torre Ejecutiva para recibirlos en el piso 11 y conversar. “En momentos así hay que atenderlos”, comentó el presidente, y les prometió a los que protestaban alguna medida de apoyo la semana próxima.

Luis Lacalle Pou en conferencia de prensa por la pandemia del coronavirus. Foto: Marcelo Bonjour
Luis Lacalle Pou en conferencia de prensa por la pandemia del coronavirus. Foto: Marcelo Bonjour

En cuanto al planteo de Orsi, tanto el intendente de Rivera, como el ministro de Defensa, Javier García, respondieron que eso era impracticable por la frontera “seca” que existe en ese departamento. Pero Lacalle Pou también optó por responderle en la conferencia, aunque sin nombrar directamente a una de las figuras del Frente con aspiraciones a la presidencia. “He escuchado algún planteo de cerrar las fronteras con el Brasil. Es no conocer el país y no conocer la vida diaria de las personas. Lo que hicimos hasta el momento fue retroceder la defensa, y tratar de hacer un círculo sanitario que obviamente es permeable porque hay gente que tiene que movilizarse. Por suerte Rivera hoy es uno de los departamentos con más vacunación del país, con más porcentaje”, insistió el presidente.

Ahora el gobierno trabaja en estructurar un nuevo paquete de medidas económicas que será anunciado la semana próxima. Esta es la preocupación central de la población según la última encuesta de Cifra divulgada ayer por Canal 12. El 38% considera que el principal problema es la economía y el 37% que es la salud. Incluso al analizar los resultados discriminados por inclinación ideológica, los votantes de la coalición tienden a estar más preocupados por la salud y los del Frente Amplio por la economía.

La ironía de Graciela Bianchi

Respete su investidura; el FA es la principal fuerza política”, le dijo el presidente de la coalición de izquierda, Javier Miranda, a Lacalle Pou. Quien salió a responderle fue la senadora blanca Graciela Bianchi: “Respetamos nacional e internacionalmente la investidura presidencial”, escribió y compartió fotos de José Mujica en sandalias y Tabaré Vázquez discutiendo con un colono.

“Los libros no muerden, lean que no tienen dientes”, dijo Larrañaga
Jorge Larrañaga, ministro del Interior. Foto: Leonardo Mainé

El ministro del Interior, Jorge Larrañaga, salió al cruce del Frente Amplio al entender que los planteos de la oposición son impracticables. “Cuando piden ‘toque de queda’, piden medidas prontas de seguridad. Ellas permiten suspender garantías constitucionales y arrestar personas aun sin que hayan cometido delitos. ¿Eso piden? ¡Por favor! Dejen trabajar al gobierno. No insistan con perfilismos inaplicables”, escribió en su cuenta de Twitter. Al ser consultado por El País sobre su comentario, el jerarca agregó que la actitud de la oposición en medio de la pandemia, no colabora.

“Lean los libros que no muerden, lean que no tienen dientes. Tienen que leer para darse cuenta que lo que piden tiene consecuencias muy fuertes en cuanto a la suspensión de las libertades”, comentó. Larrañaga también criticó -aunque sin nombrarlo- al intendente de Canelones, Yamandú Orsi. “Otra medida que escuche de otro referente del FA fue que el personal de la salud participe en los procedimientos. Eso es inaplicable. ¿Con el extraordinario esfuerzo que hacen, ¿van a salir con la Policía a las 5 de la mañana a pedirle a la gente que no se aglomeren?”, preguntó Larrañaga.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados